Máscara… el adorno más pesado 🎭😞

A veces buscamos tanto la aprobación, que termina convirtiéndose en nuestra primera necesidad. Y claro, encontramos cosas en nosotros que no nos gustan o que pueden no gustarle a los demás y eso nos llena de temor.

Tan es así, que vivimos en los tiempos del “retoque”y nos valemos de cualquier cosa que nos haga ver mejor; lo lamentable es que eso no termina siendo para sentirnos bien con nosotros mismos, sino para “pasar la prueba” de otros.

Sino nos adicionamos algo, jugamos a ocultar lo que no parece verse tan bien como para estar en el grupo que queremos, y entonces vienen las máscaras. Todo sea por ese momento de gloria, ese mismo en el que nos sentimos “dentro” de un mundo al que sabemos no pertenecemos y quizás no nos guste de un todo, pero nos dejamos arropar por el ambiente y lo que nos trae.

Comenzamos adornándonos y terminamos simplemente siendo el adorno de otro.

Esa es una carga sumamente pesada, porque no hay nada que agote mas que estar fingiendo lo que en esencia, no se es. Una sonrisa obligada, un te quiero por conveniencia, una popularidad como modo de respiro, nos llevará al final del día a llorar frente al espejo, comprobando que lo queda de nosotros ha sido tan maltratado por la máscara, que ahora lo que queríamos ocultar, disimular o fingir, está aún peor.

Nadie ha dicho que mejorar nuestra apariencia sea malo, ni mucho menos mejorar lo que somos internamente; eso más bien debería ser un objetivo saludable. Sin embargo, si no comenzamos por gustarnos a nosotros mismos, raramente podremos obtener eso de alguien más.

Y en su defecto, si simplemente escondemos eso que nos parece desagradable, o nos mantenemos en una negación de nuestra situación, enfermedad o problemas ¿cómo saldremos de ellos?

En la medida que podamos ir por la vida a cara descubierta, sentiremos que nuestros pasos se vuelven más livianos y comenzaremos a apreciar en medida justa nuestros atributos (físicos y emocionales) y nuestros defectos tendrán la oportunidad de ser tratados como se merecen.

Si te sientes agotado, sería bueno revisar si hay alguna máscara por ahí haciendo peso innecesario. Todos las tenemos, pero de nosotros depende el querer usarlas o no. No te resignes a estar todo el tiempo disfrazado. Ánimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s