Mayo… una semana de buscar rosas entre las espinas… 🥀 ðŸ˜ž

Mayo, el mes de la flores… ese que arropa días de colores con una primavera que se manifiesta en unas partes del mundo, de forma muy marcada y en este lado del globo, con flores que vienen luchando con una sequía que esta vez por este lado del meridiano no se dió (llámalo fenómeno del niño u otro).


En estos días pasados, también hubo celebración en ese país del día de las Madres, y por tanto se esperaba que también el ambiente fuera de flores; sin embargo las espinas abundaron una vez más en mi amada Venezuela.


La semana transcurrió entre manifestaciones de los que dicen defender los derechos de todos.  Se trancan las vías, la basura corre por las calles, se levantan alcantarillas que han costado tiempo, dinero y reclamo de los mismos ciudadanos para que las pongan. En fin el caos abunda.

Y en medio de eso, el lado sublime de la vida; que a pesar de todo no cesa de decirme en este Mayo, que las cosas pueden ser de otra manera.


Encontrar color en el camino, a pesar de la violencia entre unos y otros, es como un pequeño milagro que podemos disfrutar aunque sea por los segundos que nuestros ojos duran observando el silencio de lo bello, acallando un poco los gritos de la barbarie.


La semana ha sido de situaciones extremas, ruidos de protesta, sonidos de perdigones, bombas lacrimógenas y hasta balas…


Resistencia que no cesó ni aún con arremetidas más fuertes por parte de los que brindan “seguridad ” al pueblo, entrando hasta residencias privadas a simplemente perseguir a los que levantaban la voz por justicia (aunque a veces también de forma injusta).  En un conflicto de estos NADIE  gana.  Sentirse inseguro en su propia casa, y que las balas y gases rocen las paredes del hogar, no es una experiencia digna de vivir en un país construido bajo los ideales de libertad e independencia.


Ese edificio de vidrios verdes, es el lugar donde trabajo y del que tuvimos que salir a la carrera esta semana, creyendo que podíamos resguardarnos en la casa de una amiga que amablemente quiso socorrernos, para encontrarnos luego tristemente atrapadas en el fuego cruzado de los que manifestaban y quienes les reprimían.

Desde ese mismo lugar he visto muchas veces las flores de Mayo, las mismas que últimamente también han sido asfixiadas por el humo y los gases.


Mientras estuve ahí, a la altura del piso, escuchando ráfagas que hasta ese momento desconocía que se podían dirigir hacia simples ciudadanos, pensaba… el ser humano es el único que se enfrenta a su misma especie, por razones distintas a las de la supervivencia, entonces ¿que tan humanos somos?

Contemplé de cerca, el rostro lleno de violencia y terror por parte de uno que también manifestaba; uno que tuvo que pedir auxilio al lugar donde también yo estaba… a pocos pasas de él yo miraba hacia la ventana.  El defiende lo que le parece justo, los que contra el se leventan, manejan el mismo argumento.  Mientras todo esto ocurre, todos sufrimos…


La salida providencial, vino del Cielo. Las nubes se cerraron y todo una vez más en esta semana, se volvió gris.  Una bendita lluvia cayó y permitió que se dispersara un poco la violencia y cesarán los ataques; ese manto gris nos pemitio salir de allí, a nuestras casas.


Atravesar el camino de salida, fue como pisar por un campo que estuvo lleno de minas… los destrozos y la desolación abundaron.  Pero en medio de todo eso, la vida en estos días de Mayo, siguió diciendo que ahí estaba…


Que la esperanza sigue, que por favor no me canse, de mirar hacia arriba y elevar una plegaria…


A pesar lo terrible que todo se puede volver, 
No perdamos la esperanza, cultivemos nuestros ser
La batalla más profunda es la que debemos librar
En lo profundo del alma, para no dejar de amar.
Aún en los tiempos difíciles debemos de recordar
Que la bandera es de todos, que nos debemos juntar
A reconstruir las piezas que se han podido fracturar 
En medio de este mal plan de una conciencia infernal.


Vamos, a pesar de todo hay esperanza en la vida.
Aunque el dolor nos visite hay rosas entre las espinas.


Cielo, sigo mirando hacia arriba

10 comentarios en “Mayo… una semana de buscar rosas entre las espinas… 🥀 ðŸ˜ž

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s