En tus manos…

image

A veces podemos  pensar,
que escapa de  nuestras manos
El amar con intensidad
Con locura, con pasión
Porque somos sólo humanos.

Y aunque parezca verdad,
Puede que no lo sea tanto
Porque hay intensidad,
Pasión, fuerza al amar
En la vida de unos cuantos.

Y yo me cuento entre ellos,
Entre esos que aún sienten
Qué se les eriza la piel,
Qué lloran, que desean
Con todo lo que son, intensamente.

¿Qué harías si está en tus manos?
Si pudieras manejarlo
Sentirías o huirías,
Lejos para no buscarlo
A ese amor que sin quererlo
Se ha derramado en tus brazos.

Qué harías si está en tus manos?
El que ames sin dudarlo…

¿Yo? Hace tiempo que llegué
A la palma de tu mano
Si me dejaras caer
Tú verías mis pedazos
Dolor hasta enloquecer
Fuera de ti, de tus manos.

Abre tus manos y observa…
Cuéntame ¿que has encontrado?
Y que vas a hacer con eso
Con el sentimiento dado
Con el amor que te envió
Por aquí y por todos lados.

¿Qué harías si descubrieras que me tienes en tus manos?

PD:
En las mías yo te quiero…
Aunque sólo fuera un rato
Te acariciaría largo,
Eterno, inmenso,
Y nada habría de importarnos
Te amaría sin pensarlo,
Si estuvieras en mis manos. ♥

La luz de un corazón roto

image

Aún cuando el corazón esté maltratado,
Tendrá siempre luz, por haber amado.

Los pedazos, las cenizas, y aún las cicatrices
Pueden pasar como ante la luz, pasan las nubes grises.

Lo que en un momento puede hacernos pedazos
Al dejar pasar la luz, puede alumbrar nuestros pasos.

Como luz son esos seres que a nuestra alma tocan
Esos que son como tu, que me inundadas gota a gota.

Yo soy ese corazón, tú la luz que lo atraviesa
Tú llegada me hizo bien, ha alejado mi tristeza.

Todo o corazón tiene, en del un rato de luz
Qué va pintando alegría, donde sólo había una cruz.

Como un gran rayo apareces y ya no pude ignorarte
Eres luz, eres poesía, eres letra, eres arte.

Tú mi luz…

Noviembre, que también tiene lecciones en sus atardeceres

Los atardeceres de es este Noviembre, también son dignos de reseñar, por el espectáculo que implica la belleza de cada uno, y junto con ellos sus lecciones.

Hace unos días, o mejor dicho hace unas tardes estaba este atardecer en mi ventana y dije: ¡wow! Pero no le paré. Me creí por un momento dueña de la rutina y pretendía meter en esa misma “caja” el espectáculo de ese atardecer.  Así mismo, solemos hacer con nuestra vida; la vemos como en un espejo y la tomamos como algo sin ningún sentido especial, un simple contar de días, que forma parte de nuestra “caja” de la rutina.

image

En esos mismos días, en varias oportunidades y por diferentes medios, me encontré con estas palabras (la foto puede que no haya quedado bien, porque la hice andando por la calle). Y en cada una de las primeras siete veces que las ví, las leí, pero al igual que con el atardecer, me hice un poco la Loca, aunque la foto la tomé la primera vez que me las topé. La vez número 8 que las ví, por esta misma vía por cierto, tuve que decir: EPA! Eso como que realmente es contigo.

image

“Esta es tu vida” lo mismo que me dijo el atardecer… Vístete con tu pasión, no la incluyas en la “caja” de lo que pasa desapercibido por ser simplemente normal… Porque definitivamente no lo es.

A veces queremos llamar vida al sólo hecho de respirar y de ir de un lado a otro, o en el peor de los casos a andar llenando las expectativas de la normalidad o lo cotidiano de otros… Y definitivamente eso no es vivir. Eso es simplemente ir tras el intento suicida de estar a la altura del estándar de otro, que en necesariamente no tiene porqué ser la medida exacta de quienes somos nosotros mismos.

Los atardeceres han seguido hermosos, y la vida ha ido despertando ante mis ojos con nuevos matices; con la novedad del que ama, aún sin saber si habrá amor de vuelta, pero con los colores encendidos del que siente… Como este otro atardecer:

image

Y algunos dirán… ¿Cuál es la magia que ves, si es la misma toma muchas veces…? Esa es una de las lecciones que me dejan estos atardeceres de Noviembre:

Somos capaces de renovarnos y encontrar nuevos matices cada día, como estos atardeceres; en los que si nos ponemos a detallar, nunca, pero  nunca se repite el escenario de forma completa. Los colores no se mezclan iguales, el sol aunque es el mismo, en cada despedida es diferente y el mar aunque paciente, saca un sin fin de nuevos matices para ser parte de ese espectáculo mudo, pero que dice a gritos que cada día hay algo distinto y sobre todo extraordinario que podemos hacer o simplemente encontrar.

Un nuevo cuadro para pintar, un amor para expresar, una canción para bailar.

(Ahora aquí… Entre tu y yo…)

Igualmente pasa contigo… Algunos podrían preguntar, si eres el mismo y es el sentimiento mío el mismo de todos estos días ¿porqué seguirme maravillando? Y muchos podrán decirme que: ya lo he visto todo de ti, porque contigo quizás para ellos sea así… Pero no para mi.

Me renuevo como cada atardecer y mi amor se estrena para acercarme a tí… Y aunque a veces hallemos al sol en su esplendor y otras sólo lo gris se muestre… Tú como estos atardeceres eres un maravilloso espectáculo digno de agradecer y ser aprovechado por mi.

Esto es lo que Noviembre con sus atardeceres me ha dicho en estos días…

image

Las letras de amor…

image

Muchas letras abundan por todos lados,
Las que dicen “la verdad”,
Las que inspiran a seguír…
Las que hablan de bondad,
Letras y letras sin fin.

Pero las letras de amor… Qué me tú dices de ellas?
Se escriben para llenar,
Espacios,
Momentos..?
O para acabar las querellas?

Las letras de amor
Traen en si mismas, emoción
Son escritas con pasión
Y salen del corazón,
Tal vez sin mucho control.

No son escritas en cualquier parte
Porque escribirlas conlleva un arte.

Son palabras
Que se escriben con calma
Y se escriben en las páginas del alma.

Déjame escribir en ti,
Préstame tu alma ahora
Estaremos tu yo solos…
Al final , de una vez a solas.

Escribiré con cuidado,
No temas monte haré daño.

Son letras de amor hacia ti…
Que van saliendo de mi.