Niños emocionados…

image

(Para los que piensan que es mejor, controlar la emoción, el camino de las sonrisas se pinta de quien las tiene).

No hay AMOR, sin emoción…
Aunque no todo el amor, es emoción, cuando realmente se siente, de alguna manera las emociones salen a la palestra, y de una manera más o menos evidente (en cada experiencia personal) lo inunda todo.

Un “Te Amo”, sin emoción es como leer el libreto de una vieja obra de teatro, que ya hemos aprendido y grabado en nuestra memoria, pero que cada vez se ha ido desdibujando más en nuestro corazón. Es como un “actor del corazón“, con parlamento escaso de sentimiento y emoción; sin temblor, sin sensación… sólo actuación.

*Los arrebatos* son propios de algunos sentimientos, y aunque no podemos vivir todas las horas del día “arrebatados” o en una nube, cuando sentimos Amor y nos emocionamos, esas mismas horas se ven adornadas, agitadas y hasta excitadas con los colores del sentimiento, la ráfaga de su pasión y la sensación grata que dá el sentir que ese mismo Amor nos hace cosquilla en el alma.  Unos segundos de ese tipo de emoción, pueden servir para que tengamos horas con sonrisas que no se borran en nuestro rostro y sin que nadie a nuestro alrededor puede entenderlo; ya que en medio de un ambiente a veces más bien hostil, lúgubre y hasta gris, como sentir la risa por dentro y una musiquita que no se apaga.  Eso es simplemente ilógico.

A menudo, con el agite de los días, sólo pretendemos sentir por “tiempo limitado” así como  esas  ofertas a las que estamos acostumbrados a ver por la televisión.  Todo es rapidito, instantáneo y con corto lapso de caducidad…. hasta que un buen día, el Amor y su emoción, nos sorprende, nos detiene, nos envuelve y llega a cambiar nuestro ritmo.  Entonces lo que se acelera, no es nuestro paso, sino nuestro corazón, quizás nuestro pensamiento se vuelve más lento para las cosas de afuera, las del mundo y sus exigencias, pero se vuelve más intenso para lo que mueve por dentro, en lo más profundo de nuestro ser.

Vivir emocionados, no es para los que desean hacer del mundo un recetario, en el que se “mete al horno” una palabra , un gesto, una frase hecha y ya establecida y se obtiene como resultado una dulce y esperada respuesta. No, el Amor y su emoción, es simple y espontáneo, libre de entrenamientos y normas protocolares y acartonadas;  a veces se queda mudo ante la intensidad del sentimiento, y su reflejo es vívido y sin temores.  Quizás el ensayo y el acomodo no tienen mucho lugar, por tanto puede dejarse ver una lágrima correr, aún cuando no es lo más recomendable o un suspiro se escape cuando no se espere y lo más probable es que no se obtenga una respuesta a la medida de la emoción invertida; sin embargo también ocurre que algún resultado que produzca el amor, puede sobrepasar en bondad y placer cualquier límite imaginado.

La emoción no es para cobardes,  el AMOR no es para los ocupados por sólo sumar más bienes a sus bolsillos; la emoción no es para los que tienen completo cuidado de sus cuerpos, ya que no corren el riesgo de  que alguna de ellas (emociones)  le pueda dibujar una línea de expresión al sentirla, el AMOR no es para los que esperan recibir algo a cambio y llenan sus expectativas pensando en lo que obtendrán.  El AMOR y su emoción nos lleva a caminar por altos puentes que nos asustan, pero a la vez nos mantiene viendo hacia adelante sin dejarnos caer, renovando nuestras fuerzas para seguir dando pasos. 

Como niños locos nos emocionamos, y llegamos a decir y hasta hacer cosas completamente desconocidas e imposibles en nuestro estado “normal” de vida, en el que las emociones estaban bajo la riendas de la sindéresis y el recato.  Nos atrevemos a detener el tiempo para observar los colores, a escuchar una melodía, a hacer más vivo un recuerdo, mientras el mundo a nuestro alrededor sigue en sus convulsionados y agitados giros.  Podemos estallar en la risa y el llanto por sentir la emoción que nos embarga, cuando una voz nos puede llevar más allá de lo posible o al saber con el corazón que nuestro sentimiento encontró puerto donde atracar.

El AMOR nos vuelve niños emocionados y locos, capaces de atrevernos a decir Te Amo, sin reparar mucho en el que dirán,  nos lleva a escribir notas como cuando éramos párvulos y no dominábamos la escritura pero un garabato contenía un significado; nos hace andar el camino conscientes de las marcas que dejamos para que quien nos busca encuentre las pistas correctas.  Todo nos sabe mejor, y aunque así no fuera, al menos “nos sabe” y eso es algo que no todo el mundo experimenta, porque la mayoría vive sin “saborear” la vida y sin que nada le vuelva agua la boca.  La emoción del AMOR nos permite dormir y aún así el corazón sigue despierto, y se encarga de recordarnos lo que sentimos, aún en el estado del sueño.

Como un niño
Tierno y loco
El amor llega
Y llena todo.

Antes de que el amor llegara y mi vida transformara
Jugaba a pensar en días, de manera distraída
No me agitaba por nada, era alguien controlada
Las letras eran las precisas, no había en ellas sonrisas.

Ahora que su emoción, para mi trajo el amor
Ya no se quedarme quieta, soy de letras insurrectas
Soy de sueños y de flores, de sentir y de colores
Como una niña chiquita,  soy después de su visita.

Y aunque a veces el temor, me persigue con tesón
Decidí no hacerle caso, y hoy disfruto cada ocaso
Por que estoy pensando en ti, sí, tú que estás aquí…
Y a mañana yo no espero, para decirte te quiero.

El amor
Con su emoción,
Y hasta con su locura
Ha sido la franca cura
Para mi desolación.

Por eso, que me tilden de loca o tonta,
es posible,
pero el amor es visible
Dentro de mi corazón (me hizo volver a vivir).

El AMOR y su emoción.

Anuncios

2 comentarios en “Niños emocionados…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s