Dónde estás… Luna? 🌙

Fui a buscar a Luna
Y se había ido,
Quizás a otro cielo
A hacer su recorrido.

No sabia si llamarla
O esperarla,
Sólo  sé que fue mía
Y que no estaba.

Me quedé pensativo,
Meditando
Si fue algo que hice,
Qué calle o
Deje a un lado.

Lo cierto es que esta noche
No la veo,
No la siento ahí,
Al alcance de mi mano.

Y me duele,
Mucho y muy profundo
Ella quizas no lo sabe,
Porque mientras a mi lado
Siempre estuvo,
Pude haberla olvidado,
Por cobarde.

Luna,
En dónde estás,
¿Dónde  te has ido?
No te ocultes de mi,
Tú no me olvides.

Que si eso pasara
Se caería mi cielo,
Y ya no habría razón
Para que hacia arriba,
Yo mire.

No me trates así,
Con cruel indiferencia
Perdona mis olvidos
Mis desplantes
Te necesito aquí
En esta noche,
Como en otras o
En todas,
Las que hemos sido amantes.

No te vayas de mí,
Yo te lo pido,
No te lo dije nunca
Pero lo hago ahora,
No te vayas de mí,
Sino habrá penumbra
Y ya nunca tendrán
Felicidad mis horas.

Salí a buscarte Luna,
Y aún no te consigo
Dime tú la verdad…
Es que de mi
Te has ido?

🌙La vida también se trata de apreciar lo que damos por seguro y no esperar que nuestro ser empiece a buscar lo que ya no va a encontrar.

👀Abrir los ojos es bueno,

 ❤️abrir el corazón es mejor; 

con los primeros nos damos cuenta de lo que nos rodea, con el segundo nos damos cuenta de quien realmente está en nuestra vida.

Desierto y espinas…


¿Cierto que a veces estamos más propensos al dolor que otras?

Cuando atravesamos situaciones difíciles y nuestro desierto se vuelve asfixiante e interminable, la más mínima brisa o el más pequeño rayo de sol, puede acabarnos la risa de cualquier manera.  En esos tiempos quisiéramos ir con un letrero colgando del pecho que diga “Frágil- NO TOCAR” pero que va, no resulta y paradójicamente, es cuando más “toques” recibimos.

Pullarse con las espinas en el mejor de los casos, duele, pero cuando estamos mal es como si pisáranos sobre el dolor estando descalzos y todo el suelo del desierto nos resulta caliente y llenos de objetos cortantes que nos lastiman. 

En el transitar por ese espacio, alguien aparece y nos ayuda a ver la salida en algún momento y si no lo consigue, al menos hace más llevadera la sequedad del desierto, haciendo las veces de gotas de agua que mojan nuestro corazón en medio de la ventisca seca y áspera que pueda imperar.

Si existe alguien que está contigo en medio de esa difícil situación o de esa gran confusión, procura no perderlo cuando hayas logrado salir, porque en algún momento se puede volver a presentar un desierto por atravesar.  Sobre todo, y venga el desierto o no,  procura no olvidar a quien realmente está contigo, indistintamente de como sea el camino. 

 Además es bueno tener cuenta, que aún cuando las espinas te lastimen en el desierto, debes estar agradecido por lo que puedes aprender  en cada una de sus pruebas y más que todo agradece, por quien te puede sostener.

En el desierto las espinas duelen más 


Y el amor es más intenso

❤️

En el desierto hay dolor
Camino seco y espinas
Y así tu te desanimas
Pensando que no hay amor

Hasta que así, de la nada
Sin pensarlo tan siquiera
Como en cuento de hadas
Se vuelve real, no quimera.


Quien de la mano te lleve
Y te sostenga el camino,
Caminando como puede
Hasta encontrar tu destino.


No permitas que se vaya
No lo pierdas de tu vista
Hazlo primero en tu lista
Sin importarte más nada,
Porque quien está alli
Contigo en pleno desierto
Sabe de tus sentimientos
Y lo que puedes sentir
Y a su lado es más bonito
Eso que llaman vivir…




El desierto duele, el amor es cura.❤️

El cielo es nuestro suelo …

​Simple!
Lo que sentimos puede llevarnos al mismísimo cielo
O hacernos caer al más oscuro infierno.

