De esos paseos… en los que la vida grita!

Julio me ha regalado en lo que va de sus días, una serie de emociones y palabras mientras se despliegan ante mi, sus caminos.

Momentos en que la emoción hace sonrojar el cielo, pintándose de matices bellos…

Que me han hecho pensar en una que otra palabra:

Y una de ellas es “Contraste”, porque así son las emociones; esas que reflejan nuestros lados paralelos hasta internos. De pronto grises, de pronto coloridos. Todo concentrado en un mismo ser.

Y Julio que no se calla, también a revuelto el Amor en mi interior, sacudiendo hasta los clavos que sujetaban la caja donde le tenía, para que no se desbordara..

E inevitablemente otra palabra llega a mi, mientras observo el transcurso de sus días, a la vez que encuentro los corazones que el cielo últimamente me ha mostrado. La palabra es “Sentimiento”.

Y es que sin ellos, ¿como sería la vida? Sórdida, hueca, vacía.

Mirando a Julio pasearse ante mis ojos, en medio de lluvias que han tenido el cielo en colores de luto, para luego permitirse ráfagas intensas de alegría, he ido aceptando que el amor como sentimiento también tiene esos bemoles.

Que hay días de claridad

Y otros de oscuridad

Y en ambos podemos andar.

Nada se mantiene exactamente igual… puede mejorar (y es a lo que todos apostamos tácitamente) o también podemos entender que no sirve, que ya no es más, que se acabó, que algo más viene.

Julio sigue dándome voces y entre uno que otro recorrido, me invita también a pasarme por la palabra “Atrás ” y es que a veces pasamos y no nos damos cuenta de algo o alguien, perdiéndonoslo por completo.

Y no es vivir en modo “ayer” sino tener el permiso para rescatar algo extraordinario que a lo mejor perdimos por descuidados.

Habrán días en los que nos manejemos en el claroscuro y entonces Julio me dejo oír su grito al decir: —¡Adaptación! Lo que es necesario para que nuestras pupilas vayan bien en un ambiente y otro. Siendo eso muchas veces vital para sortear los inconvenientes o sorpresa de la misma vida.

Por supuesto, Julio también me ha dicho: —Cuídate y esa palabra podría ser muy amplia y abarcar los cinco sentidos que conocemos, más los dos adicionales (pensamiento y sentimiento) que terminan siendo muy importantes también.

Aunque confieso que caminando los días de Julio, aún no estoy completamente aprendida sobre eso de “Cuidarme” sobre todo en cuanto a sentimientos se refiere. Mandé a hacer un traje blindado a la medida… pero aún no me lo entregan (🙈).

Y así, continuo de paseo por los días de este Julio, que me mira de frente, indicándome cosas que a veces no entiendo, como ventanas azules en el cielo, en medio de una lluvia que no cesa; como un verano mezclado con invierno…

Por hoy, en este día del paseo, Julio me regala la palabra “Nuevo” me sugiere que haga “borrón y cuenta nueva” que no me desgaste en lo que no es, que no apueste en la carrera a quien ni siquiera desea utilizar sus piernas. Que estrene el día, como lo que es, algo nuevo.

Gracias por este paseo, por las palabras y también por las lecciones, aún aquellas que no entiendo.

7 comentarios en “De esos paseos… en los que la vida grita!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s