Enero avanza… luces de amaneceres y atardeceres…

Este mes ha venido pisando en firme el tema de “renovarse ” se lo ha tomado en serio y ha reescrito de manera magistral, hasta mi historia.

Así como sus días, han sido espectáculos reales y palpables, las emociones y sentimientos que si bien no son tan  a la vista  han tenido un derroche de estreno, así como los días.


El fin de semana se inauguró desde el viernes con los tonos de un sol silencioso, pero presente.

Eso me dejo la lección de que a veces:

Lo muy intenso, nos lleva hasta el silencio, para que luego irrumpa necesaria la palabra.


La semana comenzó con un traje algo cambiado, producto de las muchas emociones que entre sábado y domingo simplemente experimentó.

¿Cuántas cosas pueden pasar por nuestra mente en los momentos aciagos? Sin duda que, muchísimas por no decir todas las cosas habidas y por haber… pasan tan rápido como colores por el cielo cuando se recibe al sol y cuando este se va.


Cuando el corazón está alegre, siente… y cada día es un estreno!

Y cada despedida del sol, un espectáculo que atesorar en el corazón.


He ido entendiendo con algo de temor y asombro, que:

Las emociones nos pueden llevar por senderos insondables que no conocíamos, hasta que el sentimiento llega, aparece y  simplemente te voltea la vida. De esta forma, y tal como quien descubre que el nuevo día llega  Â¡Empezamos a subir… escalones a lo increíble! 


Y sus hermosos colores nos atrapan como embriagados del más fino vino, el de la pasión que se cuela, sin que nadie la detenga.  Y nos descubrimos navegando en un mar de pensamientos, cuyos tonos varían desde los más sutiles…


Hasta los más intensos, y hasta quizás más atrevidos.  Como el cielo cuando se pinta de forma especial y es el telón de la Luna que viene en tono de conquista…


Y pensando justo en eso, en la I te dudas del sentimiento y los colores mágicos de estos días, debo decir que  está semana ha sido realmente un verdadero regalo, a través  la luz que va y viene entre los amaneceres y atardeceres.  

Pero siendo justos, el día de ayer jueves, fue algo memorable!  En lo que va del 2017 Han sido muchos los días que se han merecido que insistamos en “wowmearlos” de algún modo (jajajaj), sin embargo lo de ayer es digno de detallar.

Amaneció en maravilla!!!


Y la lección que este Enero con su luz me va dejando, es que:

Sí… si, hay gente que es especial y vas conociendo muchos de ellos.


Dignos de un lugar en nuestra vida y con luz que nos gusta y hasta divierte…


Algunos que adornan a su paso, adornan nuestro entorno e igual pasan…


Y hay quienes llegan lentamente para quedarse, e ir alzando su bandera en el territorio de nuestra mente…


De nuestras emociones,


De nuestros sentimientos… y es cuando toda nuestra vida adquiere nueva existencia.

Este atardecer de ayer me dijo: -Has visto mucho de mis colores, pero ahora viene el momento en que realmente no solo me veras, si no, que estarás dispuesta a quedarte en ellos…


Y así se atrevió a mostrarme más de cerca, lo que era, sus colores y pasiones, que en sus horas él (el atardecer) tuviera.


Se fue grabando en mi ser como huella que me quema… que no se diluye por lo que solo pueda ver, porque es mucho más sublime que eso.

Entonces al mirarlo de lejos, comprendí que era bello… el más hermoso regalo que sin pagarlo tenía. Lo que me hacía asombrar y exclamar de admiración, era que …”ese” que se iba, y sus colores con él, lo hacía dejándome la convicción de que volvería cada día hasta mi, simplemente para mostrarme quien es…


Y así el atardecer de ayer, se marchó y dió paso a una Luna que aún estando llena, se dejó camuflar de alguna manera por las nubes…


Y en la madrugada de hoy viernes, se dejó ver tranquilamente..


Haciendo de telonera a un sol que traía con él, el cumplimiento de la promesa del día anterior, esa que me decía que estaría ahí, tan pronto lo buscara..


A su encuentro, yo salí… presente dijo una vez más… hasta que totalmente y en el estreno de hoy, yo le vi.


Y Luna que aún con luz, se vería por ahí… se marchó sin decir más, dejándome a mi así, pensando en lo siguiente:

La vida gira sin descanso, y nosotros con ella.  El corazón es nuestra ancla y la luz que es encendida en él, a través de lo que sentimos, es lo que iluminará nuestro camino entre vuelta y vuelta.

Enero, agradecida contigo… tu que me muestras “mi Cielo” 😍

Anuncios

8 comentarios en “Enero avanza… luces de amaneceres y atardeceres…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s