Agosto, sigue regalando atardeceres hermosos… Y lecciones sinfín 

Desde el sábado he ido observando los atardeceres como en cámara lenta…

Uno tras otro va mostrando un rostro distinto cada vez, aún cuando el escenario sea el mismo.  Así también nosotros, aun cuando conservemos la misma apariencia por fuera (con muchos año o sin ellos) lo que ocurre en nuestro interior va cambiando y eso se refleja en lo que pensamos, hacemos y sentimos.

El sábado pasado era increíble de ver, aún en el mismo sitio, dos panoramas tan diferentes y un cielo en el que cabe tanto uno como otro…

Nubes espectaculares luego de una lluvia que no ha soltado el mes…


Y belleza sin igual tan solo al voltear la mirada….


Eso me hizo pensar en las tan marcadas diferencias que a veces podemos tener con alguien aún muy cercano.

Y pensé como lección:

La vida es un amplio cielo donde hay diferentes tipos de nubes y los colores varían, pero todas son parte de él, útiles e importantes.

El domingo fue simplemente gris. Luego de una semana de agite, deberes y todo lo que a veces trae la cotidianidad (y lo no tan cotidiano)… El atardecer dijo:

 -Pues, me canse!


La lluvia no se presentó, pero las nubes avisaban que algo se estaba tramando al respecto, por allá arriba.

Y también pensé entonces:

No te engañes, el cansancio siempre sale. Por mucho que intentes a veces no asumir que estas harta… Si realmente es así, eso va a salir en cualquier momento.

Llegó el Lunes y quise “destapar” el regalo de la semana. Me emocionan los lunes… Y ya sabes por qué.  Unos cuantos pensamientos por desempacar, unas cuantas emociones a estrenar y… Puff! Pasó algo inesperado.  Fue como uno de esos jarabes que tomamos sin saber para qué sirven y te descomponen el cuerpo..? Bueno, justo así . Un trago amargo, que dejó al descubierto algo de mí que no está siempre así.


El atardecer languideció conmigo.

Me fui a dormir esa noche, sabiendo que somos totalmente falibles y nada mejor ocurre cuando “metemos la pata” que reconocer, pedir perdón y seguir.

Y como lección:

No permitas que nadie decida sobre tu dolor.

La semana continuó avanzando, y rectificar da nuevo oxígeno a las ganas.

Había decidido la noche del domingo algo, que al someterlo a real revisión, me di cuenta que eso me hacía más bien que mal, así que me di el permiso de continuar el camino, dejando el fatalismo fuera o al menos para otra escena, de un actor que por supuesto no soy yo (yo soy de historias y escenas cursis hasta la médula).

Así que decidí volver al punto donde comienzan mis emociones. Al de mis sentimientos… A ti


Las nubes de tempestad volvieron a aparecer (nunca faltan!) ya para el miércoles, pero que va… Yo ya me había “curado” de esos sustos. Nadie va a sacarme de la maravilla de esto que voy pensando y sintiendo, y no por un simple egoísmo mío, sino porque es la mejor versión que hasta ahora tengo de mí misma. Así que vamos, sigo viéndote Cielo.

Entonces como lección me guarde en el corazón:

Lo que te  hace sentir, es lo que te hace vivir… ¡Entonces, pues solo vive! (Sino para qué respiras?)

Y el atardecer de ayer jueves, ni hablar… Tan renovado como yo.

De colores intensos, como mis sentimientos y de  un cielo inmenso como mis pensamientos. 


Y ayer, la sonrisa se me colaba entre lo que pensaba, al saber que con cada color, tú también vibrabas.

No hay mejor color para el cielo, que el color del amor que nos pinta por dentro.

Y hoy, ahora, en este atardecer temprano de las 4:40 pm en que escribo esto… Este es el atardecer que se queda conmigo y que me dice:

Sigue amando, porque simplemente esa eres tú.


Y yo me declaro tal cual lo dice el atardecer de hoy… Con amor para ti.

Aunque las nubes sean grises, la belleza sigue ahí.

