D e p r e s i ó n… ▪

Para algunos palabra prohibida, para otros situación de todos los días.

He estado pensando algo sobre esto de la depresión y es que tiene tantas implicaciones que no quiero dejarlo solo ahí, en el rincón de mi cabeza.

Se que algunos pensaran ¿que hago escribiendo sobre esto? pero en honor a quien se siente mal, y porque creo que de alguna manera yo también he estado ahí, me tomo un tiempo en el camino y converso sobre “esa” la que todos ven mal, pero que en algún momento muestra su rostro en nuestra puerta. Unos dirán que es mas divertido y atrayente para ser leído y “seguido” hablar de días felices, sonrisas y solo estar bien (todo el tiempo); sin embargo hay gente que la pasa mal, que tienen ganas de no tener más ganas y que se sienten excluidos cuando simplemente se dice que somos felices y que por tanto todos “deben serlo”.  Por otro lado y como dije en mi primera entrada de este blog,  mi fin a través de lo que expreso no es buscar seguidores furtivos,  sino compartir lo que de no ser expresado, simplemente no me deja andar tranquila.

No pretendo hacer un diagnóstico psicológico ni mucho menos sobre este estado,  eso se lo dejo a los profesionales que si saben del tema; yo solo voy a dar algunas pinceladas de lo que se siente y quizás de lo necesario que es una compañía cuando esto ocurre.

En el transcurso de la vida, escuchamos posiciones extremas sobre la ✳felicidad y también la depresión✳.  Hay quienes dicen que nacimos para ser felices y otros pasan radicalmente a  lo contrario. Lo cierto es que el camino está lleno de todas estas emociones y los absolutos no tienen mucha cabida en cuanto a los estados de ánimo,  emociones y otra cantidad de sensaciones que se asocian a la “depre“.

Desde que nacemos lloramos, por alguna razón u otra el mundo nos confronta. Luego empezamos a balbucear y escogemos el llanto y alguna que otra pataleta, con el fin de hacernos entender hasta que en algún momento nos llega el día en que una palabra inaugura nuestra mente y terminamos soltándola por nuestra pequeña boca, siendo motivo de fiesta para los que nos ven. Lo cierto es, que en la medida que avanzamos en días contados, aprendemos a caminar y correr, lo que implica caídas, moretones y dolores; y por supuesto llanto.

Y puedes estar pensando que ¿hasta cuando hablo de llanto..? y quiero recordarte entonces el título de esta entrega. Ese es el punto que deseo desarrollar en este momento, la depresión.

Llegamos a la edad del primer amor, y mientras mariposas (aunque no se como asocian a las mariposas con eso que sentimos) y otras cosas revolotean en nuestro interior, también el dolor se hace presente, quizás, porque no nos quieren igual o porque tuvimos la suerte de que alguien nos rompiera el corazón, así, sin avisar. Nos hacemos “grandes” y con ello los dolores también crecen.

Para muchos el paso por la universidad cuesta sangre sudor y lágrimas, conoces a la persona de tu vida y decides hacer una familia… pocos llegan a esto, sin que unas lágrimas estén de por medio, sin que un dolor te visitara o un despecho de esos que desgarran el alma te hicieran vivir “a cuadritos” unos días o temporadas que se prolongaron ya no se sabe cuanto. Y sí, se que llorar no significa que estemos deprimidos. Al menos sólo llorar no lo implica; sin embargo muchos pasan ese límite con recurrencia y hasta se vuelve inadvertido.

Para ser más concreta y siguiendo lo que la RAE llama depresión tenemos:

DEPRESIÓN ( acepción psicológica – psiquiátrica)

Síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos.

Eso realmente es serio, la vida se escapa sin poder hacer nada. Los días se vuelven un continuo gris que traga cualquier esperanza de que salga el sol. Ante uno de esos episodios importantes y difíciles en nuestro caminar, debemos estar conscientes de varias cosas:

Solo, nos será más difícil salir de allí. La “Depre” nos invita a estar solos, a alejarnos del mundo, de la luz y la sonrisa, a cambio nos encierra en el dolor repitiendo una y mil veces como una película de terror, todo aquello que nos ha hecho daño (en lo cual nosotros tuvimos participación).

Muchos han estado allí, y han podido salir. Así que no permitas que la etiqueta de “deprimido cuelgue para siempre sobre tu cabeza. Si es tiempo de llorar y sufrir, ese es el tiempo… Simplemente hay que asumirlo y luego limpiarse la cara y sobre todo el alma y seguir; ya que la vida no se detiene, porque nosotros nos empeñamos en estar parados.

Hay casos que ameritan atención médica. De acuerdo a lo que he podido entender hay casos de Depresión que deben ser medicados, porque en el organismo pasa algo a nivel orgánico, no sólo emocional. Reconocer que necesitamos ayuda, es una de las principales salidas que podemos encontrar a cualquier dificultad.

