Así pasa la vida…

Puentes… sobre los cuáles andamos, mientras que el agua corre sin que se le detenga,

Sin que nadie reconduzca su cauce de manera forzada.

Por eso me gustan los puentes, por que unen tu orilla con la mía,

Sin que sea necesario que desaparezca, lo que nos separa.

Agua… que en cualquiera de sus versiones nos transmite vida.

Que en su movimiento nos recuerda que nada se queda para siempre.

Que la vemos tranquila unas veces y otra se rebela, y hasta nos asusta.

Esa que corre por debajo de ti y de mi, que también nos moja como una fuente.

Soledad… que acompaña en medio de un todo,

Donde cansados nos detenemos a pensar a dónde vamos.

El sol arriba, el puente abajo, y luego el agua, nosotros viendo por encima.

Silencio solo, alas muy quietas, tiempo de considerar lo que hay en nuestras manos.

Cuevas… donde escondernos del mismo temor que sentimos.

No salimos o exponemos, el dolor no lo queremos en la realidad de nuestros días.

Ilusa seguridad del resguardo; sabemos que en algún momento nos harán daño.

Tiempo en espera, espacio pequeño que tarde o temprano propiciará la salida.

Ventanas… que sirven para asomar el alma, hacia futuros al alcance, desconocidos

Atisbar sin desesperarnos, nuestras manos aunque no llegan, tocan.

Lo que nuestros pasos no hacen cerca, nuestras ganas lo hacen nuestro.

Esperanza de llegar aunque sea luego, sueños que se realizan aún estando dormidos.

Así pasa la vida, mi entras te pienso. Quizás yo con ella también acabe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s