La suavidad del AMOR…

image

En medio de un mundo que convulsiona producto de sus desaciertos y pasiones mal manejadas o percibidas… El AMOR es lo que nos rescata de sus densas profundidades y con su suavidad toca nuestra alma.

No todo tiene que ser explosivo para causarnos una intensa sensación.

No sólo gritos y gemidos de placer expresan una pasión.

No siempre tenemos que ir vestido de armadura porque algo nos dolió.

El amor y su dulzura nos endulzan la vida, así… Sin mucho brinco y sobre salto… Con un ¡hola! diario, una caricia enviada al viento, unos labios que se abren aún cerrados.

Un suave roce, una leve sensación nos puede llenar el día, nos lleva a abrir la ventana del soñar, simplemente se nos ilumina la vida, y todo lo pequeño e insignificante llega a tener alegría y armonía.

Respira hoy profundo, siente su olor y presencia, aún en medio del caos que está allá afuera.

Dulce y suave sensación… La del AMOR.

Anuncios

La Felicidad salió a pasear…

image

(Para los que piensan que la Felicidad es para el que la tiene y nada más… Tenerla es compartirla; ya que así aumenta)

Felicidad… Esa era ella… Felicidad!

Despertó una mañana de esas que eran hermosas para ella. Cielo azul, pájaros cantando, buen sueño. Decidió que era el día que pasearía a ver como estaba todo en su reino (así llamaba ella al lugar donde vivía).

image

Se detuvo frente al armario y sacó su mejor vestido… El de muchos colores.  Suspiró al verse y comprobar lo bien que le quedaba, era imposible no admirarse con semejante atuendo. Tomo uno se sus sombreros preferidos, calzo sus pies con algo lindo y salió.  Ese día todos la verían, ¿quién podría no hacerlo?

image

Para su sorpresa, nadie la miro. Al rededor había una mezcla de silencio y letargo casi triste.  Las personas no sonreían y estaban tan apuradas por llegar a donde iban, que todos la “obviaron”.  😦

-¿He perdido mis atributos? Se preguntaba. -Antes todos anhelaban mi compañía, claro, y yo no me acercaba mucho…, se decía a si misma casi en tono de reproche.

image

Pasó la mano por su vestido y se fijó en sus colores, en lo bien que lucía y por un momento pensó:

– Mejor me quedo en mi lugar, donde todo está bien, bello y feliz, nada tengo que hacer aquí… Sin embargo eso no le  hacía sonreír.

Entonces también pensó:  -¡Algo tengo que hacer! ¿Sino para que me sirve ser quien soy?

Decidió quedarse y hacer que las cosas cambiarán.

Ya se había fijado  al alejarse se su casa, que el cielo estaba gris y sin muchas ganas de que su rostro mostrara otro semblante.

-Empecemos por verlo de otra manera, “Si yo soy quien digo ser, lo puedo hacer”, dijo mientras tocaba el azul de su vestido, y simplemente ese mismo color lo trasladó hacia el cielo.

image

Inmediatamente todo cambió, muchos miraron al cielo y sintieron que volvía a empezar el día, y que los rayos del sol se colaban por ahí. Había más energía, más impulso. Su vestido dejó de tener ese color, pero consideraba que valía la pena.

Así decidió hacer con cada situación.  Encontró amargura y de color rosa, la vistió con ternura. Entregó flores entre los que estaban peleados y se reconciliaron. También el rosa de su vestido fue quitado.

image

Vio que los parques y jardines estaban secos, como el alma de muchos, producto de incomprensiones y tomó el verde que traía consigo y lo coloreó. Todo empezó a germinar nuevamente. Las personas podían sentarse a conversar en la grama, bajo un árbol o en el jardín.  El verde desapareció de su vestido.

image

Continuó su paseo, donde había oscuridad regaló el blanco y el amarillo, y se encendieron los espacios. Ya no había golpes entre unos y otros;  ya que  podían caminar juntos sin tropezarse. Se disfrutaba más de cada lugar al ser observado con claridad. Perdió ese color también en sus ropas.

image

A los que no se atrevían a amar, los que estaban frustrados o pasando un desamor, los cubrió con el rojo vivo de una nueva pasión. Le costó altamente entregar este color, porque era de sus más preciados o favoritos, pero igual lo dió. El amor volvió a correr entre la gente. Habían enamorados por todos lados.  La besos no se hacían de rogar. Las manos agarradas en largos paseos evidenciaban la intención de demostrar que estaban juntos y por amor. Campañas sonaron, uniones de dieron, hijos nacieron. Las rosas más rojas se vieron, testigo del amor y la pasión.

image

Y así continuó el resto del día… Dejó caer el morado para darle vida a los frutos que habían palidecido al igual que el interés en mucha gente; el naranja lo ubicó en los caminos y en sus flores, tanto como en el impulso de los que ahí habitaban,  para recorrerlos; también dejó que hubiesen tonos oscuros, como del marrón y el negro, que sirvieran de marco a cada cosa linda que había por allí, recordando que las normas o reglas eran necesarias para que todo funcionase, sin tener que teñirlo todo de ellas.

