Navidad… dulce Navidad? ðŸŽ„⛄️

La Navidad… da lugar a muchas palabras y sobre todo a muchas sensaciones o emociones hasta encontradas.Para los que creen y los que no, igual hay Navidad. Es la celebración de un nacimiento, tanto para los creyentes más viscerales como para los más antagónicos ateos. Basta saber que corre el año 2016 para hacernos conscientes de que estamos celebrando una Navidad, un nacimiento, un nuevo comienzo. Pero es no es el punto de esta mi entrada.  Sin ánimo de querer llevarte al dolor que te separa de percibir  estas fechas como dulces o de celebración, vengo aquí porque realmente me inquieta el pensar esto y siento que debo compartirlo.

Sé, que para unos son días felices, como dice la canción: “porque tienen todo… ” solo valdría la pena preguntarse realmente a que se refieren con ese “todo”, porque quizás por dentro, están llenos de nada.

Mi invitación para este tiempo, que hemos llamado Navidad es para disfrutar de volver a nacer

Sé, qué hay muchas heridas acumuladas a lo largo de nuestros años, unos más otros menos, pero todos tenemos unas cuantas marcas, que muchas veces nos amargan más de lo que podemos manejar y quisiéramos recordar… Y ese “estar mal” trasciende no sólo estas fechas, sino cualquiera dentro de lo que conocemos como año calendario.

¿Que te puedo decir?

Es tiempo de decidir volver a nacer, a la vida.. si! En esta en que respiramos, andamos y sentimos. Y no porque sea una fecha u otra sino, porque al fin nos dimos cuenta que nadie nos debe nada, y por tanto todo lo que tenemos es un gran regalo de este presente que es la vida. Cuando esa es la perspectiva dejaremos de tener la actitud de “cobradores de impuestos” queriendo que todo el mundo pague por lo que nos hicieron y empezaremos a vivir en una celebración recibiendo a manos llenas y sobre todo dando de lo que hemos descubierto que tenemos, y eso es certeza de vida.

Sé que es difícil, doloroso  y  hasta cruel que nos estafen los sueños, que nos dejen a un lado del camino, que alguien nos haya roto no sólo el corazón sino también las ganas de seguir.

 Sé, que decir lo siento no basta para quien tiene la vida arruinada en una soledad propiciada por un “no me importas” dicho en un momento en el que necesitábamos un “Aquí estoy” sin embargo si yo escribo esto y tú lo lees, quiere decir que ambos superamos ese momento, o al menos sobrevivimos a el. Ese es un motivo para celebrar.

Quizás dijiste un “si acepto” en un momento que pensabas era lo mejor, y resultó ser la entrada a la peor de tus prisiones. 

Tal vez luego de todos los desvelos que pasaste por un ser querido o hasta un hijo, terminó  en que este primero se marchó por qué murió y el segundo, tu muchacho decidió vivir su vida sin ti, y hoy casi no te recuerda. 

Sé que nosotros como humanos tenemos la capacidad de decepcionar y herir de forma brutal a los que tenemos cerca, y la cadena de cosas que sé… duelen, porque he estado ahí o porque las he visto bien de cerca, podrían continuar casi sin límite, pero no es mi intención hacer un inventario de las desilusiones que conozco ( o que he pasado).  De una forma u otra una situación podría volverse cada vez peor, pero igual eso no invalida que la vida sea vida.

Tal vez en nuestro árbol nunca tuvo regalos con nuestro nombre, porque quizás jamás tuvimos ni siquiera árbol; y en nuestra etapa adulta o de grande el regalo más esperado que era el tiempo de ese alguien especial, tampoco lo recibimos, sin embargo haciéndonos conscientes de eso, hoy podemos poner el nombre de nuestros pequeños (y grandes) en el mejor regalo que podamos entregar, que somos nosotros mismos en nuestra mejor versión.  

Cada amanecer y atardecer, cada flor, cada gesto amable que recibimos, cada sonrisa que hemos podido tener, son regalos que no tienen precio y aún el más pobre y desasistido ha podido disfrutar de ellos en cualquier momento.

La Navidad no se trata de regalos, ni de perdones impuestos, ni mucho menos de hacer las paces hoy, para estar inconformes el resto de los días. La Navidad se trata de estar dispuesto a volver a nacer, a pesar de nuestras propias limitaciones o temores, a escribir una página nueva en nuestro libro ( o a cambiar el libro).


Nadie te puede obligar a sentirte de fiesta. La fiesta no tiene que ver con los días, es más producto de tener un corazón contento, que no debe nada, y sobre todo al que no le deben. Si estos días sirven para llorar hasta que todo el dolor se libere y estés dispuesto a disfrutar de una gran bocanada de aire fresco luego, bienvenido el llanto, pero no como una forma perenne de vida, sino como una de las llaves que permite salir de las prisiones del alma.

Las canciones o villancicos pueden hacerse en cualquier época, recordando que hemos vuelto a nacer al darnos cuenta de todo lo que nos puede sumar en lugar de seguir rumiando y lamentándonos por todo lo que no tenemos. La canción más importante, es la que podamos tener en el corazón diariamente, agradeciendo por lo que es y hasta por lo que no.

El que se fué, simplemente dejó un espacio disponible en nosotros, para ese otro ser que vendrá. Para ya no seguir despreciando la celebración de la vida, debemos tener el valor de morir a lo que no nos resulta beneficioso para nosotros mismos y estar dispuestos a tener una Natividad feliz.


No es el día, no las fechas, es nuestra vida la que necesita un nuevo aliento.

No nos quedemos en el dolor, en lo que no fue, en la,oportunidad que no llegó, tomémonos el tiempo necesario y comprobemos que es más liviano vivir renaciendo cada día, y que las celebraciones cuestan menos que nuestros continuos dolores y amarguras, porque al final estos últimos no hacen que nada de eso que nos disgusta, cambie.

Estas palabras se las digo a mi corazón, y las comparto contigo, porque se qué tal vez tú has estado en el lugar que yo conocí… ese en el que la Navidad no era dulce ni feliz.

Hoy, desde mi mejor versión… Feliz Navidad 

Anuncios

6 comentarios en “Navidad… dulce Navidad? ðŸŽ„⛄️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s