Los que sólo critican y se burlan, no ayudan… Debería existir una ley que estableciera que si las palabras no son para aportar algún beneficio no deban decirse y en consecuencia si son sólo para dañar y destruir, valdría la pena hasta recibir una multa por ello (creo también que todos tendríamos que pagar más de una).

No temamos decir que estamos deprimidos, porque conceptualmente hasta cuando las carreteras se hunden eso lo llamaba depresión; cuando un país atraviesa por una economía inestable, se llega a hablar de depresión financiera.  Nuestras percepciones distorsionadas o no, muchas veces  nos llevan a profundidades que parecieran ahogarnos y de las cuales pareciera no poder salir, entonces llega la depresión.

En fin, a los que están atravesando por eso que llaman “Depresión” sólo quiero decirles que eso tiene solución. Pega un grito, llama a alguien, escribe un blog y da tu voz de alarma… No te quedes batallando sólo(a) en esa lucha encarnizada, necesitas que alguien esté contigo.  Si de algo te sirve… Aquí estoy.

Un abrazo grande para ti que sufres y que sientes  que la oportunidad ya pasó…

El sufrimiento aunque nos duela, puede dejarnos grandes aprendizajes y quizás la oportunidad que pasó, nunca más vuelva, pero habrá otras quizás mejores o al menos diferentes.

No puedo dar recetas que curen  o hagan salir de esa “depre” y no es mi intención; ya que creo que cada situación en cada individuo es totalmente diferente, pero a continuación solo te doy de lo que tengo, de lo que soy…. Unas letras que alguna vez escribí pensando en gente como tú (y como yo) que alguna vez le ha tocado ver la depresión llegar…

image

14 comentarios en “D e p r e s i ó n… ▪

  1. Si solo hablamos de lo bonito que es la vida, los días claros y el calor del sol ¿Que hacemos con los días grises, los nublados y los días de lluvia?
    La depresión es una enfermedad que la padecen muchísima gente unos lo reconocen y a otros les avergüenza, yo le he padecido en un grado profundo debido a mi enfermedad ya que van asociadas ambas y aquí estoy, ahora estoy bien pero mañana quien sabe todo depende de una crisis severa o de cualquier otro motivo que me haga caer de nuevo en el agujero negro, pero volveré a salir como lo he echo con anterioridad. Mientras tanto disfrutaremos de los días de colores. Besos y feliz domingo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tal cual es querido Antonio. Ya ambos sabemos como se siente y a la enfermedad a que se asocia… pero tenemos eata oportunidad de eatar bien y ser felices leyendonos y compartiendo con otros.
      Me encanta la gente que como tu, es sensible a lo que digo. Y los otros también porque me hacen ver mis errores.

      Abrazo inmenso en domingo!

      Le gusta a 1 persona

    1. Si “Mar” es difícil ponerae en los zapatos de otro tambieb en este sentido. Por eso estas letras que compartí. Quedarse sólo y aislado en el nefro silencio de la soledad , nooooooo!
      Abrazos que acompañen! !!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Como dices, justamente estoy en un bajón. No he escrito, me han robado la ilusión y aunque me prometí tantas vece no volver a caer. No puedo hacer nada mas que seguir. Intentar ignorar. La depresión muchos dicen es por algo biológico. Pero creo que es un sentimiento que permitimos y también dejamos que pase al sentir un vacío. Lo lastimoso es que muchos cuando denotan a alguien deprimido corren sin remedio en sentido contrario. Como que ellos no lo estuvieran asì nunca. ¿Es contagiosa?

    Las letras le he dado mucha importancia tanto que cuando topo con estos seres que suelen importarme me siguen el juego aunque no lean entre lineas mas que formas extrañas de dudosa procedencia.

    Las letras suelen venirse al suelo y caer en un letargo, de incredulidad. Lo que mas valoro aparte de la palabra son las letras que puedo producir. Muchos dirán una idea, pero que es una idea sino un anhelo y un anhelo no es mas que un sentimiento nuestro que aflora con ansias en busca de libertad.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues el bajón existe.. Pero fíjate algo curioso… Aún estando allí, has podido escribir todo esto. Es como dices, no puedes hacer más nada que seguir…
      Aquí seguimos.
      Un gran abrazo!

      Le gusta a 1 persona

      1. créeme con escribir, no se si gano o me pierdo a mi mismo. cuando es algo sentimental las letras vuelan solas pero de repente no sabes si el sentido que le das corresponde a lo que sienten. me gusta mas escribir de cosas que no duelen tanto, o si duelen pero es mas físico y de superarte a ti mismo.

        Le gusta a 1 persona

      2. Entiendo lo que dices, queremos huir del dolor hasta en las letras… Pero a veces ese sentimiento que nos duele es el que permite que todo lo que somos sea expresado en palabras escritas. Me gusta también escribir para dar ánimo…
        Abrazo!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s