Marzo.. te vas, atardecer… adiós… y yo? Sigo aquí

Marzo se despide… en un atardecer que también se va.

Las emociones llegan y a veces se quedan… y nos embargan, igual que el mar moja en este momento mis pies.

Podemos ser inundados de sensaciones  que van más allá de lo que alguna vez pudimos imaginar.  Eso es más fuerte que los que pueda ocurrir fuera.

Es como lo que está sucediendo aquí, ahora mismo… hay música sonando muy alto, sin embargo el sonido Del Mar en su vaivén… hace que lo de afuera quede en segundo plano.  Su sonido interno domina… así como lo que se mueve en mi interior.

La vida trae nuevas cosas cada día, pero no todas las veces somos capaces de descubrirlas y más aún, cuando las descubrimos no siempre nos atrevemos a asumirlas, por muy maravillosas que nos resulten.

Son esos momentos en los que la lección viene con este mismo mar… tal como, a veces deberíamos romper el límite establecido para que lleguen sus olas y arriesgarnos a ir simplemente más allá.

Es impresionante que no cesa, no se cansa, no se sacia…  entonces pienso que nosotros somos los únicos “los humanos” los que pretendemos que en nosotros sí, no pase nada.  Qué ilusos!

Veo este mar… y más que mi simple reflejo en sus aguas, veo mis emociones, mis sentimientos y pensamientos como la fuerza que agita sus olas de un lado a otro.



Marzo… tu que te vas,
Cargado con tanta emoción 
Permite que yo nunca olvide
Lo que hoy hay en mi corazón.

Cielo… tú aquí, despidiendo Marzo…


Lección de despedida:

Todo lo que vemos físicamente, es tan solo un reflejo de lo que puede ocurrir en nuestro propio interior…


Anuncios

En Marzo… pasa de todo…🍃😳🍃

Marzo ha ido pasando con todo…


He podido ser testigo de amaneceres que dejan solo monosílabos como ¡wow!

No soy mucho de números impares, como el corresponde precisamente a Marzo, pero haciendo justicia para sus días, tomo un respiro ahora y me paseo por las lecciones que su rostro me va dejando.


Todo puede ser igual… o diferente.  Depende de la óptica con que decidimos mirar.

Podemos confundir atardeceres con amaneceres y decir que: –todo es igual, así que  ¿para qué empeñarse tanto en verlos?pero es muchísimo mejor darnos cuenta de la maravilla que ocurre tanto en  uno y otro, aún cuando sus colores sean similares.  O simplemente concluir pensando que ambos son los mejores paréntesis del sol, para el espectáculo del día que construyamos.


Marzo me ha hecho ver a través de su ventana… haciéndome comprender que:


El que existan barrotes, es un simple recordatorio para nuestra vida, a fin de tener presente que en la libertad realmente, está más dentro de nosotros, que fuera.

Algo más que me permite ver estos días de Marzo es que:



La vida no sabe quedarse quieta,
somos nosotros los que jugamos a eso, pretendiendo que por no movernos, ella se detendrá, para luego comprobar que efectivamente no es así.

De pronto está muy brillante…


Y al momento pueden venir los tonos grises 


Del mismo modo ocurre con nosotros, de acuerdo a  nuestras emociones  esos mismos tonos se dibujan, se hacen evidentes o simplemente se borran 

Marzo a seguido amaneciendo de forma espectacular, aunque hay días en que pretendí no darme cuenta (fallando en mi intento de no ir a ver)… el cielo extendió su manos y con sus dedos toco mi cara, como para que no me olvidara de su extensa maravilla.


Cada experiencia es como una nube en el cielo, la cual nos puede servir como escalón para pasar al siguiente nivel.  

El cielo se convierte en nuestro camino, cuando decidimos despegar los pies del suelo y no estar atados a lo que nos perturba o hace sufrir.


La intensidad con la que podamos vivir, es la que nos impulsa de alguna manera a seguir.  Y sé también , que los días pueden transcurrir sin ninguna explosión de color obligatoria, es decir con las emociones bajo llave.
Por mi parte, entre vivir en total equilibrio y sin color a hacerlo con la intensidad que la emoción traiga… me quedo con el cielo de esta imagen  que precede… encendida e intensa!  Ese es mi defecto, definitivamente si!

Por otra parte…



Siempre tendremos caminos por descubrir.

Aunque andemos por mucho tiempo y podamos creer que hemos conocido ya todo de lo que éramos capaces, si hay algo que podemos dar por seguro es que habrá alguna otra ruta por donde ir.


Solo basta dejar los temores. Quizás tengamos que mirar a un lado y al otro, pero la opción está ahí… y decidiremos si abordamos el camino o simplemente lo dejamos atemorizados sin atrevernos a andar por el.


Los días siguen avanzando… Marzo me va convenciendo que no importa si es par o no, sino lo que se pueda sentir en cada oportunidad, sin que eso esté atado a ninguna medida de tiempo.



Importante es,
acercarnos a lo que verdaderamente nos importa.  

Sentir la brisa tocar nuestro cuerpo es mucho mejor que solo imaginarlo a través de una imagen… nuestra mente es el marco perfecto para construir luego,  lo que hemos soñado.  

No dejes que la brisa siga alborotando otro pelo o levantando otra falda, vivir la experiencia en nosotros mismos, puede marcar la etapa de la sonrisa en nuestro camino.

Y Marzo me oye decir: ¿Los días grises se irán? ¡Por supuesto que no!  Esos tonos también son necesarios para el ejercicio de nuestro caminar y sobre todo, para saber nosotros mismos si somos capaces de llegar, aún cuando todo no sea como lo queremos o a nuestro favor.


