En Marzo… pasa de todo…🍃😳🍃

Marzo ha ido pasando con todo…


He podido ser testigo de amaneceres que dejan solo monosílabos como ¡wow!

No soy mucho de números impares, como el corresponde precisamente a Marzo, pero haciendo justicia para sus días, tomo un respiro ahora y me paseo por las lecciones que su rostro me va dejando.


Todo puede ser igual… o diferente.  Depende de la óptica con que decidimos mirar.

Podemos confundir atardeceres con amaneceres y decir que: –todo es igual, así que  Â¿para qué empeñarse tanto en verlos?pero es muchísimo mejor darnos cuenta de la maravilla que ocurre tanto en  uno y otro, aún cuando sus colores sean similares.  O simplemente concluir pensando que ambos son los mejores paréntesis del sol, para el espectáculo del día que construyamos.


Marzo me ha hecho ver a través de su ventana… haciéndome comprender que:


El que existan barrotes, es un simple recordatorio para nuestra vida, a fin de tener presente que en la libertad realmente, está más dentro de nosotros, que fuera.

Algo más que me permite ver estos días de Marzo es que:



La vida no sabe quedarse quieta,
somos nosotros los que jugamos a eso, pretendiendo que por no movernos, ella se detendrá, para luego comprobar que efectivamente no es así.

De pronto está muy brillante…


Y al momento pueden venir los tonos grises 


Del mismo modo ocurre con nosotros, de acuerdo a  nuestras emociones  esos mismos tonos se dibujan, se hacen evidentes o simplemente se borran 

Marzo a seguido amaneciendo de forma espectacular, aunque hay días en que pretendí no darme cuenta (fallando en mi intento de no ir a ver)… el cielo extendió su manos y con sus dedos toco mi cara, como para que no me olvidara de su extensa maravilla.


Cada experiencia es como una nube en el cielo, la cual nos puede servir como escalón para pasar al siguiente nivel.  

El cielo se convierte en nuestro camino, cuando decidimos despegar los pies del suelo y no estar atados a lo que nos perturba o hace sufrir.


La intensidad con la que podamos vivir, es la que nos impulsa de alguna manera a seguir.  Y sé también , que los días pueden transcurrir sin ninguna explosión de color obligatoria, es decir con las emociones bajo llave.
Por mi parte, entre vivir en total equilibrio y sin color a hacerlo con la intensidad que la emoción traiga… me quedo con el cielo de esta imagen  que precede… encendida e intensa!  Ese es mi defecto, definitivamente si!

Por otra parte…



Siempre tendremos caminos por descubrir.

Aunque andemos por mucho tiempo y podamos creer que hemos conocido ya todo de lo que éramos capaces, si hay algo que podemos dar por seguro es que habrá alguna otra ruta por donde ir.


Solo basta dejar los temores. Quizás tengamos que mirar a un lado y al otro, pero la opción está ahí… y decidiremos si abordamos el camino o simplemente lo dejamos atemorizados sin atrevernos a andar por el.


Los días siguen avanzando… Marzo me va convenciendo que no importa si es par o no, sino lo que se pueda sentir en cada oportunidad, sin que eso esté atado a ninguna medida de tiempo.



Importante es,
acercarnos a lo que verdaderamente nos importa.  

Sentir la brisa tocar nuestro cuerpo es mucho mejor que solo imaginarlo a través de una imagen… nuestra mente es el marco perfecto para construir luego,  lo que hemos soñado.  

No dejes que la brisa siga alborotando otro pelo o levantando otra falda, vivir la experiencia en nosotros mismos, puede marcar la etapa de la sonrisa en nuestro camino.

Y Marzo me oye decir: ¿Los días grises se irán? ¡Por supuesto que no!  Esos tonos también son necesarios para el ejercicio de nuestro caminar y sobre todo, para saber nosotros mismos si somos capaces de llegar, aún cuando todo no sea como lo queremos o a nuestro favor.


Y entonces cómo podremos florecer?Florecer no tiene que ver solo con las buenas condiciones en las que se encuentre la planta, sino con la capacidad que tenga para enfrentar la situación adversa que pueda venir o que sea propia del sitio en que está.  Al igual que ellas, toca a veces florecer aún en medio del caos.

Cada día de este Marzo, me recuerda que los días son días y las noches noches… pero somos nosotros quienes ponemos el color o nos quedamos en blanco y negro.


De regalo, este día, que amaneció sin mucho color se transformó alfinal en un espectáculo a colores, lo que vuelve a recordarme que nada es totalmente como lo esperamos…


La tarde simplemente llegó…en solitario me acerqué, 


Hubo mucho agite y a ratos… calma.  El sol que me sofocaba, se fue quedando con un  suave color


Por tanto, cierro este día pensando que todo está “en proceso”. Cuando pensamos que ya no hay luz, quizás el sol nos sorprenda y se creemos que solo hay luz, tal vez se nuble de pronto hasta hacerse oscuro.


Y en medio de tanta belleza, tanto pensamiento y emoción que se llevaron las olas… Cielo vino a aconpañarme, para que no me sintiera tan sola…


Marzo, agradecida también por todo lo que me has dejado ver desde tu ventana impar.

Anuncios

2 comentarios en “En Marzo… pasa de todo…🍃😳🍃

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s