Diciembre y algunas lecciones de sus atardeceres

Aunque no lo había reseñado por aquí últimamente, continuo siendo observadora de los atardeceres… Son mi ventana favorita al mundo. Una vez alguien me preguntó con algo de sarcasmo en sus palabras: -¿Y qué, acaso vos estás presa?…  Porque siempre fotografías lo mismo.. Y en medio de su tono aburrido, sólo contesté: -Para quien sólo ve, es el mismo paisaje, es la misma escena… -Para quien observa y agradece cada detalle, es una maravilla, que aparte de embellecer el alma, me ayuda a reflexionar.

Es por eso que me gusta compartir lo que veo desde aquí (desde allá o de desde cualquier otro lugar, que la circunstancia me lo permita), y también comparto lo que puedo reflexionar mientras disfruto de observar… Así que vamos ya con la primera lección que estos atardeceres de Diciembre me han ido regalando a su paso por mi ventana.

1.-A veces todo está en calma y así debe ser por el tiempo que deba ser.  No siempre la emoción sube al ruedo, ni el corazón se agita a montones. A veces simplemente debemos dejarnos llevar como un pájaro que decide flotar en medio de una inmensidad que lo sobrepasa.

image

2.- A veces luego de una tarde gris, aparecen los colores. No era imaginable para mí, que luego de horas de cielo cerrado y completamente gris, y lo más increíble, sin descargar las nubes a través de la lluvia, simplemente algo pasó y el cielo se pintó. Cuando un problema nos consume tanto, pareciera imposible cualquier salida, sin embargo a veces ocurren cosas que ni las entendemos, ni nosotros mismos las propiciamos, pero termina despejándose el asunto o tomando otra perspectiva, es decir, cambia de color.

image

3.- Aún en la despedida, se puede brillar. Este sol, que no tiene que probar nada, porque todos sabemos quien es, aún así, no pierde tiempo en despedirse siempre a lo grande… Ahí están sus rayos, aunque está de despedida. Particularmente a mí, las despedidas no me gustan, pero ahora entiendo porque el sol lo hace así… Porque él no pierde ni la esperanza, ni la confianza de volver a aparecer nuevamente en mi ventana al siguiente día. Creo que voy a empezar a tener más esperanzas en volver a ver a quien quiero, para que la despedida me duela menos.

image

4.- Si hay presencia de luz, es porque hay oscuridad. Viendo este atardecer pensaba en que ante la refulgencia del astro rey, todo alrededor es simple oscuridad, se apaga, palidece.  Así también ocurre  cuando nuestros ojos alumbran sólo hacia una parte del total de nuestro paisaje, todo lo demás queda a oscuras y de todas maneras, para que una cosa sea expuesta, otra debe verse menos. Es el juego de subir mientras otro baja, ser de día aquí, mientras en otro lado llega la noche. Es como un equilibrio tácito que se da sin preguntarnos.

image

5.-A veces hasta el más sobrado necesita compañía. Díganme si no es genial la compañía de estas nubes al sol en esa tarde? Son como un marco perfecto para el despliegue de su belleza y hasta los edificios silenciosos y el mar que le espera mudo a que se sumerja en él,  le ayudan a que el espectáculo del atardecer  sea mayor. Así también ocurre en la vida; necesitamos del otro aún para resaltar lo que nosotros mismos sabemos que tenemos. Hay quien añade belleza especial a nuestra vida con su presencia, esa persona por quien podemos marcar claramente quienes éramos “antes” y  quienes somos “después” que ha estado presente en nuestras vidas.

image

6.- No estamos en capacidad de verlo todo, tal cual es.
Hay cosas que en nuestro camino nos enceguecen, impidiendo que podamos ver con objetividad el resto. Y eso lo digo porque en esta misma fotografía, lo que mis ojos captaron no es igual a lo que la cámara logró registrar. Del mismo modo a veces, no tenemos todos los elementos a nuestra disposición para completar una opinión o un juicio y es bueno tenerlo presente, antes de errar en lo que podamos decir o hacer.

image

7.- Una ventana siempre se puede abrir. Es increíble poder observar como en medio de una revolución de grises y amenazas de lluvia y sobre todo ante un sol que se rindió, porque ya cumplió su cometido de se día, pueda abrirse una ventana de luz, cuando ya la hora no es de eso, de luz, sino más bien de penumbra.  Y entonces pensé, aunque las cosas a veces realmente se complican y parece que vamos a colapsar, existe una ventanita que podemos abrir. Aparece alguien con una sonrisa que nos cambia el día, recibimos un “Hola” que nos sugiere que no hemos sido olvidado o uno de esos “Te Quiero” que eran imposibles en nuestro escenario, pero como algo mágico o providencial lo recibimos…¿Y que nos queda decir? Sólo: ¡Wow! ¡Como disfruto esa ventana!

image

8.- También en la mayor hora de luz, lo gris puede aparecer y ambos pueden permanecer. Este fue el atardecer de ayer. La tarde estuvo completamente radiante, pero cuando el atardecer hizo su aparición, de pronto, en apenas minutos las nubes comenzaron a avanzar como queriéndose imponer. El sol no se dejó, las nubes tampoco; ambos compartieron el escenario en una muestra de profunda tolerancia. Al final no llovió, y el sol se marchó sin tener que librar una batalla encarnizada.  Cuando estamos en la cima de la felicidad (cosa que creo nunca he tocado) no estamos exentos de que algo ocurra, y poder lidiar con eso nos hará disfrutar de lo que tenemos y de lo que nos hemos librado por no tener. En un cielo inmenso hay lluvia y Sol al mismo tiempo y todo ocurre sin que se deba sacrificar al otro; igualmente podríamos hacer ante esas circunstancias que empañan de alguna manera nuestro mundo, simplemente recordemos que la vida es suficientemente ancha para poder estar sin incomodar a otros y sobre todo sin dejarnos incomodar tanto por ellos. Sepamos asumir lo que venga, sin que eso sea un cataclismo interior.

image

Fueron largas estas lecciones, pero es que han sido unos cuantos atardeceres de Diciembre que ya he visto pasar y me han dejado mucho para pensar.

AC✴©

Anuncios

6 comentarios en “Diciembre y algunas lecciones de sus atardeceres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s