Ayer y hoy, hacen del ahora espectáculo continuo…

Hoy amaneció espectáculo, con testigos diminutos de ojos que no alcanzaban a recorrer su imponente belleza. Cielo, tú el fondo perfecto para mis mejores escenas.

Surcos que se elevan, dejando rastro de un pensamiento que sube y viceversa. Cielo, me invitas a recorrerte.

El ahora de una mañana que brilla ante las horas que dormir, ya no quieren. Cielo, te vistes del color de la belleza.

El recuerdo del ayer en despedida es joya inmensa en el cofre inmenso, que se va, que se desliza impertérrito sin dolores que acompañen. Cielo, tú eres de las joyas más preciosas de lo eterno.

Jugar entre sus manos que giran hacia la diestra, dando vuelta hasta completar el círculo, hacen del instante una belleza. Cielo, ese tic tac no te afecta.

Agua que toca la orilla, sublime caricia que se desborda, a veces unas más que otras, y el horizonte con su ojo infinito abarcando aún lo lejos. Cielo, ser sublime te hacen sin fin.

Reflejo largo, imponente. Nada pasa sin evidencia, aún en lo que se seca. Los límites se ven y también el pasar de ellos. Cielo, nadie te detiene.

Caminar en solitario, aprovechar el trayecto para contemplar lo inmenso y en todo eso, encajar. Cielo, eres compañía muda, que también grita.

Acercarnos a lo deseado, va mucho más allá del miedo y aunque seamos pequeños se hace suyo lo eterno. Cielo, libre eres de temores, tiemblas por las sensaciones

Sin duda la despedida, también se viste de lujo; aún en su mortaja el día no desfallece, con sus colores de crece casi cono en madrugada. Cielo, haces tuyo lo que tocas.

Gotas que mojan los pensamientos,

O que mas bien se evaporan en ellos, esos, los calientes, que no se van ni un momento, esos en los que me acerco. Cielo, me mojas.

Luego que van pasando ayer… hoy… queda ese ahora, en el que sin estar sola, el pensamiento volando, llega hasta ti y te toca. Cielo, te encuentro.

Entre ayer y hoy…

Prevalece nuestro ahora,

Ese en el que yo estoy,

Ese, en el que me tocas

Y mis sueños te trasladan

A este aquí, a esta hora,

En que lees estas letras

Son mis palabras calladas

De quien al Cielo, se asoma,

Tú, el Cielo

Me desbordas.

4 comentarios en “Ayer y hoy, hacen del ahora espectáculo continuo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s