Mayo… entre un amanecer y un atardecer

Pensando en medio de este Mayo que avanza, increíble cómo corre!

Hoy amaneció bonito! (hoy amanecí pensándote, la que ya no es ninguna novedad)


Y es que amanecer es sinónimo de esperanza, de alumbramiento, de vida que se mueve.


Y llega la tarde, la hora de marchar; y se despide del mismo modo… con belleza rebosando por todos lados.


Signos de lluvia por un lado, pero atardecer en esplendor por otro…


Con los inconvenientes normales, con la escurridiza felicidad espacapándose entre los dedos del alma,  este atardecer grita que: 

 Si se puede comenzar en bonito y terminar igual, a pesar de lo que pueda ocurrir entre uno y otro paréntesis del día.  

A pesar de quien llega con su nube gris a donde quiera que se mueve, podemos mantenernos pensando que la belleza con la que iniciamos y se quedó en nuestro ser, nos acompañe hasta el final de las horas que nos toquen.


Ser testigo de la bienvenida y la despedida, me hace sentir parte de la esencia de la vida.  Cielo, en ambos escenarios, te veo.

Mayo, tus días de esplendor son dignos de agradecer. Sigo contigo, bailando con el tiempo, haciéndome un pentagrama con las manillas de reloj y dibujando amor entre las fechas de su almanaque. Te llamo por tu nombre, y es grato saberme en ti. Una lección más de atardecer, en este Mayo.

Anuncios

5 comentarios en “Mayo… entre un amanecer y un atardecer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s