Gota e inundación…


(Para los que piensan que no pasa nada, mientras no se le preste atención.. Una gota puede ser el inicio de una gran inundación).

Las relaciones entre “humanos” a veces se convierten en la cosa más sensible con la que podemos lidiar.

Hay quien va por ahí,  no haciendo caso a las gotas que caen a su paso, con la sola confianza de que “el tiempo lo arregla todo” y que con no hablar de eso es suficiente para que el asunto no se traiga a la palestra y que con eso ingenuamente se pretenda, que no existe (craso error).

Sin embargo, por mucho que se quiera obviar una gota que siempre cae… Al final su consecuencia no la podremos ignorar.

  • Una simple gota cayendo de un grifo en mal estado, puede ser causante del insomnio más demoledor, para quien tiene un sueño liviano. 
  • Si hay una gota escurriendo a través de una dura pared, eso evidencia una fisura. 
  • Aún en el dique más fuerte, si comienzan a filtrarse  gotas a través de sus paredes, en cualquier momento puede suceder que todo ceda y se desborde el agua, provocando una inundación.  

Del mismo modo puede ocurrir con las emociones y específicamente con las molestias en eso que se ha denominado “relaciones interpersonales” es decir, entre personas, esas que también llamamos “humanos” y  de las que esperamos puedan brindarse entre sí ese tipo de tratamiento.   A veces,  ocurre que mientras una molestia es silenciada u obviada por la indiferencia considerando que en algún momento y por arte de magia “se le pasará” existe la tendencia a  descuidar y pasar por alto el mensaje que traiga  esa gota; que si bien, una sola puede no ser nada, acumuladas pasarían a ser muchas, al punto de llegarse al “ahogo” en algunos casos  o lo peor, convertirse en una inundación que arrasa con todo a su al rededor con la fuerza del agua que contienen muchas gotas acumuladas.

Pretender que no pasa nada, cuando la incomodidad o molestia están a la orden del día es querer hacernos los ausentes ante las señales de un posible tsunami.

Pongamos atención en las gotas que dejan caer los que nos rodean a nuestro paso y las que destilamos nosotros mismos, porque eso servirá para que a tiempo podamos manejar cualquier situación y disipar  las diferentes incomodidades, y en el caso de que existan “gotas” podemos lograr que sean para regar el jardín de nuestra alegría.

Pretender que “no es” no evita que lo sea.

¡Atentos!

Anuncios

2 comentarios en “Gota e inundación…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s