Y hoy amaneció en claro – oscuro… como nosotros 😳

Que la vida es como es, sin tapas, ni máscaras.

Hoy amaneció, con claridad y oscuridad a la vez. Que el claro – oscuro también pone nombre a los días y nos recuerda que puede ser un reflejo real de lo que somos.

El día no tiene rollo con mostrarse como va, que si hay luz y hay colores, lo mismo le da, enseñar sus sombras y oscuridad…

¿Y nosotros? ¡Nosotros somos más cuidadosos!

La tendencia que prevalece es la de aparentar, que estamos bien, que no ocurre nada que no podamos superar.

Nuestras partes oscuras, nuestras sombras son vetadas por nosotros mismos, haciendo que el día que no lo podamos ocultar más, sea como una explosión ante cualquier otro que nos vea, y que jamás se lo esperaba; porque nosotros siempre estuvimos “tan bien” que ¿quien se lo iba a imaginar?

Todo lo creado expresa lo que es, sin tanta excusa, sin argumentar para quedar bien, siendo lo,que se es, y ya.

Las Flores, aún las más hermosas, se marchitan ante nuestros ojos, las hojas más espectaculares se caen. Aún el sol y la luna sufren eclipses y la mayoría de las veces son visibles ante nuestros ojos… ellos no esconden sus crisis, sus reveses, sus momentos de debilidad.

Pero nosotros, quizás los más frágiles de la creación, no nos damos el permiso de decir que estamos mal, que un dolor nos abruma, que existen cosas que nos sobrepasan, que simplemente no las sabemos manejar.

Lo que nos incomoda nos lo guardamos tanto, hasta que es nuestro propio cuerpo quien lo tiene que reflejar, porque nuestro silencio o evasión intencional no dejó otra opción o vía de escape. Entonces vienen las implosiones.

El día se muestra tal como es. No tiene la condicionante de ser bello, esplendoroso, lúgubre o de terror; el simplemente se deja ver como es; al menos por quien tiene interés en detallarlo.

No todos podrán comprender cómo nos sentimos alguna vez, no todos podrán escucharnos y atendernos cuando estemos en el piso; no para todos seremos de interés real. Sin embargo, con alguna persona podemos comenzar a hacer el ejercicio de quitarnos la pesada máscara de “todo el tiempo estar bien” hasta que seguros y probados nos mostremos al mundo tal cual somos. Sin que importe tanto lo que piensan, pero si más seguro nosotros, de lo que opinamos de nosotros mismos.

El día sigue mostrándose como es… sin ningún temor adicional. Tomemos ejemplo de el, no nos engañemos más.

Nubes… lo que se me ocurre… 🌩☁️🌧💭

¿Qué quién nos la ve?

¿Quién no se ha quedado encantado

Con su formas?

¿Quién no las ha visto correr cuando presagian lluvia?

¿Quién no ha querido trepar sobre ellas y perderse en ese,

el firmamento que las contiene?

Nubes,

Como el  jabón con el que se limpia el cielo

Con la suavidad del que acaricia en silencio

Con el matiz que da la luz o lo oscuro

Con la fragilidad de quién es parte del mundo.

Nubes,

Así somos nosotros, efímeros y cortos

Que nos llenamos por segundos de Alegría

Y tenemos esplendor algunos días

Y luego, luego sólo llovemos y nos vamos en un sorbo.

Nubes,

Que sin  ellas arriba, faltaría algo estaría vacío

Como nosotros cuando alguien que queremos no está, sentimos frío

Como pasajero en un tren, de apenas horas

Como nosotros que por mucho que digamos “para siempre”, la muerte nos roba.

Nubes

Que se pueden ver sin tocar,

Que se van y no se quedan

Que cualquier cosa nos podemos imaginar

En sus formas, que son las mismas que quisiéramos tener, a solas.

Nubes,

Que tarde o temprano lloran,

Como nosotros, fiestas de un día

Luto que llega al corazón, si nos lo rompen

Y no hay más que llorar y llover a todas horas.

Nubes,

Que sale el sol y a jugar con el,

En ese tiempo todo se nos olvida,

Que así como ellas llegamos a creer

Que lo que está bien nos durará toda la vida.

Y nos esfumamos,

Aún nuestros mejores atributos,

Nuestras acciones más increíbles,

Lo que logramos, aún siendo imposible

Nuestros títulos, conocimientos y hasta amores,

Nos vamos, no existimos…

Como nube después que ha llovido.

Cualquier cosa… es lo que quieres? 👀⚡️

Simple!

Para quién está a oscuras, cualquier rayo de sol encandila! 👀

(Eso hace que en más de una ocasión nos confundamos).

¿Cuan mal te sientes, como para aceptar solo cualquier cosa de cualquiera?

Sumergidos en la errada creencia de que no merecemos nada, nos inclinaremos a tomar las sobras del camino.