La cámara lenta de mis ojos, recoge el sinfín de colores y el espectáculo de cada una de estas tardes. El ritmo acelerado de mi corazón, recorre a mucha velocidad el camino de lo que pienso hasta lo que siento por ti.

Juntos en el camino…

JUNTOS

Eso de caminar, resulta más interesante. Quizás a veces me tropiece con las dudas, los temores y hasta mis constantes interrogantes, pero ir contigo, recorriendo el camino, me hace muy placentero el viaje.😊

Hay subidas y bajadas. El camino no es estable, y si así fuera creo que nos quedaríamos  dormidos aún andando… Y este camino es tan noble, si, este él menos atractivo para recorrer, pero el más intenso en su interior; que cuando la recta se hace eterna y corremos el riesgo de que la costumbre o seguridad nos inhabilitepara  experimentar nuevas emociones… De pronto surge un peligro, una curva cerrada se dibuja y debemos agarramos fuerte el uno al otro para no ser tirados, lejos fuera de él. Y eso nos ha hecho despertar más de una vez, estando más atentos y dispuestos para seguir disfrutando.⛷

Este camino no es para cobardes. Cuando empezamos a andar suponíamos como era… Pero hasta ahora lo vamos comprendiendo. El peligro acecha por cualquier lado, al igual que la belleza, hay riesgos que abundan por doquier. Conforme la luz del sol nos alumbra con todo su esplendor hay momentos de total oscuridad en el que andamos a tientas con la confianza en el corazón de que seguimos ahí, uno al lado del otro, aunque quizás no podamos vernos por la total ausencia de luz. 💡

No importa tanto llegar. El corazón del asunto es seguir, andar, compartir, amar. ¿A donde llegaremos cuándo? nos lo dirá el corazón en el momento oportuno. No hay prisas, pero tampoco retrasos innecesarios. No hay excusas para evitarlo y tampoco motivaciones apuradas que lo hagan urgente. Estamos en el paso preciso del camino, que más temprano que tarde,  nos llevará a dónde queremos.🏁

Los que pasan, opinan y saludan. En este sendero vemos a muchos pasar; unos saludan amablemente, otro arrugan su frente al vernos y lanzan preguntas que nos somos capaces de responder, porque simplemente no estamos interesados; y otros simplemente nos ignoran porque en este momento consideran otras cosas de mayor premura que atender, y luego volverán a reclamar su lugar en nuestra historia.👀

Así es el camino. Unas veces con luz, otras a oscuras; algunas oportunidades muy colorido, lleno de flores  otras casi en otoño con árboles desnudos. Con poca gente o con mucha que puede ser  no “nuestra gente” pero con pisadas que están la mayoría de las veces, lejos de las nuestras.🛤

Con todo y eso…  Me encanta ver tus huellas en el camino, al lado de las mías; dejando un rastro en nuestras vidas. 👣

❤️El camino es el lugar especial donde lo que sentimos va a ser puesto a prueba. Es el marco perfecto para expresar cuánto nos importa el otro. La escenografía ideal para el desarrollo de la historia de nuestra vida y El Principio o el Fin de donde queremos salir y adonde queremos llegar con alguien. Y lo mejor de todo, es el trayecto por donde quiero saborear cada paso que damos juntos, en nuestro presente continuo del ahora.❤️

👣〰🏞👣〰🏞👣〰

De todo el tiempo vivido
Desde un punto hasta otro punto
Lo mejor que yo he tenido,
Es este camino juntos.

Aunque a veces es incierto
Y no se ven bien tus huellas
Tengo el corazón abierto
Y tu amor, a mí me enseña.

Si me pierdo entre las rocas
O me olvido del retorno
Me llama así, tu boca
En seguida yo te encuentro

Juntos, me hace ilusión
El ir dando cada paso
Juntos es más que un cordón
Que nos ate lo zapatos.

Eso es ir uno y el otro
En la misma dirección
Esa que no es otra vía
Qué la que da el corazón.

Gracias… por el camino (paso a paso)

🍃❤️🍃

Experiencias… Espinas 


Nuestras experiencias funcionan a veces como un muro, por el cual no queremos dejar pasar a nadie, para evitar revivir las malas y hasta para evitar que huyan las buenas.

