No me aferro, no te quedes

No sirve lamentarse por lo que se va, sirve disfrutar el viaje mientras eso sucede.

Como el tiempo tú tampoco te detienes, Cielo.

Ligera como una hoja arrastrada

por el viento,

voy con todo lo que soy, con mi amor,

lo que tengo, lo que siento…

que a veces es un punto ciego

sobre el universo inmenso.

Un comentario en “No me aferro, no te quedes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s