¡Basta de eso! ¡No más!

Si combinas la luz que recibes, con la que ya tienes (porque si la tienes y bastante) verás todo iluminado, siendo tu partícipe y a la vez protagonista de ello. Sin que nadie te deslumbre con luces de mentira.

De las cosas cotidianas… “semi” ni una cosa, ni otra 🙄💭🙈

Comprar alimentos, que el dinero alcance y que no muramos en el intento es una de las cosas más comunes de este lado del hemisferio. La crisis venezolana es más que conocida por todos, hasta por lo que ni siquiera sabían hace un tiempo que existíamos.

Pero como ya eso es sabido a nivel mundial, no quiero detenerme allí, sino más bien en algo de lo que pude darme cuenta o más bien “caer en si” de que con frecuencia nos ocurre.

Fui a hacer unas compras en ese “mercadillo” puesto a la orilla de la playa; quizás para hacerlo más apetecible, tal vez porque hay mucho espacio para aparcar ahí mismo.

El asunto es que me detuve allí, y entre niños en situación de calle y policías dando sus vueltas (ambos provocándome susto) me pesaron todo y pagué. Lo cotidiano en uno de estos sitios es que te pesan y sacan cuenta y tú ni vez, ni sabes cual es el importe de cada cosa porque no te dan facturas 🙄 (Razones por las cuales determine no volver).

Al final y justamente en la entrada había un señor vendiendo queso, y yo quería comprar un trozo del que es duro. Le pregunté “¿es queso duro?” Y el señor asintió con su cabeza en señal de afirmación. Yo me acerqué a tocar y fue entonces cuando dijo las palabras que me hicieron pensar… “es semi-duro”

Si yo no me acerco a tocar, es probable que hubiera comprado un kilo de queso que al momento de rallar se partiera todo y no me sirviera para lo que yo lo quería.

¡Duro no es igual a semi-duro, jamás!

Y me quede pensando que así hay muchas cosas en nuestra vida…”SEMI”, que no son una cosa y tampoco otra 🙄 así como el “semi-cuero” que ni es cuero, ni sintético completamente o al menos eso nos hacen creer con dicho nombre.

A medias, “medio – medio”, casi, semi… son palabras que nos las inventamos para asumir lo que sabemos de plano no nos va a satisfacer de verdad.

Es como cuando le preguntas a alguien “¿me quieres?” Y la respuesta obtenida es “más o menos” o “tú sabes que si” y cualquier expresión que no lleve al compromiso o grandeza de asumir consciente qué hay un sentimiento de amor por otra persona.

Cuando el señor del queso me dijo “es semi-duro” yo preferí no llevarlo. Fue fácil tomar esa decisión… y me quede pensando que a veces no es tan sencillo deshacerse del “semi” sino que cargamos con ese lastre a lo largo del camino de la vida.

No se cuantos “semis” tengas, lo que si se, es que nos hace bien tener claro que al aceptarlos sabes que ciertamente no podrás exigir que sea lo que está después del ese sufijo. Lo que es semiautomático, se quedará así, no pretendas que va a ser automático; lo que es semi-duro, tendrá mucha parte blanda, no esperes que sea duro. Cuando medio te aman, no esperes de quien lo hace, acciones que solo las hará por tí, quien ama de verdad.

El semi puede servir, pero siempre le va a faltar algo. 💭

Hoy siempre es distinto… irrepetible ☀️💭

Porque cada día es distinto, aunque el escenario sea el mismo.

Porque cada uno tiene algo diferente que aportar.

Porque las nubes no tienen la misma forma cada día, ni el viento levanta el mismo polvo a diario.

Porque nosotros, tú y yo, aunque los mismos, tenemos un pensamiento loco y nuevo para compartir hoy.

Porque el azul el azul Del Mar aunque parece ser igual, cambia de tono cada vez que el cielo hace lo mismo.

Porque aunque nos empeñemos en repetir una historia ya vivida… nunca volverá a ser igual.

Por eso y más… este hoy es distinto, a pesar de los que se empeñan en guindarle una etiqueta de “igual“.

☀️Vive un día diferente… desde tí, no desde los demás ☀️

Y si amanece gris..?sonreír! 😊🌫

Hay mañanas que serán oscuras, que el sol se tomará un descanso y no saldrá.

Hay días que comenzarán grises aunque luego los colores se repongan y salgan a jugar.

Hay momentos en que todo está perdido y parece que la vida solo su espalda nos da.

😳Pero,

A pesar de lo oscuro, del gris que pueda reinar, de los mil y un problemas que podamos encontrar

¿Si nosotros sonreímos, que mal nos podrá pasar?

😊

Sonriamos, porque encontramos dentro razones para hacerlo, no como algo impuesto para que nos puedan aceptar.

Píntenos una sonrisa feliz sobre ese cielo gris.

