Arrugas… en papel o en el sentimiento?

En esta parte de mundo, cuando decimos ¿porqué arrugas? Quiere decir porque te echas para atrás, es como decir “no arrugues si nos vas a planchar”, pero en otro contexto vale la pena preguntarnos ¿porqué arrugamos las relaciones con las personas?

De manera continua, yo tiendo a escribir a veces muy de madrugada algunos versos de esos que muchas veces nos trasnochan. Eso terminó arrugándolo, haciéndolo una pelotita y tirándolo a la basura, y así lo que pensé o los. Eraso entre los cuales navegué no harán temblar el mundo de nadie, porque al final nadie los leyó (bueno quizás alguna excepción se coló por ahí, tú sabrás).  Pero el punto en esta parte es, la arruga.

Si yo intentara arreglar ese papel y hasta plancharlo, el carácter del papel cambia de alguna manera, por lo general se puede leer y todo bien, pero al contacto la hoja de siente como un poco más gruesa.

De la misma manera ocurre entre las relaciones de las personas.  Hay quienes estilan arrugarle el alma a otro, ya sea con sus palabras que son como espadas o pescados yunques, o con actitudes de esas que arrugan el alma al hacerla sentir sola u olvidada…  esas arrugas quedan dejando marcas terribles en la vida de quien las recibe.

Y los que tienen de arrugar sentimientos, como el mejor oficio que saben hacer, luego se atreven en un tímido: lo siento, a querer pasar la página, esperando con todo anhelo arrugar la próxima hoja que se te ocurra escribir (porque simplemente es lo que saben hacer).  Ese es un círculo ulo un tanta vicioso, que quien acepta transitarlo nunca podrá salir de él, al menos no ileso.

No digo que las arrugas no nos puedan hacer mejores, de hecho las que salen con los años, son testigos fieles que ya hemos alcanzado alguna madurez y eso no es malo; el detalle de esto es creer que dejando arrugas y heridas al paso que dan, van a poder obtener a fin una hoja perfectamente lisa y dispuesta a ser leída.

En este día, una vez más arrugué una hoja, con un escrito diferente… la tormenta que arruga mi alma se acercó nuevamente, pero yo,  utilizando un poco de eso que unos filósofos contemporáneos denominan “inteligencia emocional” que concibo así como “salvando lo que siento” determiné que aún cuando la hoja arrugada debió ser alisada para que quien se empeñó en leerla pudiera, yo deje esa hoja ahí y definitivamente me fui a otra, y para que no quede ninguna duda en mi… de un libro diferente.

👀Los que se empeñan en arrugar
Solos se van a quedar

📝Voto por paginas escritas aún con garabatos, en los que se escriben sentimientos sin que temor a tormentas que los arruguen.

📱Sigo escribiendo, sin horas, sin limites… con sentimiento.

Y tú, ¿porqué arrugas? o ¿qué te arrugas?

Anuncios

9 comentarios en “Arrugas… en papel o en el sentimiento?

    1. Tal como lo dices es el efecto del que arruga… ese el que nos vive cazando los errores para hacernos sentir que la regamos!
      Por eso, votó por una pátina nueva, en un cuaderno hasta diferente y le regalo la arruga a quien se empeña en buscarla.
      Un gran abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  1. A mi me arrugan aquellos actos que nos hacen sentirnos olvidados por aquellos a los que queremos, ya que esos comportamientos te arrugan el alma cómo tu has dicho. Pero bueno, el camino de la vida no es un camino liso y sin obstáculos. No es algo malo cómo tu bien dices. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Una cosa es arrugar una vez, todos podemos cometer ese error incluso sin darnos cuenta a veces, pero hay errores que son permanentes, que nos arrugan porque el daño es continuo…porque si el error tiene fin perfecto! Todo cometemos errores! Pero si el error no tiene fin y sigue teniendo consecuencias y sigue vigente día a día ahí si es terrible y se debe enmendar. Como le podemos decir: arrugar una hoja cada día, es como cuando haces algo que si no arreglas tendrá trascendencia en los daños…sigue día a día cuando se insiste en el mismo error.

    Me gusta

  3. El alma arrugada es muy difícil de leer y entender. ¿Es posible plancharla? Puede ser, pero nunca quedaría igual, pero como humanos muchas cosas quedarán entre esos pliegues de egoísmo, falsedad, envidia y resentimiento. No temamos “alisar” el papel, todo es susceptible de volverlo a poner como estaba o como debiera. Feliz día.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s