Lo que siento me eleva!

Gracias a esto que siento, respiro
Y aunque no estés a mi lado, te miro.
Esto que inunda mi vida, florece
Y dentro de mi ser semillas, crecen.
Como un jardín de gala, en primavera
Como ciego que ve, por vez primera
Has sido en mi vida, la sorpresa
Labios que con dulzura mi alma besa.

Agosto y lo que me regalo el atardecer de ayer…

En el atardecer de ayer, el sol sonrió…


De una forma en la que sólo él sabe hacerlo, llenó de una luz espectacular todo ese atardecer.  Yo no le miraba de frente, estaba  con mis ojos puesto en algo que diariamente captura también mi atención, sin embargo el reflejo de sus rayos me atrajeron hasta el, y una vez más quedé rendida ante mi ventana, al contemplarle.

Inevitable que un ¡Wow! No se dejará escuchar …


Parecía que mientras más avanzaba el atardecer… Mejor se ponía.

Viendo el espectáculo, me pregunté: ¿Será de haber visto algo tan extraordinario que alguien acuñó la frase:

“Lo mejor está por venir”?

Y es que en el atardecer a veces es así… En fracciones de segundos todo va adquiriendo más color y belleza.


Ni el pintor más reconocido puede llegar a la magnitud de estos colores. Y creo que ni aun la cámara  le hace completa justicia, sin embargo, de alguna manera en una y otra queremos exponer lo que deleita s nuestros ojos.

Ocurre así también a veces con lo que sentimos.. Queremos expresarlo, y aunque nos quedamos cortos, hacemos nuestro mejor  esfuerzo por demostrarlo, teniendo buenos resultados en su recepción o no.

También comprendo algo, viendo este atardecer… No solo cuando todo brilla y el color abunda, se puede disfrutar del panorama…


Existen momentos de calma y sin tanto esplendor, en los que se puede observar también la maravilla.

A veces con lo que somos ocurre lo mismo. Es fácil tener muchas personas al lado mientras brillamos o estamos a “color” y al momento que el telón baja y los tonos se vuelven menos brillantes… Son pocos los que se encuentran a nuestro lado.

A nadie le es grato estar cuando ya no brillamos, como todos esperan. Pero los que se quedan a nuestro lado, son los que no están interasados en solo como lucimos sino en lo que realmente  somos.


Y la tarde se marchó dejando en mi lo siguiente:

☀️La sonrisa es algo que no se puede esconder.

☀️Lo mejor puede venir, si estamos dispuesto a descubrirlo.

☀️No solo el color y el espectáculo son dignos de maravillarnos.

☀️Muchos son los que están cuando sonríes pero solo los de verdad cuando lloras.

☀️Quien está con nosotros solo por lo que podemos “dar” , no estarán más cuando estemos “agotados”.

☀️Somos lo que somos… Y de eso es lo que podemos entregar.

☀️Hasta no abrir los ojos del corazón, no veremos lo que tenemos delante y puede hacernos sentir. Sino que seremos
-ciegos emocionales- de los que nos sienten.

Y  así ese atardecer de ayer sonrió y me dejo con la franca promesa de volver  nuevamente mañana…. ¿Yo? Quise hacerle  la misma promesa, pero sé que puedo no estar para contemplarlo un día más, de estos cualquiera.


Quédate para siempre en mi recuerdo…

Versos desordenados en las lecciones de Agosto…


Cuando la emoción nos embarga, nos recorre, nos abraza…
Llenando así nuestro ser con sus profundas tenazas

Es como un dulce placer que no queremos que pare,
Y que a nada se compare,
Cuando de sentir se trata.

Hoy contemplo el cielo inmenso,
Grande como lo que siento…
Lo miro, lo respiro y te siento.


Hay momentos especiales en que podemos tocar
Tan solo con estirarnos, la inmensidad del gran mar.

El que entre ola y ola, me recuerda que tu estás
Tan solo en la otra orilla, cerca… te puedo alcanzar


Hay emociones tan grandes que explicarlas no podrás,
Sólo el corazón las siente y no deja de saltar,
Al pensar que en otra mente también podemos estar,
Pensados y hasta soñados por quien queremos amar.