A veces vemos a alguien con el ceño fruncido y simplemente le tildamos de uraño o desagradable, sin detenernos a pensar por un momento que ese rictus de su cara, puede tratarse de un gran dolor físico que esté atravesando ó un dolor emocional que desde hace mucho no se va.  En cualquiera de los casos, no nos pertenece a nosotros la última palabra sobre esa vida, lo que sí nos pertenece es el evitar hacer un juicio anticipado.

Cuando veamos espinas, más bien manejemos la perspectiva de esperar que hay algo bello en algún lugar, algo suave que amerita protección, algo hermoso que debe ser cuidado; quizás un bello corazón lastimado por una traición o un alma linda azotada por una pérdida. 

Pensemos por un momento en ¿que haríamos nosotros para protegernos? y empezaremos a entender mejor a los que están a nuestro lado.

〰🔸〰🔸〰🔸〰🔸

Una espina📌
Una flor,🌹
Una caricia👋🏽
Un dolor…👊🏽

Ten cuidado si al andar
Una espina has de pisar,
O un dolor en el camino
De quien está en tu destino.

Procura más bien no ser
Quien espinas hace crecer
Se más bien, tú de colores
De los que procuran flores.

Y si te encuetras la espina
Prepárate a descubrir
Lo que se esconde en la esquina
De eso que llaman sentir.

Convierte en una experiencia
Agradable este camino,
En el que está tu presencia
Y en la que estoy yo, contigo

✳️

Condenado a ser libre…

Me declaro libre… E insurrecta!

Todos, en mayor o menor grado de consciencia,  tenemos alguna cárcel  que nos apresa, nos limita y de alguna manera podemos sentir sus barrotes, cuando somos impedidos de ir o llegar hasta donde queremos, porque gracias a esas cadenas,  “no podemos”.  Si no eres de esos, mis respetos y felicitaciones. (Aún así, puedes seguir leyendo, esto también es para tí).

Sin embargo, a pesar de cualquier barrote, grillete o cadena con la que podamos estar lidiando o batallando, hay algo que también puede ocurrir… Y eso es simplemente sentir… Y es que eso, ¿quien nos lo puede impedir? La respuesta es una pequeña palabra e inmensa verdad: ¡Nadie!

Aunque también haya limitaciones en las formas en que se pueda expresar, cuando realmente sentimos; esos, los que llamamos  “nuestros sentimientos” encuentran las maneras más increíbles  de lograr hacerlo; y los caminos que no existían llegamos a construirlos, para que por ellos transite la verdad de lo que se siente y al final más temprano que tarde… Son expresados. Eso es LIBERTAD.

Brindo por esos que son libres en lo que sienten y piensan, como yo lo hago por ti.

(Cierro los ojos y me acomodo en mi celda… El carcelero ya viene, cumplo mi sentencia…)

El tren de las emociones…🚃


Las emociones...😱

Esas que tienen “mala reputacion” por todo lo que nos permitimos hacer cuando nos dejamos llevar por ellas ó como otros dicen: “-Cuando estamos a su merced”.  Sí, esas mismas que a veces salen y se adueñan de nosotros  sin poder exhibir en mayor grado  el tan aclamado “control“, ese mismo  que es demandado por parte de quien ya ha conseguido dominarlas (si es que en algún momento alguien realmente lo logró en todas sus áreas).

Esas mismas, las de la mala fama son las que permiten que en nuestro viaje haya lugar para los colores, para las  sensaciones fuertes,  agite y palpitación de nuestro corazón… Risa alocada, esperanza no olvidada, suspiros en el vacío, mano alzada para decir hola, un beso en lo escondido… Y por qué no, también la visita de algún dolor, que nos haga paralizar el aliento, pero que al final nos haga sentir que todo valió la pena, en honor al amor que pudimos sentir y a la emoción que experimentamos.

Ellas (las emociones) son como un gran tren cargado con muchas personas dentro, esas mismas, que nos han dejado recuerdos, pasiones, interrogantes, una que otra añoranzas y lo peor (o mejor) una pregunta incesante en nuestra mente, de ¿porqué no me atreví? Si fue el caso de haber dejado a un lado lo sentido.

