Despedida del día, bienvenida de Luna… 🌒

Un atardecer que despide el día, con la bienvenida de mi amiga Luna.

Sutilmente aparece, pero es capaz de brillar aún en su versión más recatada. Un lucero consecuente, siempre le acompaña, aún sin invitación, sin ser necesitado, sin que él espere nada.

Verlos juntos parece natural, pero para que ambos puedan estar ahí, a nuestra vista, la distancia tiene que volverse proximidad, y el resto del firmamento el escenario para ese gran espectáculo.

Aunque parezcan cercanos, están muy lejos ó aunque la distancia sea de esas que se miden en años luz, basta coincidir a la misma hora, para que se consigan.

Luna que viene otra vez a su estadía mensual,
Luna casi ni se ve, y ya hay quien le acompañe
Luna empieza a sonreír
El le va contando sus motivos,
Luna, gracias por venir, por no olvidar
Luna la de mi horizonte pensado.

No estás sola dice él,
Le acompaña insistente,
mientras ella Indiferente
Casi ni le llega a ver.

Luna no te resistas,
El cielo es muy grande,
La noche tan oscura,
Déjame estar contigo aún
En la penumbra.

Luna que ni se inmuta,
Luna que está empezando,
Luna que se acerca sin mirarle
El mira su sonrisa, así no sea
El destinatario.

Fuera de servicio… 😔 💗

Los días que corren en mi país son duros y todos los sabemos. Encontrar en la pantalla de los cajeros automáticos este mensaje de “Fuera de Servicio ” se ha convertido en el pan de cada día. Ya sea porque el efectivo desapareció de nuestra cotidianidad o porque el desperfecto sea mecánico, vivimos en un ambiente… fuera de servicio.

Pero más allá de lo que cómo país estemos viviendo, el mensaje de esa pantalla me llevo a hacer una serie de reflexiones y por supuesto a las lecciones para este día.

Y me pregunto: –¿Qué se puede hacer con algo que no sirve? La respuesta es lógica , pero quizás complicada.

No se puede hacer n a d a.

Entonces se me hace válido una vez más eso de que estamos diseñados para “servir”. Nuestra vida tiene sentido en la medida que podamos prestar algún servicio, ayuda, auxilio a alguien más.

En mi esquema mental, eso está comprendido dentro de lo que concibo como Amor… servir.

Esto me trae de forma natural, una serie de escenarios a considerar. Esos en los que el estar “fuera de servicio ” pasa sutilmente pero igual, nos hace daño y lo peor, nos acostumbramos a que así sea.

😔Cuando queremos compartir algo y hay oídos que se niegan a escuchar, simplemente lo que leemos en su pantalla es “fuera de servicio ” entonces debemos cargar solo con aquello.

🤥Cuando hay desconfianza en una relación y la persona no puede ser quien es, por temor a la censura del otro se está “fuera de servicio” constantemente ¿porque cómo sirves disfrazado de algo que no eres?

😶Cuando el corazón de alguien se cierra ante nuestro amor, recibimos el mensaje de “fuera de servicio” y entonces o el amor toca otra puerta y sigue su camino o antes de que sea tarde la persona reacciona.

🙄Cuando damos instrucciones a nuestros hijos y no están dispuestos a atender la petición, simplemente se declaran “fuera de servicio”.

🤭Cuando mantenemos en nosotros mismos, posiciones egoístas donde el otro desaparece, simplemente nos auto colocamos en estatus de “fuera de servicio ”

Nada más lejos del amor que eso.

Es un buen tiempo para reconocer que es eso que está fuera de servicio y si es posible su recuperación, o simplemente no.

⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️

💗Quiero servirte, con el riesgo de que no lo veas, con la paciencia de quien se entrega, con la dedicación de quien no espera nada de vuelta como una exigencia.

💗Quiero servirte, hacerte bien sobre todo, caminar contigo y aunque tropieces, que mi mano se extienda y tú la sientas.

