Tapar el sol… con un dedo? ☀️👆🏽

Pretender que no sentimos, lo que sentimos… es como pretender tapar el sol con un solo dedo de los nuestros.

A veces, vamos por la vida con las pupilas dilatadas por el sol que tenemos enfrente; sin embargo pensamos ilusamente, que por interponer la mano evitando verle, logramos que él desaparezca y que no nos impacte.

Como resultado, los únicos que realmente      somos “tapados” somos nosotros mismos.

El sol, como el sentimiento sobrepasa cualquier cobertura que intentemos colocarle.  Es mejor saber que le vamos a ver, que el está ahí, que se va cada tarde, pero regresa… y que el sentimiento nos acompaña a donde quiera que vamos, y no hay mano que valga, para evitarlo.

La Alegría…


¿Cómo es, cómo la siento, como ha sido mi experiencia?  

La alegría tiene color y sabor… tiene un vestido y un sonido, tiene un lenguaje de amor.

😊Me sabe a “alegría” cuando llega un: ¡Hola! De esos que se dicen con la intención del corazón.

😊Se pinta de “alegría” el día, con cada uno de los matices del cielo… tú eres el mío.

😊Lleva el traje de “alegría ” el portador de una sonrisa que contagia y que trasmite “hay esperanza”.

Y sus palabras, la de la “alegría” son  un susurro continuo de “Te Quieros” que salen de la bondad del corazón de quien ama.

La alegría es una llamita que se enciende cuando se produce la segregación de sustancias que en conjunto con hormonas, los sabios médicos les han puesto un nombre… pero más allá de la euforia pasajera… La Alegría me la da, el que estés ahí, no por lo que obtenga de ti, sino por la oportunidad que tengo a través de esto, para ser yo, quien de (darte a ti).

No se expende en la botica, pero puede combatir la peor de las enfermedades… esa, la del corazón triste, abatido y frío.

No se consigue a cambio de dinero… aunque muchos al tenerlo, aseguran que son felices;  cosa que prontamente pasa al descubrir que su “hueco” no ha sido tapado, aunque vaya vestido de marca y lleve consigo materialmente todo lo anhelado.

No se puede colocar como una máscara, porque al poco tiempo se cae si no se mantiene por la verdad del ser, aunque en la actualidad se ofrecen muchas “pegas” que aseguran que lo lograrán (mantenerse alegres de mentira)

No es propiedad de los filósofos y eruditos de cualquier época, porque aún el ignorante puede desarrollarla y enseñarles a ellos acerca de ella.

No tiene carácter retroactivo, ni futurista… aunque puede venir con un recuerdo o con una expectativa, pero la alegría que se conjuga en tiempo presente, es la que nos llena y nos hace dar el siguiente paso.

No tiene un botón de encendido y apagado, sin embargo hay quien puede activarla en nosotros y quien contribuye para su letargo.

No tiene las mismas letras que otra palabra más grande, AMOR, pero en la sonrisa que la caracteriza, trae su esencia.

Hoy, podemos experimentar alegría?

Qué nos hace sonreír,
Qué agita nuestro corazón 
Qué nos hace querer más 
Qué nos impulsa a seguir?

La Alegría está permitida, para aquellos que han dejado de pensar que otro puede ser su proveedor (obtenerla de alguien), o que se es merecedores de ella, porque así otro lo determina.  La alegria simplemente es el derecho que tienen, los que no han olvidado que sobran motivos para sonreír… un derecho que nadie nos lo puede cercenar.

No es solo sonreír… sino tener un corazón satisfecho! 😊❤

Días con sol, días nublados… ☀️☁️

Hay días de sol…


Y días nublados…


Hoy es uno de estos últimos.  Y me pregunto:

¿Qué es lo que realmente resplandece y da su luz en mi interior?

Cuando todos ya se han ido
Y el telón así a bajado,
Cuando esos más que hermanos
Solo te han dado olvido…

Qué queda, que es lo que habita?
Qué nos impulsa a seguir?
Qué es esa fuerza que grita
Que nos permite vivir…

En esos dias nublados
Quién se sienta a nuestro lado?
Y en esos en los que hay sol
Quién comparte el resplandor?

