De torbellinos y calma… interior!

La vida con sus cosas, con lo que trae y con lo que se queda, a veces simplemente nos voltea.

Ya sea por lo que escuchamos o vemos, estamos propensos a ser afectados por algo o alguien. Los agites del día a día, nos arrastran hasta casi parecer que nos arrasarán y que ya no vamos a poder recuperarnos, pero (no me gustan mucho los “peros”, pero esta vez salvan jajajaja) no siempre tiene que ser así.

Puede llover a cántaros afuera, y un millón de quejas llegar percibir de unos y otros, puede que nos lastime la actitud de alguien, ya sea por ser demasiado incisivo o por el contrario altamente indiferente; puede que el entorno se transforme en un completo desastre, es decir, puede que te toque estar en un país como este.

Es ahí, cuando todo depende de lo que tenemos dentro, de quienes somos y que tan buenos somos para subir a una patineta de emociones como ésta, sabiendo que habrá dolores. No es sencillo, pero la salida la encontramos en saber ¿cómo estamos nosotros por dentro? Si, tú… y yo. Nos conocemos…

Si el caos abunda, y estamos suficientemente amoblados emocionalmente, quizás el asunto nos afecte (porque somos humanos), pero no hará que la tierra se abra y nos trague. Estaremos despiertos y seremos capaces en medio de la emoción, de tratar el asunto en frío, con la objetividad que es necesaria muchas veces para salir vivo de un tornado; llámese tornado: una situación difícil, una oportunidad de trabajo que no se dio, un negocio que no cuajó, una relación que terminó.

Eso podremos asumirlo, digerirlo y en el tiempo justo pasarlo, si realmente tenemos algo adentro de lo que estemos convencidos. Como los faros en los puertos más oscuros y con las mareas más altas tocando sus orillas, lo que somos prevalecerá, aún en medio de las más fuertes tempestades.

Quizás se afecte la luz por un tiempo y cueste brillar en medio de la oscuridad, y puede que nuestro interior se inunde del agua de la tristeza, pero eso pasará, porque somos quien somos y lo más importante, lo sabemos.

Por el contrario cuando el torbellino y la tempestad son producidos o están alojados en nuestro interior…. ahí, ¡no hay día soleado que valga! Las oportunidades que se presenten, todas tendrán un defecto para que no las asumamos, aún cuando estemos haciendo algo complacidos aparentemente, por dentro estaremos inconformes; puede que el mejor amor del mundo toque tu puerta y te empeñaras en tontos argumentos.

— ¿Porque?

— Por que podemos hacer frente a cualquier cosa externa, si estamos en calma dentro, si hemos despertado. En caso contrario somos agentes destructores también de lo externo que terminará reflejando nuestro propio derrumbe.

No estamos a prueba de balas, y nuestra humanidad nos da licencia para equivocarnos y tocar el suelo (a veces con todo el cuerpo); sin embargo, esa misma humanidad nos impulsa a que por supervivencia tengamos un soporte de calma en nosotros para asumir los torbellinos externos, sin ser devastados.

—¿Vives en medio del torbellino y aún así puedes recitar en tu alma el himno de la alegría? o…

—¿Vives en el país de Alicia (el de las maravillas) y aún así, tu corazón solo interpreta la melodía de la tristeza?

Todo nace y vuelve al interior… 🌸 yo en los laberintos del mío (de mi interior)

5 comentarios en “De torbellinos y calma… interior!

  1. Sin duda, hacerle frente a esos torbellinos (no solo los externos, sino los que llevamos dentro) nos dejan en una situación de emergencia… No somos nada sin saber estudiarnos por dentro para encontrar nuestra fuerza, nuestro equilibrio y esa paz ansiada.
    Un cordial saludo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Creo humildemente que debemos tener clara nuestra posición ante el entorno y fortalecer nuestras convicciones siempre con respeto. No dejar que nuestra estima se afecte por torbellinos que aunque nos salpiquen, son, sin embargo, ajenos a nosotros en muchos casos. No es fácil claro, pero es necesario. Un abrazo Awilda.
    pd: me he dado un buen paseo por tu blog. El tiempo no da para más y me dejo muchas lecturas pendientes, pero siempre es un placer aunque sea con retraso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s