Experiencias… Espinas 


Nuestras experiencias funcionan a veces como un muro, por el cual no queremos dejar pasar a nadie, para evitar revivir las malas y hasta para evitar que huyan las buenas.

A veces vemos a alguien con el ceño fruncido y simplemente le tildamos de uraño o desagradable, sin detenernos a pensar por un momento que ese rictus de su cara, puede tratarse de un gran dolor físico que esté atravesando ó un dolor emocional que desde hace mucho no se va.  En cualquiera de los casos, no nos pertenece a nosotros la última palabra sobre esa vida, lo que sí nos pertenece es el evitar hacer un juicio anticipado.

Cuando veamos espinas, más bien manejemos la perspectiva de esperar que hay algo bello en algún lugar, algo suave que amerita protección, algo hermoso que debe ser cuidado; quizás un bello corazón lastimado por una traición o un alma linda azotada por una pérdida. 

Pensemos por un momento en ¿que haríamos nosotros para protegernos? y empezaremos a entender mejor a los que están a nuestro lado.

〰🔸〰🔸〰🔸〰🔸

Una espina📌
Una flor,🌹
Una caricia👋🏽
Un dolor…👊🏽

Ten cuidado si al andar
Una espina has de pisar,
O un dolor en el camino
De quien está en tu destino.

Procura más bien no ser
Quien espinas hace crecer
Se más bien, tú de colores
De los que procuran flores.

Y si te encuetras la espina
Prepárate a descubrir
Lo que se esconde en la esquina
De eso que llaman sentir.

Convierte en una experiencia
Agradable este camino,
En el que está tu presencia
Y en la que estoy yo, contigo

✳️

2 comentarios en “Experiencias… Espinas 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s