💗Quiero servirte, dejar a un lado mi orgullo, mi auto censura y no ofenderme, porque simplemente no lo veas igual.

💗Quiero servirte, con la esperanza de quien no solo ve en ti, lo que eres, sino sobre todo, lo que puedes llegar a ser.

💗Quiero servirte, porque eso es una gota del chorro del amor que tengo para entregarte y garantizo que procuraré no ahogarte con ello.

💗Quiero servirte, porque al hacerlo me olvido un poco de mi , de mis propios demonios, de mis vacilaciones, de lo estrecho que a veces se vuelve el camino: y todo eso cambia cuando te hago bien.

💗Quiero servirte, aún desde mis desaciertos, de mi inquietud o mis silencios. Servirte con lo que soy, con lo que siento, con lo que pienso.

De las cosas cotidianas 7… las herramientas 🔧🔨🔩🚨

Existen herramientas para todo…

Todo el que tiene vehículo o ha estado en un taller sabe que existen herramientas. Unas más grandes otra más chicas, pero las hay.

—¿Y porque usamos dichos utensilios?

—¡Porque siempre hay algo que se echa a perder!

En estos días he tenido que ver de cerca como son los carros, su funcionamiento y lo peor, su “mal funcionamiento” también.

Viendo tanta herramienta para una cosa y otra, así como la experticia de los mecánicos, compruebo que similar a cualquier cosa que funcione es la vida.

Y todos venimos con nuestro kit de herramientas, sin embargo no muchos nos damos cuenta que las tenemos o peor aún, quizás no muchos queremos utilizarlas.

Hacer uso de ellas, nos lleva primero: a la aceptación o a la toma de conciencia de que “algo no está bien” en nosotros o en algo que tenga que ver con lo que nos importa, y entonces simplemente eso, no nos gusta. Lo negamos.

—Es mejor desaparecer esas herramientas, pensamos.

Pero igual la falla se va a presentar una y otra vez, hasta que entendamos enseguida o con demora, que necesitamos algunos ajustes en nuestro sistema.

Si un vehículo no puede andar “ahogado” y de hecho no anda, sino que nos deja “botados ” a mitad del camino cuando eso pasa.

¿Porqué pensamos que nosotros ahogados en nuestras propias miserias, si podemos andar?

¡Claro, nos creemos más fuertes que las máquinas! Y quizás lo somos en un principio, hasta que una enfermedad se aparece y nos recuerda que en su momento no resolvimos algo y eso nos afectó de por vida, reflejándose luego hasta en nuestro propio cuerpo.

En fin, si somos el “aparato” más perfecto de toda la creación; porque el cuerpo y la mente humana son increíbles, no podemos olvidar que en cualquier momento nuestro sistema va a requerir del uso de algo que nos ayude a continuar bien.

💭💭💭💭💭💭💭💭

🚨🛠🔩🔧🔨⚒🔨🚨

Si en tu tablero emocional hay una luz que recurrentemente se prende indicándote qué hay algo que no te deja avanzar, que te tiene siempre apunto de ahogarte, mirando hacia atrás… puede ser un indicador que señale, que es tiempo de detenerte y revisar para decidir si quieres atender dicha alarma y usar las herramientas o quieres continuar así, pretendiendo que no pasa nada y colapsando luego.

No hay necesidad de que pases la crisis sin ayuda, si existe una mano que se extiende unas herramientas que se pueden usar. Claro, eso si realmente estás consciente de que algo no anda bien. Sino, las herramientas serán solo un instrumentodecorativo.

Comprobar… su importancia es vital 👀

A veces nos asomamos a la vida… y hay cosas que nos parecen inalcanzables.

Luego por los vaivenes normales de la misma vida, nos toca acortar esas distancias y darnos cuenta de que las cosas son diferentes.

A veces hay que estar en la falda falda del cerro o en la base de la montaña para comprobar cuánto debemos escalar para conquistar su cima.

