No hay soledad… compañía en el camino

image

(Para los que piensan que compañía sólo se trata de presencia física… hay huellas profundas en el camino de nuestra alma, que alejan la soledad)

Si tu recuerdo me acompaña,
No camino en soledad.
Si tu estás en mi camino
Puedo llegar más allá.

Cada paso que avanzamos
Lleva en sí, una aventura
Quizás pocos lo comprendan
Y piensen que no hay cordura.

Pero el camino lo recorre
Quien empieza a ver el cielo
Y descubre en cada borde
Rastros de muchos “Te Quiero”

Ya no camino en soledad,
Aquí siento tu respiro,
Tus pasos son mi verdad
Y te llevo aquí conmigo.

Eres parte del camino,
Eres paso, eres huella
Eres también mi destino
Eres cielo, eres estrella.

Por eso a cada instante
Cuando empiezo a caminar
Siento el amor constante
Que me impulsa a continuar.

Ya no hay límite, seguimos
El camino nos espera
Y aunque encontramos espinos
Nada impide que te quiera.

Si el camino se hace largo
Lo disfrutaré contigo
Y si se acabara pronto
Estas palabras te digo…
No hay mejor camino que éste
El que estamos recorriendo,
Porque del este al oeste,
Amor estamos sintiendo.

Voy, sigo caminando
Y conmigo tu presencia
Voy, y camino cantando
Que eres parte de mi esencia.

Ya no hay soledad… voy contigo.♥

Mayo… y una lección de sus atardeceres. “Parecer” no es suficiente

Este mes de Mayo ha sido particular, puesto que se han esperado las lluvias con más ansias de lo acostumbrado. Pero la sequía, como el amor difícil y que se hace de rogar, ha impedido de algún modo que las tan esperadas gotas, nos terminen de empapar.  Claro está, hay zonas en las que si ha estado lloviendo, y es lo que presentido cada vez que me asomo y veo el cielo.

Mayo y sus atardeceres, de lujo, unos más que otros, pero todos de los que sacan suspiros… me ha hecho pensar o más bien recordar en unas lecciones que quizás merecen ser compartida; y es que:

No todo lo que pensamos que va a ocurrir, ¡ocurrirá!

Durante esa tarde en que el el cielo se mostraba así, pensé más de una vez:  “Va a llover” y sin embargo la tarde acabó y sólo dejó esa sugerencia en mi mente.  De gotas.. ¡nada!

image

Igualmente pasó en otro día. El sol parecía que cedía su presencia y se rendía ante las nubes que lo envolvian, la lluvia parecía ser la única salida para todo este cielo… pero una vez más no fue así.  La lluvia ni apareció, quizás ingratamente se fue a mojar otro suelo o simplemente, no era el tiempo de caer aquí; aunque parecía que sí.

Parecer no es suficiente…

image

Las nubes grises generalmente las hemos entendido como señal de tormenta, sin embargo a veces pueden ser señales de calma.

♦Porque siempre se haya hecho así, no implica que no pueda cambiarse.

No porque las circunstancias estén “dadas” es inminente que suceda lo que suponemos.
A veces el no querer participar de la fiesta, no implica que seamos tristes, sino que quizás sólo queramos estar a solas con lo que sentimos… en su quietud y esplendor.

♦El no hacer lo que otros hacen, no nos convierte en menos.

image

Me fui hasta la orilla del mar en una de estas tardes, a ver si entendía la tristeza de allá arriba... pero todo estaba tan en calma que más bien era como un momento de reposo, de quietud, en el que el sol solamente se dio el permiso de disfrutar otra cosa, el mar le reflejaba sin quejarse, las nubes seguían arropándolo todo, pero no se requería de algo más para ser de ese un atardecer de esos de ensueño. Todo siguió seco, pero aún así, bello.