Al final del día su ropa era transparente, estaba prácticamente desnuda ante los ojos de los demás, quienes no se escandalizaban de lo que veían; ya que para cada uno, ella simplemente representaba el color que les había devuelto las ganas de comenzar y seguir. Ella era una sensación, una percepción, un recordatorio de lo que cada uno tenía en su ser y podía hacer.

Ella llegó nuevamente a su casa… Y por primera vez había comprendido que a pesar de ser Felicidad, no había sido tan feliz como ese día, que su cansancio tenía el nombre de la alegría, porque había encontrado sentido en todo lo que tenía.  Se había quedado sin nada en ella, ningún color acompañaba su ropa, pero sus colores habían pintado todo a su paso. Entendió, que:

No sirve de nada pretender ser feliz a solas, sin que eso irradie, impacte y embellezca la vida de otros.

A partir del paseo de ese día.. La Felicidad es feliz (y en su armario día a día se renuevan como un milagro los vestidos de colores).

Feliz día para ti      🙂 ❇

Sacudiendo la tristeza…

image

Cuando estamos tristes todo se nubla.

Puede haber el sol más radiante fuera,
Pero dentro la oscuridad avanza y nos cubre.

La más recia sequía puede ser sentida,
Aún cuando estemos rodeados de agua por todos lados,
Cuando la tristeza se cuela y llena nuestra alma.

La soledad embarga y todo desaparece,
Las palabras de ánimo no son escuchadas
El abandono  es una constante que se experimenta.

Nuestra alma se seca,
Nuestros sueños se agrietan
No queda nada…
Cuando la tristeza nos embarga.

Si nos quedamos allí,
Será muy fácil morir…

✳✳✳✳✳✳✳✳

Si dejamos la tristeza todo puede cambiar

Por eso es necesario sacudirnos de ella
Para así comenzar a ver las estrellas,

La tristeza puedes llegar y sentarse a nuestro lado,
Pero no la dejemos estar por tiempo prolongado.

Digamos siendo corteses, se hace tarde debes irte
Y si no quisiera hacerlo, hacer como si no existe.

Dejemos que el agua fresca que corre por nuestro lado
Nos llene de su humedad, nos moje hasta empaparnos.

De dudas y de amarguras se encuentra la vida llena
Sacudamos nuestra vida, de la tristeza y las penas.

Vivamos hoy este día con ganas de continuar,
Sabiendo que no está perdida, la oportunidad de amar.

Así que mejor es sacudirnos y así poder seguir…

image

Primavera…

image

Nuestra vida es mucho más que una estación…

No tenemos que esperar a que otros digan cuándo podemos soñar, y mucho menos cuando realizaremos nuestros sueños.

Ninguna voz de invierno puede cubrir nuestra primavera.

El tiempo de hacerlo es simplemente hoy.

Florece y que los que se empeñan en vivir  en la sequía,
Se contagien de tu primavera…

Hoy toca…

image

Amaneció y toca empezar de nuevo…

El dolor de ayer, es de ayer (aunque lo sientas hoy)
▪La página está en blanco, comienza a llenarla.
▪Sacude el polvo o te dejará inmóvil como estatua.
▪Has llenado muchas páginas, pero la que espera por tí es la de hoy.
▪Tu historia comienza hoy, cuida que tus letras no sean de ayer.
▪Lo que pasó se denomina así, porque es pasado… No lo conviertas en tu presente, ni lo cargues al futuro.

Página nueva... Aprovéchala y disfruta la historia

, tu historia, la que toca.

Domingo… Deja salir las ganas!

image

(Para los que sienten ganas de “tirar la toalla” o sienten que se acabó el camino… Siempre hay un paso más por dar, y una nueva inspiración que llegará)

Generalmente nos preocupamos por los resultados que vamos a obtener en todo lo que estamos haciendo.  En la vida laboral, se obtienen beneficios por las metas alcanzadas o resultados logrados y eso ha condicionado de alguna manera hasta nuestros sentimientos y maneras de pensar, por tanto si no sale como yo quería, o no me dijo lo que yo esperaba, simplemente me desaliento y como decía yo de niña:  -“boto tierrita y no juego más“. No así, a lo largo de la vida podemos ir entendiendo que no siempre las cosas son de esa manera, y que no todo es blanco y negro, ni se acaba porque nosotros lo digamos. Puede haber, tarde o temprano un nuevo amanecer, unas nuevas ganas, un mejor deseo.