Y entonces cómo podremos florecer?Florecer no tiene que ver solo con las buenas condiciones en las que se encuentre la planta, sino con la capacidad que tenga para enfrentar la situación adversa que pueda venir o que sea propia del sitio en que está.  Al igual que ellas, toca a veces florecer aún en medio del caos.

Cada día de este Marzo, me recuerda que los días son días y las noches noches… pero somos nosotros quienes ponemos el color o nos quedamos en blanco y negro.


De regalo, este día, que amaneció sin mucho color se transformó alfinal en un espectáculo a colores, lo que vuelve a recordarme que nada es totalmente como lo esperamos…


La tarde simplemente llegó…en solitario me acerqué, 


Hubo mucho agite y a ratos… calma.  El sol que me sofocaba, se fue quedando con un  suave color


Por tanto, cierro este día pensando que todo está “en proceso”. Cuando pensamos que ya no hay luz, quizás el sol nos sorprenda y se creemos que solo hay luz, tal vez se nuble de pronto hasta hacerse oscuro.


Y en medio de tanta belleza, tanto pensamiento y emoción que se llevaron las olas… Cielo vino a aconpañarme, para que no me sintiera tan sola…


Marzo, agradecida también por todo lo que me has dejado ver desde tu ventana impar.

Entre pensamientos y sentimientos, escribo y dibujo…📝🎨



La vida
como un gran libro, invita a escribir en ella a través de lo que podemos pensar… todo eso que ocupa nuestra mente y da vueltas quizás, una y otra vez.  Nuestras páginas se llenarán de eso, de las palabras que provocan lo que pensamos.  Unas veces nuestro pulso temblara y algunas palabras saldrán sin ser muy legibles, otras nos daremos más tiempo y calma y tendremos una califrafia perfecta. 

Mis páginas de hoy, de este ahora, de mi presente contigo llevan tantos pensamientos, que a veces mi mano no corre a la misma velocidad de ellos y debo acudir a los puntos suspensivos.

La vida como ese mismo gran libro, en unas secciones o etapas, también tendrá hojas totalmente en blanco, sin líneas, en las que podemos dar rienda suelta a lo que sentimos, y es entonces cuando dibujaremos nuestras obras de arte.  Para algunos quizás sean dibujos sin ningún mérito, con falta o exceso de color, pero para alguien especial, serán trazos que simplemente inviten a soñar.

Entre ambas páginas estoy 
Exponiendo solo, lo que soy.

Entre palabras y dibujos, sigo llenando el libro.  Tú eres de mis capítulos preferidos, al cual una y otra vez vuelvo.

Por encima… no atascados🙈😊

Simple…

Si queremos seguir hacia adelante, nada de quedarnos atascados. 

Vamos por encima, y los que quieran quedarse abajo, o simplemente ahí, enganchamos en el error o en punto de vista que no permita crecer…. pues, hay que dejarlos ahí.  Pero que eso no evite, que otros que quieran, puedan seguir.

Dejemos de complicarnos tanto, pensando en el cómo o cuándo… mejor vamos andando (de una vez).  Podemos equilibrar las cargas y continuar, aún cuando otros apuesten a que vamos a “rodar”.

Los que dicen “no se puede” que se queden detenidos…
Los que dicen “yo si quiero ”  pueden seguir el camino.

Así que si es por encima, ¡hagámoslo! Encontraremos salida de algún modo, si es que al fin la buscamos.

Solo te tienes que atrever… 🌼💓

A veces es tan sencillo expresar AMOR…

Siiii,  sin tantas complicaciones, ni argumentos.  Solo basta decir una o más palabras, hacer la llamada,o simplemente aparecer… materializar el “aquí estoy”.

Las muestras de amor no necesitan de más excusas, que las de un corazón que siente algo que no le cabe dentro y por eso hay que hacer todo lo posible (y no) por entregarlo.

Un pequeño detalle puede alumbrar el día de alguien, y quizás eso se vuelva un gigante a la hora de intentarlo… pero vale la pena que lo hagas, no te quedes con las ganas.

Una muestra, un detalle
Nos lleva a cruzar la calle
Del dolor y el desamor
Hasta encontrar nuestra ruta,
La del sendero de Amor.

Yo, me atrevo… aunque me asusto… cierro los ojos y expreso, no me quedo con el sentimiento preso…no, ya no!

Tú, te atreves..?  Por cada vez que lo haces, me invitas a la fiesta de la sonrisa, donde la magia me invita a bailar y la pasión me invita a jugar.  Y hay color para regalar!

La presencia, es un regalo…   🎁 

Quién sabe de “PRESENCIA” lo hace envuelto en el regalo de la magia.

Por supuesto eso es para quien está dispuesta a dar. Algunos lo consideran mera ilusión y no creen estar presentes cuando las posibilidades lo limitan (no están dispuestos a esforzarse).  Y existen otros para los cuales “Estar Presentes” simplemente es algo que  no existe, ya que solo importa su agenda.

Me encantan los que son capaces de estar presentes, aún cuando la circunstancias conspiran para que no sea así.

Disfruto estando, para ti… es mi ejercicio práctico de simplemente entregar.

Solos… pensando 💭 

Estar solo o mejor dicho, disfrutar de nuestra soledad no es tan malo.

Es ese espacio que tenemos la oportunidad de dejarnos acariciar y acariciamos en silencio… el sentimiento nos embarga y podemos hacer un gran descubrimiento (y quizás el más importante)… eseque nos lleva a evaluar quien realmente no está y sobretodo quien nos hace falta.

Esos son algunos beneficios de poder pensar… a solas, y terminar pensando… en tí.