La armonía no depende de la total aprobación del que solo mira, sino del estar en paz de quien participa

image

Otro de los atardeceres que Mayo me ha regalado, simplemente no quiso presumir nada. Simplemente dijo: “No hay esperanza de lluvia hoy” así que disfruta estos colores.  Y fascinada, así lo hice. Me quedé absorta en lo inmenso, queriendo correr y deslizarme a través de sus pinceladas rosadas en medio de un zul que se negaba a oscurecer.
A veces lo que no queremos escuchar o saber, es lo mejor que nos puede pasar.

image

Y al atardecer siguiente, las probabilidades se hicieron presente una vez más… hasta se dejaron escuchar algunos truenos y el sol no se vio más por un rato. Pero al final, se fue abriendo pasó, y la lluvia se alejó. Volvía a parecer que llovería, pero ni aún por los truenos, sucedió.

image

Volví al mar nuevamente y la sensación de tranquilidad, estuvo otra vez allí. Nada ocurre a destiempo… El cielo y la playa tienen su romance y él sabrá  cuando la toca a través de las gotas que él deje caer. Entonces ambos se fundirán en uno sólo y producto de eso volverán a subir las gotas hacia el cielo como parte de lo que ambos son.

♦Lo que ocurrirá, no será mejor porque se apure.

Cuanto sea el tiempo esperar, será bueno, si al fin ocurre lo que realmente se desea.

image

Al final, en estos atardeceres de Mayo, ha llovido estos dos últimos domingos, sin previo aviso. De pronto ocurre algo en el cielo, y aunque no lo parecía, el llanto en forma de lluvia se ha dejado ver, fuerte y corto a la vez.  Y todo brilla y reverdece de pronto, el aire se limpia y la sonrisa aparece, el cielo se despeja, el camino de abre… así de pronto…

Lo inesperado puede terminar siendo lo que marca nuestra vida.

Y este atardecer, el de ayer, me dejó pensando una vez más que:

♦Nuestros ojos simplemente captan lo que está en el horizonte, pero lo que hace que las cosas sucedan es algo que se percibe más bien con lo que somos, con nuestro corazón.

No porque hayan nubes grises y tengamos paraguas, llueve.
→No porque hayan compromisos y deberes, el amor está presente.

(En ambos casos hay probabilidades de que sí y que no)

No todo lo que parece es…

image

Volemos…

image

Cuando nos damos cuentas que tenemos alas, el cielo es nuestro anhelo.

Cuando descubrimos que las podemos extender, volar será lo que más queremos.

Cuando sabemos que podemos volar, ese cielo se hace nuestro.

•♥•♥•♥•♥•

A veces nuestra vida transcurre como en una jaula, la cual no nos molesta, porque nunca nos enteramos que teníamos alas.  Pero un día nos dimos cuenta de que ellas estaban ahí, se movían, nos agitaban. Una vez hecho el descubrimiento de que las tenemos, quizás todo se complica, los barrotes nos estorban, ya la canción no se canta y hasta el apetito falta… El cielo que antes veíamos como un cuadro abstracto, cobra vida y simplemente nos llama, nos atrae, porque le pertenecemos. Nuestras alas comienzan a agitarse aún sin poder dominarlo y pronto estaremos dándonos golpes con los barrotes internos.  Nos sentimos presos, sin aire, ya lo único que queremos es el cielo. Ya no sirve el material costoso de que está hecha la jaula, ni que tantos los cuidados que en ella recibimos, sólo esperamos salir, extender las alas, y conocer ese cielo, el prometido.

Para los que tienen alas, lo que importa es volar hacia su cielo.

Arriba..!

image

Dese arriba se puede tener una mejor perspectiva.

El estar inmersos en una situación, a veces nos abruma, nos limita nuestra capacidad de ver las cosas con la objetividad necesaria para encontrar la salida. 

Desde abajo  los problemas resultan piedras gigantes que no podremos saltar.

Desde arriba cada obstáculo es como una pequeña hormiga que podemos hasta pisar.

Elevarnos, no significa que obviamos la situación, sino más bien que preferimos evaluarla desde una mejor posición y hay cosas que no veremos simplemente hasta no estar arriba.

No temas  subir, porque eso te puede preparar para cuando te toque bajar.