Las emociones son tan intensas, que a veces sentirlas pareciera que una simple vida o un simple cuerpo no las puede soportar. Como algo tan inmenso dentro de uno puede estar, creciendo y alborotando nuestro mundo al pasar.

Hoy estoy pensando en ti, de una manera especial,
Por supuesto la emoción crece, yo no lo puedo evitar
Hasta las manos me tiemblan aun queriéndote expresar
Que no hay amor más intenso que el que yo te pueda dar.

Y aún con un trazo dificil van mis palabras de amor
Esas que llevan mi alma, pues salen del corazón
En este día que empieza o ya no sé si es que acaba
Van mis versos en desorden, quizas tú no lo esperabas.

Agosto sigue su curso… Y lo que siento con ello,
Hoy las lecciones que tengo, por eso se van en versos.

Siguen sus atardeceres dejándome pensamientos,
Siguen los rayos del sol recordando lo que siento…

Gratitud en el camino…


¿Alguna vez te ha tocado un camino de esos duros… De los que dan miedo o de los que simplemente provoca no abordarlos? ¿Tú mano está levantada al igual que la mía? ¿Sí? Eso significa que lo sabes, o al menos lo imaginas.

Las dificultades no faltan y quien trate de volvernos amargo el camino, tampoco; pero definitivamente juntos es más llevadero, juntos es hasta divertido. 

Y aprovecho esta pausa en este, nuestro camino, para decir GRACIAS por encontrarte en el. Tus huellas son la mejor muestra de que no vengo andando sola y que aunque sea largo, hemos avanzado.

Cada letra es un paso que damos y las palabras tendrán sentido porque disponemos el corazón para leerlas. Este camino, el nuestro, está lleno de palabras que expresan lo que sentimos, lo que está dentro y lo escribimos para que el viento aún soplando con su fuerza no logre borrarnos.  Esas mismas letras nos transportan, nos llevan de un lado a otro y son nuestros salvavidas cuando sentimos que la superficie del camino hasta se hunde.

Ciertamente hay senderos que me asustan y comentarios que me ponen a temblar, pero tu compañía me da la confianza necesaria para continuar.  

Escribo una letra, otra más, completo las palabras que me permiten acercarme al destino que tarde o temprano nos recibirá.

🍂〰🍂〰🍂〰🍂〰

Aunque sea negro el camino
Aunque el miedo no falte 
Aunque sea incierto el destino
Contigo tengo bastante!

Quiero que sigamos así
Quiero estarte encontrando
Quiero sentirte aquí
Al alcance de mis pasos.

Gracias porque tu me das
Motivos para seguir
Y aunque todo se va
Tu no te has querido ir.

Aquí estoy… Presente!


Un día más?

¡Lo sientes, lo puedes experimentar?

Es una gran oportunidad para decir AQUÍ ESTOY… No hay que dejarlo pasar, las  excusas están demás.  

 ¿Sabes que? Habrá un momento en el que ya no lo podremos hacer y recordaremos este día, este ahora como el gran regalo o la oportunidad que no aprovechamos y dejamos pasar al no decir ¡Presente!

¿Yo? No me quedo con las ganas, ni lo dejo para un mañana que aún no llega

¡Hoy te digo, aquí estoy!

Cada día en el que puedo expresar lo que siento, es una oportunidad de entregar un sentimiento…

¿Qué más pudiera importar?

De acuerdo al pincel… El trazo


(Para los que saben de pinceles y trazos… Es sencillo saber ¿que cuadro será el que pinten?)

Para dibujar con la paleta de la vida, tendremos que escoger el pincel adecuado con el cual pintaremos, el camino que nos toca.

No pretendamos pintar con un fino pincel una pared de interiores… Eso es un tipo de trabajo diferente, no es el “arte de pintar”.

Pero tampoco pretendamos dibujar delicadas facciones con el grosor de una brocha, porque de eso seguramente no saldrá un trazo delicado. 

Si quieres dibujar fino… Que fino sea tu pincel.🎨🖌

Las decisiones que tomamos

Dibujan el camino por el que andamos

Si queremos disfrutar de hacer una obra de arte,

No toca más que buscar y poner de nuestra parte.