Cada uno de los días que tenemos la oportunidad para contemplar tanto el sol como las nubes, días claros con magia y días oscuros con alguna tristeza que se atraviesa… son la suma de lo que hemos denominado VIDA, que consiste en disfrutarlos cada uno y sobre todo, de no depender de ellos. 

Si hay nubes y se acerca la tormenta, es necesario que sea arrasada algún ancla que nos tiene preso en un pasado que hacemos presente a cada rato.

Si hay un sol que brilla y no necesitamos encender ninguna luz, es necesario que sea iluminada alguna parte de nuestro camino que hemos preferido dejar en penumbras por nuestras propias excusas.

Días de sol,
Días nublados…
Simplemente sigo aquí, en este lado (el tuyo)

Libertad…🦅


Cuando mis pensamientos vuelan y llegan hasta los tuyos, soy libre.

Cuando una caricia mía se escapa y sientes que te rozo, soy libre.

Cuando lo que pienso puede plasmarse en las notas de mi alma, y te enteras, soy libre.

Cuando mis pies dan pasos hacia tí, sin tener que explicarlos, soy libre.

Cuando el sentimiento fluye como agua del río, desbordándose, soy libre.

Cuando una palabra sale de mi boca diciendo te quiero y no puedo tenerla, soy libre.

Cuando mis versos te describen y la poesía se hace realidad, soy libre.

Cuando el amanecer llega y con él las ganas de que despiertes, soy libre.

Cuando tu presencia me rodea, mientras corro en mis pensamientos, soy libre.

Cuando en caída libre o al borde del precipicio tu mano me sostiene, soy libre.

Cuando miro el cielo inmenso, y su grandeza me recuerda lo que siento, soy libre.

Cuando un beso mío, traspasa tus pensamientos, lo sientes… soy libre.

Cuando el atardecer llega como el preámbulo de lo que viene, soy libre.

Cuando las estrellas titilan y su luz muestra el camino para seguirte, soy libre.

Cuando en las páginas de un libro, se va contando la historia de lo que siento, soy libre.

Cuando tus ojos acarician mis letras y me descubres, soy libre.

〰➰〰➰〰➰〰➰

La libertad no solo tiene que ver con extender las alas y volar, si no además, con la posibilidad de aterrizar donde el corazón quiera.  No es ir de un lado a otro sin rumbo fijo, si no más bien poder escoger hasta dónde queremos llegar y sobre todo estar dispuestos a quedarnos allí.  La libertad la ejerzo cada vez que te pienso, porque eso es algo que nadie me puede quitar…

El mañana de ayer…

Anoche, este sol era la promesa del mañana; hoy es el regalo del presente…

¿Quién determina si ayer o mañana son lo que dicen ser?  Estamos en un continuo ahora, al cual debemos atender y honrar con todo el amor que seamos capaces de sentir y dar, al no dejarlo pasar como si no fuera algo sin importancia.

Cúbrete con los rayos de este ahora, y que tu luz llene todo el lugar.

Memoria Selectiva…💭

Aunque hay momentos amargos que pueden marcar nuestra vida por lo que vivimos ayer, es mejor escoger recordar lo que nos invite a una sonrisa…

Tener una memoria “selectiva ” sería lo ideal. Mientras que la mente es un animal salvaje que a veces no podemos dominar, podemos “jugar” a olvidar lo que nos puede amargar.

Revolcarnos en el dolor, en la tristeza y en la amargura de ayer, que ya pasó, pero que nos empeñamos en traer al presente ¿para qué nos sirve? 

Demos olvido al dolor
Demos recuerdo al amor

Cuando un recuerdo de rabia llegue, traigamos también a nuestra mente uno que nos produzca placer y lo que empezó con una rictus de amargura, terminará en una sonrisa.

Haz la prueba, selecciona tus recuerdos…

Yo? Prefiero recordar todas las veces que me  traes la alegría a vivir en mi corazón 

Febrero que llega..🌥☁️

Envuelto entre nubes…


De esas que nos invitan a descansar al pensar que podemos construir posibilidades, a pesar de los imposibles.


