Aunque ya Mayo se fue… 1/3 oportunidades 1️⃣🏝😊

Si, aunque ya Mayo se fué, no puedo dejar pasar dos o más bien tres oportunidades, increíbles que tuve en sus últimos días.  Las dos caras y más de la vida en los últimos dias de un mismo mes.  Sus lecciones, totalmente apreciables…

  • Voy con la primera oportunidad: Estar para compartir y acompañar, aún en la despedida.

Mayo, tus días fueron la oportunidad para vivir un sinfín de intensas emociones.  Pude estar en un lugar, realmente mágico!


Un espacio un poco más lejos del dominio afocante del hombre, donde la arena contaba que no había sido tan  agredida por la indolencia de quien la contamina con basura y cualquier otro tipo de maltrato. Allí la naturaleza estaba como más en paz, que en mi orilla recurrente.

Eso me hizo pensar que:

☝🏽Todo lo que a nuestro alrededor nos resulta desagradable, tiene de seguro nuestra propia influencia (aplicable al ambiente y a personas).

El agua transparente, permitía ver lo que había entre sus capas líquidas que jugueteaban de un lado a otro, con los rayos de un sol que la penetraba sin ninguna dificultad; no había nada que esconder en este lugar (entre el agua y el sol, menos)


Igualmente yo miraba el agua… me convertí en un testigo silente y maravillado de todo cuanto mis ojos observaban; uno que otro wow! Se dejaba por de mi boca por ahí.

Y mientras lo hacía surgió una pregunta en mi mente:

¿Como se puede ser transparente, ante quien solo juzga y censura? 

La transparencia es algo muy en “boga”, todo el mundo la exalta como el escenario ideal sobre el cual deberían levantarse todas las relaciones… pero eso ocurre todas las veces? La respuesta es un simple ¡no! Definitivamente uno se desnuda solo delante de quien confía…

El mágico paraíso se abría ante mis ojos y comenzó la aventura de un día que servía de marco para que transcurrieran de forma grata el descuento del tiempo de la despedida de alguien querido, eso que ya dije en una entrega anterior.


Al ver la magnitud de la belleza solo pude pensar:

Es increíble lo que podemos disfrutar y sentir, cuando nos apartamos un poco del agite normal de todos los días. Necesitamos una pasa para contemplar y sentir.


Y por supuesto que mis pensamientos comenzaron a volar al compás de la brisa de ese día, dejándome mecer por lo que mi corazón, sentía.

Claro que pensé y pensé, mientras la maravilla transcurría antes mis ojos:

A veces nos acostumbramos tanto a lo que tenemos, que terminamos convenciéndonos de que eso somos (solo lo que tenemos) y lo más cumbre es que terminamos con la convicción de que no hay más nada, fuera de allí, cruzar el umbral, nos aterra…y nos perdemos de la maravilla fuera de nuestros linderos conocidos, los de nuestra rutina permitida (algunas veces por nosotros mismos, otras veces impuestas por otros).

A pesar del síndrome de “despedidas” propias para estos días, no solo en mi vida sino en mucha de las personas que habitamos esta tierra vario pinta, la diversión se dejó ver en el corazón de quien se iba.


Fue un bonito tiempo que Mayo me regaló, entre los paréntesis de sus días.

Confirme una ve más, que tomar una pausa para escuchar el latido de nuestro corazón y reconocer por quien se agita, es ganancia porque es como sincerarnos o reconciliarnos con nosotros mismos… es entrar en la conciencia de lo que vivimos, pensar -sentir.



Me di cuenta nuevamente que:

Hay muchas formas de dejar huellas en el camino…

👣Que el camino no está hecho solo de pisadas, sino de todo lo que hemos podido “dejar caer” por ahí, mientras decimos que avanzamos.


💡Que aún con la esperanza más remota, en medio de cualquier escenario de oscuridad, siempre habrá un lugar para que la luz llegue


⭐️Las estrellas siguen cayendo a la tierra y se quedan entre nosotros, para que tengamos la esperanza de que su luz nos invada.  