Pausa…

image

(Para los que la vida con su agite los agobia… y para quien correr sólo les evita pensar en el dolor que les carcome; hacer una pausa es bueno, para sentir amor)

A veces hablamos de pausar, de hacer un alto y cuando nos decidimos a tomar ese respiro, una queja de cuela en nuestra mente y se arruina todo. Detenemos nuestra vida para quejarnos, para lamentamos y hasta para “autoflagelarnos” por esto, por aquello, por nada importante todo, y nos quedamos atascados. Nos empeñamos en recordar el desamor, el abandono o cualquier otra cosa que nos afectó.

Desechemos ese tipo de pausa, esa estación del camino, la cual sólo nos conduce a la parada del dolor y la auto conmiseración…

En su lugar hagamos una pausa, detengámonos  para sentir AMOR. ♥ Para reírnos recordando a alguien, bajemos del carro, salgamos del tráfico y marquemos el número de esa persona  que con solo escuchar su voz una sonrisa se dibuja en nuestro rostro, y quizás pase lo mismo en ella (experimentar el amor).

Enviemos un texto, con un ¡HOLA! De esos que sugieren “no dejo de pensar en tí“. Enviemos una carta, un email, un Whatsapp, no una cadena y hagamos que la otra persona se entere que la extrañamos.

Hagamos una pausa para sentir AMOR y luego continuaremos el camino con una sonrisa que ni la más oscura situación, nos la podrá arrebatar.

Las estrellas siempre brillan…

image

Aunque pase el tiempo y con ello todo… brilla.
Aunque escuches palabras de desaliento… brilla.
Aunque te digan que ya pasó tu tiempo… brilla.
Aunque no exista mañana, hoy… brilla.

★★★★★★★★

No somos lo que otros determinan,
Ni lo que las arrugas hayan marcado
Somos seres que como las estrellas, brillan
A pesar de que otros nos hayan maltratado.

Pasan las horas, los días, lo que llaman tiempo
Y muchos desisten, se quedan, no siguen
Olvidando que para eso que llaman sentimiento,
No hay tiempo, no hay hora, nada lo persigue.

Quien aprendió a brillar por lo que es, interno
No se opaca por arrugas o un cuerpo ya gastado,
Sabe que en su interior hay algo más Supremo
Que una belleza frágil, o un sexo apresurado.

Algún día las estrellas podrían apagarse
Como se apaga la vida en nosotros, los humanos
Pero hasta ese entonces seguirán sin cansarse,
Dando a todos el brillo que tengan en sus manos.

Lo que se es, lo somos a pesar de los otros
De esos que lo entienden o que no entienden nada,
Lo que se siente es tan fuerte que supera en nosotros
Y el poder silenciarlo no existe, sólo clama.

Inevitablemente las estrellas resplandecen
Aunque no hayan ojos que se interesen en verlas
Para quien no las ven, sólo desaparecen
Y para otros son joyas, como las finas perlas.

Brillemos y que el tiempo no logré consumirlo
Todo esto que sentimos, inmenso y hasta eterno
El amor no conoce de horas para vivirlo
El sabe de emociones y de hacerse más intenso.

Qué la luz resplandezca aunque el tiempo no pare…♥

Páginas del libro…

image

(Para los que piensan que escribir es algo ligero… escribes y dejas huellas en el alma)

La vida es como un gran libro,  en el que escribimos y nos escriben,  y sus páginas son el alma, la tuya y la mía.

En el alma mía,  has escrito con tinta indeleble, con esa que imprime sentimientos; por eso si te ateves a mirarme  en mis páginas encontrarás tu nombre por todos lados…

Con delicadeza y paciencia he escrito en la tuya, con la version de amor más pura que conozco,  para que tu al pasar las páginas de tu alma, sientas mi aroma que dice cuánto me importas.

La vida, el libro… con todas las paginas escritas recuerda el sentimiento que está,  que no se olvida.

Las letras que has escrito
En las páginas de mi alma,
Por ellas yo no te olvido
Y a veces pierdo la calma.

Las letras que yo te escribo
Quizás son cortas y pasan,
Pero en ellas te describo
Todo lo que a mi ser, arrasa.

En ambas almas, la tuya y mía
Hay un rastro de esperanza
Que han dejado nuestras letras
Con gran amor.. de ese… del que no se cansa.

Estás en las páginas de mi alma…♥