Abríl que se despide… lección de cierre ⛈

Abríl… llegó tu último día…(por este 2017)

Un mes que se define como el inicio de la belleza en muchas partes del mundo, donde la primavera hace su entrada de gala.  En este lado del globo azul, podemos estar de primavera constante, adornándonos con un sol que no sabe de esconderse y mucho menos de largas ausencias.

Abríl con tus treinta días cumplidos, hoy anuncias tu partida. En tus horas he vivido sensaciones y emociones muy intensas.  Se abrieron caminos que luego se desdibujaron, pero que no por eso dejaron de traer a mi corazón esperanza.

En este mes recordé una vez más, que el amor, el de verdad nunca se cansa y no abandona.  Y tú sabes conmigo, que es así.

Hoy la despedida del mes es en gris, con contrastes espectaculares… y como todo lo increíble, ilógico. Luego de una tarde que disimulaba de algún modo sus emociones de tristeza (como hacemos nosotros cuando el mundo nos restringe a veces el derecho de estar triste y de dejar que una lagrima corra cuando es preciso)


El sol escondía tras de sí, la carga emocional que llevaba el día, aún en su despedida.


Hasta que no pudo esconderse más, y lo que había ahí, aquello que apretaba la emoción de las nubes, rasgó el velo y dejó que el viento las llevara de un lado a otro, hasta cubrir con su pesar todo allá arriba. Simplemente la emoción se manifestó.


Ya no había razón para dudar… era el momento de aceptar que algo pasaba, y que era necesario drenarlo de algún modo.

Hoy Abril me enseñó que…

¡Está permitido llorar!

Si las nubes se hacen grises
Si la tristeza ha llegado
Si quedan las cicatrices
Que algún dolor ha dejado.

Démonos licencia para llorar
De que sirve ocultarlo 
Cuando sufres por amar
Es bueno aunque sea drenarlo.

Como un Cielo muy cargado
De nubes que se revientan
Es un corazón callado
Por el amor que en el sienta
.

Si se sufre, pues se llora
No tiene que darnos pena 
Luego ya vendrán las horas
De olvidar y estar serena.

El dolor como la lluvia
Temprano o tarde pasará 
La herida aunque sea tuya
A pesar de todo, sanará.

Hoy qe te veo llorar, Abríl en tu despedida, ahora se que hay alguien más, a quien le duele la vida.  No censurable, no condenable, solo vida, emociones, pensamientos, sentimientos que se dan.

Licencia para llorar en algún momento, tiene aquel que realmente siente…

Abríl, te despido, estoy contigo… se como es  eso de llorar.

Tú, tienes idea de cuánto siento… de mis tormentas y lluvias, así como de mi luz brillante que quema… ❤️

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s