Aún en un mismo espacio, a una misma hora, en un mismo cielo… hay percepciones y posibilidades distintas, matavillosas, infinitas.

¡Tenemos una vida versátil! 

Pretender tomar lo nuevo en el viejo esquema de que: “como ya nos pasó, siempre nos va a pasar así”, es un desgaste que no conviene.  

Démonos la oportunidad de asistir y protagonizar los estrenos de nuestra vida. No pongamos la etiqueta de “repetido” a lo que no lo tiene.  Tenemos la oportunidad de hacerlo nuevo.

Podemos tener nubes con luz y oscuridad. Todo eso es parte de la fantástica historia que escribimos.


Febrero adelante… sé bienvenido!

Enero se despidió… a lo grande 

Desde que el último día de Enero, de este año que corre comenzó… se vislumbraba que iba a ser especial.


Su amanecer fue algo realmente sublime. El sol se despertó tarde y aún así, su belleza lo inundó todo.  No necesitó “marcar tarjeta” ayer; porque todo y todos le esperaban, y él como un rey apareció, mostrando su esplendor delicadamente.  Esto me me llevó a pensar que:

El que sabe quién es, lo transmite sin necesidad de escándalo.


Los pájaros surcaban el cielo, como diciéndole a Enero: 

– Está oportunidad de hoy es irrepetible, así que la vamos a aprovechar.

Tal cual deberíamos hacer nosotros, cada oportunidad es única e irrepetible, así que no dudemos en abrir las alas y volar… porque simplemente no se va a volver a repetir igual.

Realmente el cielo invitaba a volar…

Bueno, es que tengo “debilidad” por el cielo… que simplemente lo veo y me dan ganas de disfrutarlo.

Cada cual tiene algo (o alguien) en que pensar, que hace su día más agradable y que indiscutiblemente renueva las ganas para enfrentar cada día.


Así como amaneció, también fue cayendo al final de la tarde… suave, como silencioso, pero simplemente espectacular.  

Los matices del atardecer de ayer  eran una mezcla de claro oscuro, como las emociones de un amor intenso que se enciende, revuelve y a veces languidece, mientras su intensidad nos llena.


Hay quien dice que quiere ver la maravilla, pero simplemente se distrae en sus propias penas… 

Los humanos tendemos a complicarlo todo.  

Si un atardecer se presenta increíble cómo el de ayer, a veces preferimos distraernos pensando en lo malo que ocurrió en el día o en el estrés que vendrá mañana, olvidando que el único instante disponible, corrían ante nuestros ojos.  

Eso a veces lo hacemos con el tiempo, con las personas, con las oportunidades, con la vida.  Nos empeñamos en lo que no es y no está, y desperdiciamos el milagro que tenemos al frente.


Aún así, el sol, el día y el atardecer no se desgastan pensando en quien los admira o no,  simplemente siguen en su travesía perfecta sin inmutarse por quien los tome en cuenta o simplemente lo desprecie.

De la misma manera deberíamos hacer nosotros.  Si ya hemos trazado un sentido para nuestros días, que otros lo aplaudan o no, debería ser asunto de ellos y lo nuestro.


Y pensé inicialmente  que se iria taciturno, sin más emoción que la regalada durante todo este mes… pero simplemente  me regalo lo mejor una vez más!


Fue increíble verle desaparecer en el horizonte, con la sonrisa de sus colores y la emoción que dejaba en el cielo, que me encanta.


Y el regalo final, el broche que cerró Enero.  Apareció Luna con su Lucero.  Tan cercanos y distantes a la vez.  En perfecta armonía ellos dos, juntos en una foto y luego en algún momento uno sin verse al lado del otro… pero sabiendo que están ahí, en el mismo cielo.

Así también la vida, hay quien está tan cerca pero lejos; que no se ve, pero está y que un momento mágico como el festejo final de Enero de ayer tienen su encuentro.

Enero, mis respetos… gracias por cada uno de los días en que te vestiste de gala para visitar no solo mis ojos si no también mi corazón.  Ese lugar, donde guardo tus lecciones.

Gracias a ti por estar y ser el Cielo de mi Enero.