Tal vez haya que cruzar puentes que no nos parezcan atractivos, pero que sean necesarios para ajustar la dimensión de lo que imaginábamos.

Nos puedes tocar,si queremos cambiar nuestra perspectiva; decidir dejar de enfocarnos tanto en el retrovisor y ver más lo que tenemos delante. A veces lo que se refleja al pasar, es borroso y pasamos a construirlo obstinadamente en nuestra mente de una forma errada.

Todo puede cambiar, si nos atrevemos.

En algunas ocasiones será mayor la dimensión que adquieren las cosas al ir y confirmar, acercarnos, comprobar… otras sabremos que se veían muchísimo mejor estando lejos, que cuando la tenemos al alcance de nuestras manos.

Pero, hay cosas que su perspectiva es tan fantástica desde cualquier ángulo, que las puedes disfrutar con o sin distancia.

Hay quien tiene la capacidad de atrapar nuestra mirada, nuestros sentidos y hasta nuestro corazón, mirándole a mucha distancia (y a veces hasta a ojos cerrados) y…

Decidimos que nos dejamos atraer hasta

Comprobar que la belleza no desaparece y el sentimiento no se va, al acercarnos y darnos cuenta de cómo es la realidad, al tenerla frente a frente.

Y no deja de perder su brillo, su encanto, su valor, el darnos cuenta que existen grietas que a lo lejos no podíamos divisar, pero que no hace menos deseable lo que admiramos.

Comprobar, confirmar… simplemente atrevernos a expresar, preguntar y acercarnos puede mantenernos a salvo, con sentimientos más sanos, alejándonos quizás de lo que no existen y ayudándonos tal vez a valorar lo que si.

Cae la tarde… amor 💗

Cae la tarde amor,
Vente conmigo
Vamos juntos a observar
Su arrebato,
Cae la tarde amor
Y estoy contigo
Aunque no estes en éste
U otro rato.

Cae la tarde amor,
La ven mis ojos
Y junto a los tuyos
La descubren,
Cae la tarde amor,
Y el sol a un rato,
La calienta como carbón
Sobre la lumbre.

Cae la tarde amor,
El día se va
Con él, quizás dolor y sobresalto
Cae la tarde amor,
Se marchará
Y en sus colores
Yo, te pienso tanto.

Los días de Marzo… siguen pasando

Estos últimos días de este Marzo que se aproxima a pasos agigantados hacia su mitad , he estado atenta para observar, cómo alrededor del Mar todo vuelve a la “normalidad”

Luego de tanta ola intensa, la playa fue recogiendo sus olas poco a poco, día a día, como quien comienza a lograr respirar con normalidad después del agite de una acalorada discusión.

Sin embargo, el agua desbordada en las calles más próximas al mar, dejaron un rastro imborrable, ya que el nivel del agua seguía igual que el de la propia calle, por tanto corría y llenaba los brocales de las aceras, que se mantenían silenciosas y testigos fieles de lo ocurrido en estos días. Golpes de agua de forma consecutiva.

Insisto en el significado que muchas veces tiene todo lo real, lo que comprábamos a través de los sentidos y lo que es intangible. Así como toda la revolución del agua, dejo escombros y algo de alboroto acompañado de la desolación que da el desorden a las cercanías de la playa, de esa misma manera quedan marcas cuando lo que se desatan son nuestras olas emocionales.

Días también en los que el Cielo, no se ha aguantado rompiendo a llorar cuando quiere, cuando se le ha dado la gana. Me quito el sombrero ante él, que si siente ganas, simplemente llora y de nada valen los Fulanos pronósticos.

Contrastes de claro oscuro abundando en tardes disfrazadas de nostalgia, esas que se convierten en la mejor compañía cuando quieres ir a gritar lo que sientes, a la orilla que te toca. Contrastes como los que ocurren en corazones que van con todo, a pleno sentimiento y aquellos que consiguen evadirlos de alguna manera. Contrastes.

