De eso… y de otros. Atardecer de Octubre

De cuando Octubre llega y te abraza con sus colores y no puedes evitar quedarte en ellos.

De esos amores que se suben a tu vida, sin boleto y terminan el camino contigo sin haberlo planificado.

De lo inmenso de una nube que visitando el cielo, hace gala de su capacidad para flotar a pesar de su tamaño.

De esos sentimientos que creemos que nos absorben todo, y aún así también nos llenan.

De algo que pasa allá arriba que empieza con la intención de dar color y termina haciendo del firmamento una gran paleta.

De esos amores que se cuelan… chiquitos, casi imperceptibles y luego se apoderan hasta del más pequeño de los rincones se nuestra mente.

De ese que nos encandila y la majestad de su brillo, simplemente pinta de su presencia todo.

De ese amor que nos sale hasta por los poros, sin poder evitarlo, porque su llama nos quema.

Así va este atardecer, de unos pensamientos y de otros…

4 comentarios en “De eso… y de otros. Atardecer de Octubre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s