Tarde de Mayo… tres colores 🇻🇪 💕

De los cielos que hablan y nadie puede callarlos. Así han sido estos cielos de Mayo.

Con el impulso de quien no se deja quitar los colores, por mucha lluvia que caiga… como los que perseveran en una causa, por mucho obstáculo que venga.

Como llama encendida que no se apaga, aunque la noche esté tocándole la puerta.

Así mismo, como el amor que abrasa y quema con su fuego, y nos pone a arder sin pedir permiso, aunque los inconvenientes se presenten en cascada.

Como un Cielo que recuerda una bandera y enarbola el honor de sus locales en señal de esperanza.

Así también merecen honor aquellos incansables que no temen seguir confiando en la bondad y en ese amor que no se cansa.

Cielo, guardo las cosas que me haces sentir, y comparto cómo estás, algunas de las que son evidentes.

Mayo tu reflejo de hoy es de maravilla!

Gratitud… la que sabe de conquistas. 🚩💗

Palabra pequeña de grandes significados…

Con ella podemos conquistar el más grande de los peligros, el de la queja. Eso que nos hace descuidar la existencia, pensando en todo aquello que quisiéramos y no tenemos, eso que nubla la mirada de aquello que damos por sentado, pero que igual es un privilegio.

Sus conquistas abarcan todos nuestros ámbitos: económicos, sociales, físicos y emocionales.

😫Y es que podemos quejarnos por las cosas materiales que no tenemos en nuestro hogar, olvidando todo aquello que si tenemos y usamos que de una manera u otra vuelve más llevadera nuestra vida.

😡Qué tal vez nuestra sociedad y la forma de relacionarnos no cubren todas nuestras expectativas, pero igual es una gran oportunidad, el poder estar aquí y gozar de comunicarnos y expresarnos.

🤩Y a lo mejor el cuerpo que tenemos no pareciera el más espectacular a los ojos del estándar prefecto que se erige en cualquier red social, pero estamos completos y respiramos, para muestra esto mismo, que yo puedo escribir y tú puedes leerlo; lo que implica qué hay manos y ojos y sobre todo cerebro!

😍En cuanto a lo emocional, ahí donde se libran quizás las más cruentas batallas, quizás hemos sido golpeados por palabras que nos dijeron o que quizás más bien no existieron, porque nos obviaron o fuimos objeto de los más crueles ataques; porque nos dejaron o simplemente no nos amaron… eso nos lleva al dolor e inevitablemente nos quejamos.

🔦Pero si nos enfocamos en aquel o aquellos que si nos quieren, que en la medida de sus posibilidades siempre están para nosotros, en esas palabras que si acarician nuestra alma de algún modo y en esa presencia continua que es una muestra cierta de que realmente somos importante en su vida. Descubriremos que la palabra GRACIAS, estará en nuestra vida mucho más de lo que pensamos.

No es cuestión de ser conformistas, no. La idea es que a pesar de que existan cosas y personas que deseemos que eso no se convierta en la obsesión que nos lleve al desespero de la queja, y mucho menos a olvidarnos de lo que nos hace bien y ya tenemos,

La bandera de la gratitud conquistará nuestro territorio de la queja, ira cambiando nuestro panorama interno y esto llevará a que procuremos entonces hacerlo también con nuestro entorno.

Por mi parte agradezco que estés en mi vida, como uno de los tesoros más valiosos que pueda llegar a tener jamás, y con eso me basta. He sido conquistada.

El peor enemigo…nosotros! 👉🏽😳👈🏽👎🏽

Simple!

Que si bien es cierto que las palabras de otros y sus acciones pueden hacernos daño; lo más cumbre es que lo que nos decimos nosotros mismos puede magnificar todo aquello que en algo nos afectaba.

¡No seas cómplice en tu tormento, ordénale a esa voz interna que no ayuda, que guarde silencio!

No a la auto condenación que no lleve a nada. Si nuestra voz dice que “estamos mal”😞debe tener de la misma manera, una que propuesta que encuentre la forma de salir del hueco🧐. Sino es así, es mejor suspender nuestro radar, porque está enviando señales erradas, que lejos de ayudarnos, nos pueden perjudicar.🤐

Estemos conscientes, para reconocer cuando la regamos… y estemos aún mucho más conscientes y despiertos para buscar hasta encontrar una opción que pueda ayudar a no ahogarnos en ello.

Acusar sin restaurar no tiene ningún sentido. Menos si esto ocurre en nosotros mismos. Andar con culpas y cargas que no se resuelven, solo mata cualquier Alegría y bienestar que pudiéramos experimentar.

No pases por alto tus errores, pero tampoco te quedes a vivir en la culpa de ellos.

🔅Corregir, 🔅arreglar, 🔅restaurar, 🔅olvidar y 🔅seguir.

Verbos para conjugar en nuestra primera persona. No seamos nuestros propios “peores enemigos“❌