La vida… Amplia, bella y generosa simplemente tiende sus rieles y nosotros nos deslizamos sobre ella con lo que sentimos y pensamos… Y precisamente de eso  están construidas las emociones, de lo que no sólo se piensa, sino de lo que indefectiblemente, se siente. Esas que nos mueven, nos permiten reír a todo pulmón y llorar a toda fuerza, emprender una aventura o desistir de ella, son las que hacen el viaje interesante y nos recuerdan continuamente que estamos vivos.

Quien  no tiene emociones ¿cómo anda por la vida? Vivirá atascado en el primer riel que encuentre y si logra llegar a una estación cualquiera no sabrá dónde subir o bajar, ni cuál es el boleto que debe adquirir para llegar a donde quiere ir, porque simplemente no tiene un destino a donde “querer ir” ya que nada le emociona.

Las emociones han sido satanizadas  una y otra vez por quienes estudian el comportamiento humano y sus derivados y sin quitarles la razón, solo me atrevo a preguntarme… ¿Cómo fue que llegaron a una y otra conjetura, teoría o derivado? Simple… Ellos también se han sentido emocionados y han estado influidos bajo la locura de una de ellas.

Me declaro loca y emocionada, sino, no pudiera escribir ni siquiera dos líneas de lo que dejó ver algunas veces por aquí.  Aún con todos los errores en los que pueda incurrir, por correr  el riesgo de tenerlas y dejar que ellas a veces también “me tengan a mí “, vivir emocionada por lo que siento me permite asumir el día por lo que es… ¡Como una gran oportunidad para demostrarlo!

⚡️Me emociono contigo y por ti…⚡️ Eso hace mejor cada día. Y aunque el tren de mis emociones chille ante los rieles de la vida y a veces al entrar en un túnel el miedo salga a mi encuentro, a la velocidad de ellas (las emociones) también abrí te encuentro. El poder ir en ese tren y sentir toda la intensidad del viaje, es algo que no tiene precio, ni cambiaría por nada.

Agradezco cada estación en la que estás  y cada emoción que me desatas.

🚃❤️🚃❤️🚃❤️🚃❤️

El tren de las emociones
Se desliza por la vida
Y aunque hayan sin sabores
No es una causa perdida.

La velocidad de ellas
Nos llevan a conocer
Más allá de las estrellas
Y aún nuestro propio ser.

No las podemos obviar
No hay un ser que no las sienta
Al pretenderlas olvidar
Damos por terminada la fiesta.

Tú me llenas de emociones
De esas que son intensas
Y hasta temo a las pasiones
Que en ellas tú me despiertas.

Y aún así agradezco
Cada una de las miles
De emociones en el cuento
Que entre tu y yo, se escribe.

Voy por los rieles, la vida
La emoción sigue conmigo
Ya deje atrás la partida
Y voy de la mano contigo.

Vamos… con gran emoción 
La vida es un gran regalo que no tiene explicación! 🎆

Máscaras y sentimiento…

(De máscaras y actores)

Hoy quisiera poder fingir, amarrar los sentimientos y simplemente hacer lo que a otros dejara… Contentos.

Pararme en medio de la vida como en un plató, decir lo que esperan y pretender que ya no existo yo.

Que me cubrieran las luces y taparan mis matices, esos que tengo en mi mente, entre colores y hasta grises.

Se escucharían aplausos y aprobación de los jueces, esos que viven diciendo lo que hacer, con lo que eres.

Hoy, probarme una de esas máscaras, sería también una opción, aletargar lo que siento y esconder así mi amor.

Y cuando el telón se baje quedarme allí  en medio.. parada, sintiendo que en mi alma, ya no queda casi nada.

Hay quienes mueren por ser los que otros están esperando, su vida carece de sol y tienen muchos quebrantos.

Pero la mascara tapa y la actuación lo equilibra, y entre aplausos y falsas risas, de la verdad del amor se libran.

Pobres de esos que han escondido
y camuflan lo que sienten
pasando inavertido
lo que sienten, frente a la gente.