Atardecer día tras día, coloreándose de matices que despiden el mal tiempo, dando la bienvenida nuevamente a las horas de sol y olas quietas.

Días en que ha amanecido con ganas, como al desquite de los días precedentes encapotados en la tristeza. Estos últimos días han llegado con fulgores renovados, y el sol se ha decidido a bañar el lugar antes que nubes cargadas quisieran cambiar el panorama. Pájaros han cantado con ganas estos días.

Y el color del inicio se confunde con el color del final… así a veces se confunde el Amor que inicia en un corazón y termina en el otro, cuando los dos son llenos del mismo sentimiento.

Y el día sábado, confirmando lo que ya pensaba vi como máquinas y camiones despejaban la extensión de la calle que bordea el mar ; ya que todo estaba convertido en una larga orilla, continuación de la arena que besa una y otra vez la ola cada vez que se mueve.

Eso me recuerda que lo que queremos mantener bien, necesita de nuestra intervención, sobre todo si se ha alborotado la arena de nuestra alma, por algún viento de esos que golpea.

Y la orilla volvió a ser orilla… calmada y quieta como otrora.

Simplemente recibo el mensaje una vez más, que aún el más manso desata emociones que algunas veces no se pueden contener. Esto sobre todo para los que piensan que siempre se puede estar al control.

Han vuelto los días con rayos de luz llenándolo todo. Aún con nubes, el sol siguen haciendo su manifiesto de grandeza. Y es que cuando sabemos lo que somos y que queremos, eso predomina aunque las nubes de lo incierto, quieran nublarnos el camino.

Día a día, el sol ha recuperado su lugar, o mejor dicho en este lugar hemos recuperado su visión. El. nunca ha dejado de estar, sino que a nosotros nos ha costado un poco más el poder verle.

Típico de los humanos, que hasta un dedo puede impedirnos ver algo de la magnitud del sol.

Unas veces más encendido que otras, el sol ha vestido la tarde con su color, con su apariencia, con todo lo que es. Quien no detalla la magia, puede pretender que es “normal ” que es un adorno más en el firmamento, sin contemplar con admiración su belleza.

Como esas personas que obvian a quienes recurrentemente les brindan su luz, su mejor versión y aún así se empeñan en mirar hacia a otro lado. En lugar del sol prefieren cualquier planeta que está sin vida.

Y las mañanas han recuperado igualmente su luz. Y es que siempre, amanece… aunque no sepamos apreciarlo.

Días de un Marzo, casi a la mitad que me ha dado más intensidad que los últimos años con todos sus meses completos.

Me quedo mirándole en este amanecer precisamente de hoy… ahora, tan solo un poco más antes de las 6:00 am y ahí está,

Marzo el tranquilo, el impar, el que me ha enseñado que a veces es necesario hacer un alto, hasta en el arrebato de sentir y comenzar a ponerle nombre, hasta aquello que aparentemente no lo tiene, porque así tarde o temprano por bienvenida o por despedida sabré a qué que llego o de qué salgo y a quien tengo o de quien me despido…

Agradecida Marzo, por tus días. Sigo a la expectativa.

El día está triste 😔 … el mar está molesto 😠

El día esta triste…

El mar está bravo…

Y me pregunto:

—¿El día está triste por comprobar que siempre el mar está molesto?

o

—¿El mar está molesto al contemplar al día , todo el tiempo triste?

En ninguno de los dos casos se cumple el “siempre” o “todo el tiempo” sin embargo son buenas excusas, para cada cual quedarse en el error que prefieran.

Cada quien asume una posición… salir de ella podría marcar significativamente, la diferencia.

Así son las relaciones tóxicas, esas que protagonizamos alguna vez o en las que somos espectadores, más veces se las que quisiéramos. Las mismas en las que el otro excusa su pésima actitud, con la existencia de algún estímulo en quien le acompaña en la relación; olvidando (o al menos pretendiendo eso) que en sí mismo es responsable de ella. Sin que existan más culpables.