Sol y Nube… otra historia

Sol y nube 2019 04 29

El, tan majestuoso imponiéndose en el cielo, sus rayos alumbrándolo todo… y en el fondo tan tímido, tan fracturado. Con la herida que Luna le dejó, no se atreve a mirar a ningún lado, aunque desde hace un tiempo sus ojos de luz, se van tras una nube.

Ella, en solitario, no se deja llevar por los vientos ue mueven a otras, quizás más grandes, quizás más bellas. Le ha visto, y ¿como no verle? Su esplendor y calor, han hecho que ella se encienda y corra a esconderse tras algún cerro, evitando que quede al descubierto, que le importa.

El, que en su paseo diario toca todo y a todos, no ha podido evitar tocarla a ella también, y sus miradas se han cruzado. A ella le conmueve su fuego, a él su suavidad, y no se atreven ni uno ni otro a decir nada.

El pasa y su calor la arropa, ella le rosa y el se eriza, como la primera vez, cuando todavía su corazón estaba en partes enteras y no roto.

Hoy la busca con su mirada de luz y no la encuentra, ella queriendo esconder lo que siente se ha escondido tras un cerro en el mar, a riesgo de caer al agua y volver a su estado original, hasta que siente que sus dedos de le encienden al tocarla y suben la temperatura de su corazón.

Ella voltea y se encuentra con su mirada, el casi quiere correr, no sabe tampoco qué hacer con lo que siente, pero a dónde podría esconderse él, a quien todo el mundo ve.

Sin decir nada ella se acerca, es atraída por algo que no conocía hasta ahora, eso que le supera sus miedos; y aún a riesgo de quemarse le saluda.

El,no encuentra qué decir, tan imponente, tan seguro, y a la vez tan inexperto y tan ingenuo.

Ambos se sonríen, y ese momento, en el ahora que los arropa, la historia con Luna y sus heridas, se ha vuelto lejana, y empieza a verla más pequeña, casi nula.

Tú ya estabas con alguien, dice Nube como queriendo escaparse sin lograrlo.

No se está con quien no quiere, contesta él (el sol), sin poder evitarlo.

Y no son necesarias muchas más palabras, ellos se encuentran, se conocen, se conectan con el cielo de testigo, y el resto de lo que allá arriba se ubica, con asombro les observan.

Nadie apostó nada por ellos, y allí siguen, él haciendo su recorrido, ella esperándole en cada rincón del cielo donde él quiera tocarla, para encenderla y hacerla suya, y para que el siento la ternura y suavidad de sentirse amado.

Para quienes les apetezca ver el texto en video, recitado aquí les dejo el link.

🌸

https://www.instagram.com/tv/Bw9iav1nQlcXIuaqOmMtCDm8-PFLYj4u_qMl5A0/?utm_source=ig_share_sheet&igshid=f3fy8tf5ux23

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s