Señales en el camino… la vida

La vida es un viaje que comenzamos, 
por un camino a veces largo y otras corto
Una aventura por la cual pasamos
Unas como cuerdos, otras como locos.

Andando justamente por ese camino, nos vamos a ir encontrando avisos o señales. Ellas nos dirán si hay algún cambio, sorpresa y hasta peligro.  A veces, se presentan curvas y no podemos seguir el camino en forma recta, otras por el contrario es una recta interminable, que si nos descuidamos, nos quedamos dormidos.

En fin, en todos los casos hay señales de lo que viene.  Pretender hacer caso omiso a ellas, es atentar contra nuestra propia vida.  Cuando un camino se termina o corta, es en vano querer insistir en seguir la misma ruta, porque podríamos ser tragados por el abismo. Mínimo habría que esperar el tiempo necesario para la construcción de un puente, para  poder acortar el obstáculo que nos detiene, y así poder continuar si fuera el caso.

Hay momentos en que no podemos ir ocupando  varios canales, si no que más bien existe una doble vía y solo tenemos un angosto canal para nosotros poder circular. En ese entonces debemos considerar tanto el que viene de frente, para evitar un choque que pudiera resultar fatal e igualmente vigilar nuestra velocidad, para no entorpecer el ritmo del que viene detrás.

Hay momentos en que nos tendremos que hacer a un lado, para así dejar pasar a quien lleva mucha más prisa que nosotros. Vendrán situaciones en las que el vehículo se averiará y tendremos que pedir ayuda y hasta una grúa para que nos remolque, porque simplemente solo no podemos.

Lo cierto es, coque como CAMINO, LA VIDA tiene muchas oportunidades, dificultades, alegrías y tristezas. Mientras más largo, mucho más de todo habrá.  Por tanto es bueno estar atentos  a las señales que encontramos en nuestra ruta, porque eso nos indicará si vamos por el camino correcto, si nos perdimos o si simplemente necesitamos regresar.

Soy de las que no me gusta echar reversa, sin embargo, tampoco me gusta estar chocando siempre con el mismo obstáculo. 

 Cuando un camino se cierra continuamente ante nosotros, es buen momento para tomar una pausa y preguntarnos: -¿Qué estoy haciendo mal? o también ¿A dónde es que realmente quiero llegar?

La vida y las relaciones entre personas, son caminos más bien misteriosos, pero aún así, hay señales que se van vislumbrando en la medida que avanzamos y ellas nos podrán indicar si es tiempo de seguir o más bien desertar. Es hermoso encontrar señales que apuntan al sentimiento y encontrar una valla en cualquier lado que diga:”Bienvenido, ha llegado al lugar del AMOR”; sin embargo no siempre es así, y eso tampoco lo podemos desechar.

No desestimar las señales,  es muestra de que en cualquier camino nos podemos manejar. Hago mi mejor esfuerzo, para dejar señales que conduzcan con claridad a quien a decide coincidir conmigo en el camino, ese de los sentimientos que nos trae la vida.

Voy atenta… veo las señales…❤ dejo otras.

4 comentarios en “Señales en el camino… la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s