Espera que no tiene respuesta
Respuesta que impulsaría el ánimo
Ánimo necesario para empeñarnos en continuar
Continuar que depende más de nosotros que de los otros
Otros en los que se enciende o se apaga nuestro deseo
Deseo que a veces vendrá de manera  inesperada.

Aunque todos queremos ser respondidos y correspondidos (respuestas en las preguntas y correspondencia en los sentimientos) además de alcanzar, alcanzar una meta propuesta y avanzar hacia lo que queremos en el tiempo estimado; el que no ocurra no indica que nuestra vida se acabó, y ya nuestro fuego interno no arda nunca más.

Pretendemos a veces vivir de espalda a la sorpresa, a lo inesperado, al brillo y porque no decirlo, a unas ganas que se enciendan de pronto.  En lo estructurado de nuestra vida, quizás hemos concebido que todo ocurra en un orden y cuando no pasa así, nos perdemos y es casi imposible replantearnos el panorama nuevamente. El llamado de hoy es a no ser preso de tí mismo, no amordaces tus sentimientos, tus pensamientos, tus emociones. Date hoy permiso para tus “ganas” (y aunque hacer lo que nos dé la gana, no está bien visto, demos permiso a unas buenas ganas aunque sea por este día y por los que estimes necesarios).

Siente ganas de reiniciar.  Nuestra mente a veces necesita de un “reset” y aunque no podamos olvidarlo todo, si podemos sustituir un pensamiento por otro. Empieza a construir el espacio de tus ganas, de ser tu mismo(a), de gozar de la quietud en tí, dispuesta a ir llenándolo todo nuevamente.  No hay duda que nos podemos renovar. Deja afuera lo que no te hace bien. comienza la historia otra vez.

Siente ganas de reír.  Aunque parezca extraño, no necesitamos motivos enormes para hacerlo, si tu comienzas a reír con tu boca, pronto estarás sonriendo con tu mente, y la pasarás bien.  Lo más que puede pasarte, es que alguien te tilde de “loco”, pero al ver la cara que pone quien te lo dice, no tendrás más remedio que reírte y está vez con razón.

Siente ganas de abrazar.  Los abrazos producen muchas cosas… Entre ellas pudieras detonar en alguien un sentimiento por tí que se active a través de la cercanía de un abrazo.  Abraza, y observa la reacción en los que abrazas, será un registro interesante y hermoso al darte cuenta que a unos le salvarás la vida con eso, otros se sentirán incómodos por la falta de costumbre, y a otros les dejaras ” enganchado”  contigo, y todo eso será el comienzo de algo nuevo en la vida que ya tenías y que considerabas casi imposible de florecer.

Siente ganas de llorar.  No todo el llanto se asocia a momentos tristes, hay quienes tienen lágrimas en los momentos más emocionantes y hasta bajo gran excitación. Date el permiso de llorar por lo que te enternece, por lo que te hace vibrar, por ese recuerdo que te embarga, hasta por eso que también te hace rabiar, no te reprimas, sólo siente.  Esto servirá para experimentar que  algo se cierra  y comienza otra cosa.  Será como un cielo despejado luego de una tormenta.

Siente ganas de expresar
¿Te gusta escribir..? ¡Dale con todo!
¿Te gusta cantar? pues entonces hazlo sin pena;
¿no te habías atrevido a pintar? este es el momento,
¿hay un instrumento que quieres tocar? En la actualidad por youtube, consigues tutoriales de todo (es increíble);
¿Hay un “Te Amo” atragantado por ahí, sin haberlo dicho nunca por todos los argumentos que pesan en tu vida?  ¡Exprésalo! puede que no cambie nada porque lo digas… Pero ¿y si no es así, y…. hay un cambio..? No te lo pierdas, al menos te quedará la satisfacción de expresarlo.

Siente ganas de vivir.  La vida no consiste en sólo respirar y cubrir las necesidades  orgánicas básicas de nuestro ser… Vivir va un poco más allá... Consiste en darnos el permiso de sentirNo sirve de nada todo lo que nos rodea, si no tenemos un corazón que lo pueda apreciar y sobre todo que pueda sentir con ello.

Las ganas de amar te llevan a soñar
Las ganas de llegar te llevan a intentar
Las ganas de expresar te llevan a hablar
Las ganas de vivir te llevan a escribir y sonreír.

Todos estamos sujetos a las normas de la vida y a todo eso que  que por el bien social debemos hacer, pero hoy, tan sólo por hoy, dedica un tiempo a dejar salir tus ganas, y luego que hayas disfrutado de ese rico permiso, estarás renovado para continuar.  Esa sonrisa en los labios más de uno la envidiará y si alguno te pregunta a qué se debe esa, tu sonrisa…. Solo responde quelas ganas salieron a pasear”.

Pregunta para hoy Domingo
¿Te das el permiso de sentir, dejas a tus ganas salir?
¿♥?