Tarde de Septiembre… sol y nube

Septiembre que comenzando muestra tardes apacibles, en las que una ingenua nube gris pretende visitar al sol, para persuadirlo de que no esté siempre tan ocupado, al marcharse con tanto alarde.

Le invita a un tiempo a solas, y el acepta.

Él se deja envolver en ella, olvidándose un poco de su “papel”. El querer brillar por todos lados, deja por un momento de ser el sentido de su vida.

Descubre que envuelto en ella, los matices que dan juntos son extraordinarios.

Ya no necesita tanto la atención de todos aquellos que hablan de su esplendor. Ha descubierto que es agradable estar ahí, envuelto por quien de cerca, realmente le presta atención. Así que solo se deja llevar…

De esta manera, esta tarde de Septiembre se dibujó, en los tonos del placer que la nube le dio al sol, sin más compromiso, que el de ser cada uno quién era. Sin necesidad de exigencias. Solo fueron el y ella, en el cielo. Y la tarde se pintó bonita a su manera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s