⭐️No son estrellas “caídas” porque han perdido su luz o su valor, sino porque han elegido la vida mortal; ya que nuestra belleza les atrae y quieren entregarnos la propia… yo lo certifico… te conozco Cielo, y llegaste de las estrellas, de esas que me tocaban a mi.


👀Aunque debemos ver por donde andamos, para evitar una caída… mirar hacia arriba siempre es una alternativa.

👀Siemplemente el cielo se abre a nuestra alma y nos cubre con su inmensidad 

  • De la forma más inesperada, y en el ambiente menos apropiado, los colores de manifiestan, sin dudas, nada se limita.🌺

 En definitiva a los únicos que nos encanta establecer barrras, muros, limites e imposibilidades sin a los. Llamados “humanos ” dentro de los cuales yo también me cuento.

  • Cada detalle cuenta.  Apreciar lo pequeño, lo ordinario y encontrar lo grande y extraordinario en ello, es el milagro que se da en el regalo de observar, pensar y sobre todo sentir.🍂

  • Caminar sobre la roca nos da seguridad, pero a veces nos lastima.  No creamos que eso que es “inamovible” en apariencia, siempre va a hacer favorable para nosotros.  No somos seres rígidos y de patrones inflexibles, necesitamos un espacio para equivocarnos, para errar, para una segunda oportunidad.

Caminé entre estas piedras porque en el agua era más “inestable” y resbalarme entre ellas me lastimó.  Lo rígido, no acepta desviaciones, nos acepta errores ni equivocaciones, olvidando que los humanos somos precisamente “humanos”, porque también somos mejorables,  perfectibles, en construcción constante, es decir que en estado natural no lo hemos alcanzado todo ya, sino que vamos progresando y aprendiendo , sobre los errores.  Todos “rodamos” alguna vez”

  • ☝🏽Hay quien disfruta de una manera, y hay quien lo pasa de otra.  

Quizás observar y grabar en mi mente la belleza de lo que observo (y a veces de a quien observo cuando se trata de ti) es un deleite para mí, hay otros, que van tras otro tipo de aventura.  Yo admiraba los peces en el agua, otros iban tras ellos para satisfacer las ganas de pescar y hasta de comer.

  • 🐟Cada cual es dueño de manejar desde donde lo ve, cada cosa en el camino, y comprender eso nos hace más tolerantes y mejores a la hora de comprender.


Mirar hacia dónde apuntaban las señales, fue otra cosa que se me hizo presente a lo largo del recorrido…

  • 😌Sentí que el llamado, definitivamente es a estar “por encima” de las dificultades, de lo que nos oprime el corazón, de lo que ata nuestras alas…

Apuntemos hacia arriba e inevitablemente llegaremos más allá de donde tan solo nuestros pies nos lleven.

Arriba, entendiendo que no existe un “arriba” si no estamos bien posicionados en el suelo, desde abajo;  porque es desde allí que conseguimos impulsarnos hacia aquello que nos hace saltar para alcanzarlo.  Saltó para alcanzarte, Cielo.

  • 🌀También encontré qué hay laberintos en todos lados… no solo en mi cabeza, y muchas veces en lo que siento, sino en la imagen material de la naturaleza que también camina por diferentes pasadizos antes de terminar y mostrar su belleza.


Y luego de un día fabuloso en medio de la vida que se mueve en el mar y sus aguas, en la flora y la fauna que le acompaña, que respira con el aire, que batía mis cabellos y el sonido de la vida palpitando por todos lados, llegó el momento de salir de aquel lugar y una vez más volver a lo cotidiano, a lo que comúnmente ahora se a vuelto revuelto y hasta inhóspito en algunos casos.


Me marché con la satisfacción del que quiere y está presente, aún en la vida de aquel que irremediablemente, se va.

Así fue 1 de las 3 oportunidades que me dió Mayo, prácticamente también en su despedida.

Siempre hay tiempo para abrir un paréntesis a la belleza, a la cercanía, al amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s