Agosto y lo que me regalo el atardecer de ayer…

En el atardecer de ayer, el sol sonrió…


De una forma en la que sólo él sabe hacerlo, llenó de una luz espectacular todo ese atardecer.  Yo no le miraba de frente, estaba  con mis ojos puesto en algo que diariamente captura también mi atención, sin embargo el reflejo de sus rayos me atrajeron hasta el, y una vez más quedé rendida ante mi ventana, al contemplarle.

Inevitable que un ¡Wow! No se dejará escuchar …


Parecía que mientras más avanzaba el atardecer… Mejor se ponía.

Viendo el espectáculo, me pregunté: ¿Será de haber visto algo tan extraordinario que alguien acuñó la frase:

“Lo mejor está por venir”?

Y es que en el atardecer a veces es así… En fracciones de segundos todo va adquiriendo más color y belleza.


Ni el pintor más reconocido puede llegar a la magnitud de estos colores. Y creo que ni aun la cámara  le hace completa justicia, sin embargo, de alguna manera en una y otra queremos exponer lo que deleita s nuestros ojos.

Ocurre así también a veces con lo que sentimos.. Queremos expresarlo, y aunque nos quedamos cortos, hacemos nuestro mejor  esfuerzo por demostrarlo, teniendo buenos resultados en su recepción o no.

También comprendo algo, viendo este atardecer… No solo cuando todo brilla y el color abunda, se puede disfrutar del panorama…


Existen momentos de calma y sin tanto esplendor, en los que se puede observar también la maravilla.

A veces con lo que somos ocurre lo mismo. Es fácil tener muchas personas al lado mientras brillamos o estamos a “color” y al momento que el telón baja y los tonos se vuelven menos brillantes… Son pocos los que se encuentran a nuestro lado.

A nadie le es grato estar cuando ya no brillamos, como todos esperan. Pero los que se quedan a nuestro lado, son los que no están interasados en solo como lucimos sino en lo que realmente  somos.


Y la tarde se marchó dejando en mi lo siguiente:

☀️La sonrisa es algo que no se puede esconder.

☀️Lo mejor puede venir, si estamos dispuesto a descubrirlo.

☀️No solo el color y el espectáculo son dignos de maravillarnos.

☀️Muchos son los que están cuando sonríes pero solo los de verdad cuando lloras.

☀️Quien está con nosotros solo por lo que podemos “dar” , no estarán más cuando estemos “agotados”.

☀️Somos lo que somos… Y de eso es lo que podemos entregar.

☀️Hasta no abrir los ojos del corazón, no veremos lo que tenemos delante y puede hacernos sentir. Sino que seremos
-ciegos emocionales- de los que nos sienten.

Y  así ese atardecer de ayer sonrió y me dejo con la franca promesa de volver  nuevamente mañana…. ¿Yo? Quise hacerle  la misma promesa, pero sé que puedo no estar para contemplarlo un día más, de estos cualquiera.


Quédate para siempre en mi recuerdo…

3 comentarios en “Agosto y lo que me regalo el atardecer de ayer…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s