Pero sabes qué?

No me quedan bien las máscaras,🎭
Tampoco sé de actuación,
Yo se de palabras mágicas
Y de eso que llaman amor.❤️

Así que puedo no tener
El aplauso de los muchos,
pero adentro, aqui en mi ser
Siento que me habita el mundo.

Ese mundo construido
Con lo sentido y pensado,
Ese en que no hay olvido
Cuando nos enamoramos.

No puedo, es simple, es eso
No se ocultar lo que siento,
Me quedan chicas las máscaras
Es muy grande el sentimiento.

Me niego solo a morir
Callando por el temor
Junto a ti quiero sentir
La grandeza de este amor.

El telon aún está arriba,
pero elijo por la vida… y eso es lo que siento, eso son mis sentimientos.

Un paseo en bicicleta… La vida



La vida…
Esa que escuchamos en boca de otros, de quien se dicen tantas cosas; por quien muchos han invertido insomnios para tratar de dejarnos un manual que nos haga disfrutarla… Más o quizás menos.

🚵🏽La vida, es como un paseo en bicicleta🚵🏽

Cuando llegamos a tenerla, la estrenamos,
con ella estamos felices, pedaleamos.

Al inicio es una aventura
Sentimos que vamos volando,
Y a la primera caída
Muy pronto estamos llorando.

Lo volvemos a intentar,
Nos subimos al asiento
Y aún sin poder andar
No se van los sentimientos.

Esa nuestra bicicleta
Nos invita a pedalear
A veces de forma quieta
Otras, más intensa se dá.

Llega el momento de quitar
Las rueditas auxiliares
Y es tiempo ya de pensar
En descargar esos males
Que hacen pesado el trayecto,
Que no permiten subir,
Que eso nos vuelve lento,
Que no nos deja vivir.

Por eso esa bicicleta
Solo lleva nuestro peso
Y si hay alguna maleta
Ha de ser nuestro deseo.

Nuestra bicicleta es bella
Nosotros somos ciclistas,
Y enfoncándonos en ella
Nos perderemos de vista.

Basta de no disfrutar,
De dejar para mañana
El paseo de buscar (y encontrar) 
Eso que es nuestra llama.

Hay caminos empinados 
Por donde esa, nuestra “bici”
Ha de ser llevada en manos
Porque no cabe, hay crisis.
Esos seran los momentos
En los que de tantoempujar 
Se nos irá hasta el aliento
Y tendremos que parar.

Pero la “bici” aún sigue
Dispuesta a llevarnos lejos
Una vez que se reanime
Y nos vuelvan los reflejos.

Vamos a dar el paseo
Que esta bicicleta hermosa
Nos permite en más o en menos
Disfrutar de cada cosa.

No te quedes, ven y sube
Móntate aquí conmigo
Ven, vamos a ver las flores🌺
Por todo este gran camino.

La vida es una bicicleta,
Ciclistas todos nosotros
Llegaremos a una meta
Tanto unos como no otros
Que la meta que alcanzamos
Sea la del amor y la entrega
Y que al culminar el tramo
Dejemos muy buenas huellas…
De andar esa bicicleta

Pedaleamos?🚵🏽


Sentimientos… Corazón 


¿Cómo está tu corazón?

¿Qué lo suspende?

¿Qué le hace brincar?

Los sentimientos… Esos mismos a los que muchas veces nos resistimos, sin lo que tienen nuestro corazón pendiendo de un hilo.

Mientras ellos existen, sentimos, vibramos, deseamos y hasta locos nos volvemos.

Prefiero el hilo de un sentimiento que mantenga mi corazón en jaque, a un mundo estático donde el corazón solo fluya sangre…

Podría ser sobre venirnos una  debacle, cuando sentimos que ese hilo se tensa o que alguien por el cual sentimos todo, quiere cortarlo… Pero el sentimiento es más que eso; es sentir cada latido para mostrarlo, para entregarlo.

 Y con eso, yo me quedo.

Vivo pendiendo de un hilo… Con mi corazón lleno de lo que siento.❤️