De las cosas cotidianas 15… la presión ðŸ˜–❌

¿Alguna vez has puesto al fuego una de esas ollas que han denominado “de presión ” ?

¿De esas mismas que sirven para ablandar hasta el hueso más duro?

Justamente en estos días, en medio de la filosofía de vida que se genera entre los fogones (jajajaja), me di cuenta de algo.

Y es que vivimos en un medio que es como una olla de este tipo. 😖

Si buscas trabajo, lo primero que te exigen es que sepas trabajar “bajo presión” por tanto te puedes imaginar que vas a tener un jefe injusto, trabajarás más horas que las acordadas, y que estarás listo para enfrentar un trabajo para el cual nadie te ha dado una inducción correcta.

Somos llamados a ser los “super héroes de la presión “

Pero al igual que la presión y el calor hacen que todo lo que metemos en esa olla se “ablande” igual ocurre con nosotros y las presiones que decidimos echarnos encima.

Tarde o temprano, en pocos o muchos años, dependiendo que tanto aguante emocional tengamos, nuestro ser sufrirá una fractura, lo que puede reflejarse en enfermedades físicas y emocionales.

Algunos trabajos etiquetan con la palabra “presión” actividades tóxicas que no nos llevan a ningún crecimiento profesional; porque nadie puede crecer en medio del hostigamiento y el temor a perder lo que no sirve ni siquiera para un básico sustento.

Del mismo modo, una relación de esas “roba energía y acaba alegría” disfraza su toxicidad con la etiqueta de la presión porque “son nuestras personalidades y hay que aguantarlo, sin los deberes y no puedes sacarte de ellos”. 🙄

La olla tan pronto empieza a dar señales de que ha cumplido su función, la bajamos del fuego y esperamos a que repose para poder abrirla y que no nos explote.

😳Pero… a veces no tenemos la misma consideración con las personas.

En el caso de nosotros los humanos, vemos las señales y las ignoramos, continuamos metiendo mas peso a nuestro golpeado equipaje emocional, y para completar alguien con “buenas intenciones” se acerca solo para destapar todos nuestros defectos en medio de una crisis, y terminamos explotándole en la cara sin aparente justificación. Entonces todo tiende a volverse peor…

Viendo todo esto, compruebo una vez más, que no estamos diseñados para vivir siendo objeto de la presión de los demás. Así que cuando nuestros pensamientos empiecen a estar tan caliente por algo o alguien, es hora de replantearse realmente que es lo que queremos en la vida.

Ojo, hay ocasiones en que la presión se puede manifestar con mucha temperatura (muchas actividades) o también puede venir por una gran congelación (nada que hacer) en ambos casos hay presión, que no debemos aguantar.

No somos de acero inoxidable, no estamos a prueba de balas; sentimos y padecemos y tenemos todo el derecho a decir: —No quiero ¡Ya basta!

No permitas que nadie suba la temperatura a tu ser con la intención de hacerlo explotar, no le des ese poder a ninguno de los que quieren constantemente encender la hornilla.

Simplemente abre tu tapa y oxigénate y dile adiós a lo que te presiona negativamente.

💭Nadie siembra una flor a gusto, mientras una pistola le apunte…💭

¡Somos humanos!

13 comentarios en “De las cosas cotidianas 15… la presión ðŸ˜–❌

  1. Hoy en día se cree que uno debe aguantar de todo en todo lado. Vivimos en un mundo acelerado lamentablemente, nos hacen creer que tenemos que superar a la otra persona y eso causa presión en todo lo que hacemos. No nos damos chance de fallar o de vivir. Te lo digo yo que la pasé muy mal con ansiedad al tope. Un saludo!

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s