Sembrar, regar, amar…


Es fácil lanzar una semilla y dejar que crezca en cualquier lado… El amor viene, cuando decides esperar y regar con todo tu cuidado.

Regar significa más que dejar que unas gotas de agua mojen el suelo (que ciertamente lo es), es saber  que el agua al llegar con su energía  e hidratar el suelo, dará pie a que se produzca el milagro de que una nueva vida florezca ante nuestros ojos… Pero sobre todo regar consiste en la paciencia de esperar a que todo esto suceda.

Amo al que lanza la semilla, pero sobre todo amo al que extiende su mano y corazón, para regarla diariamente.

🌱❤️

6 comentarios en “Sembrar, regar, amar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s