Amanece… si, amanece! ☀️

¡Que amanece!

Porque al menos en esta vida que tenemos, es así, amanece.

Hay noches que son muy largas,
Hay dolores muy profundos,
Hay verdades muy amargas,
Hay absurdos muy del mundo.

Y aunque pasen esas cosas
Lloramos un mar, a montón,
De esas que son dolorosas,
De las que parecen no tener razón.

Amanece el día y con el entendemos
Que llega también el milagro de hoy
Que a pesar de todo, sentimos, queremos
Y eso permite que todo se vea mejor.

Septiembre que llega… me asomo

El estreno de hoy… Septiembre.

Que llega entre cantos de pájaros, entre noches que se han acortado por algún sobresalto.

Y yo me asomo, me asomo a verte. A buscar en tus colores algún rastro mío, que se vuelve invisible y no le veo.

Septiembre que me mira y dice: “No te angusties” “Deja que lo que no esté, no esté y punto ”

Y vuelvo a asomarme, queriendo encontrarte allí… pensándome, sin verme. Sintiendo como te toco con la mano del viento, mi cómplice perenne.

Septiembre, que apenas ha salido de la cama, estira sus brazos y con la energía de un niño que descubre la vida, salta a mi encuentro y me dice: “Déjalo, vente conmigo” vamos a jugar “a que realmente vives”.

Yo, no se de juegos… ¡pero es Septiembre! Uno que es ya antiguo, que sabe, que antes que él, pasan ocho y va aprendiendo:.. así que decido hacerle caso.

Me asomo, ya para jugar, sin esperar acumular puntos, solo espero una sonrisa y si en ella te encuentro, ¡sería el cielo!

Septiembre bienvenido… me asomo, voy contigo.