Los paréntesis del día… colores de ayer👀🌅

El día de presents ante nuestros ojos y el color que trae y con el que se va, son los paréntesis…

Ayer, comenzó claro, diáfano prometiendo que se podía ir a conquistar el mundo sin interrupción de la lluvia.

Y entonces preferimos creer que es verdad y nos lanzamos en la aventura de querer poner banderas en los territorios que aún no nos pertenecen. Claro, a veces olvidamos que el menos conquistado o el más por conquistar es el propio, el interno, el nuestro y ese, a veces es más complejo de seducir aún cuando seamos encantadores.

El día de abrió y el panorama comenzó a cambiar, porque como de costumbre digo: “nada se queda igual”

El movimiento de allá arriba me indicaba que el pintor movía su lienzo y que el caballete podía ser puesto en cualquier lugar, y con ello la inspiración podía cambiar.

En la tarde temprana, hubo intento de lluvia, gotas que se deslizaron como temerosas, pero que no se atrevieron a caer de un todo.

El presagio de una tormenta jugaba a no pasar disimulado o a dejarse ver y asustar a cualquiera.

Me puse a pensar que me gustan los colores de las tormentas, los matices sacudidos que dan las crisis, los trazos a mano temblorosa que se pueden pintar bajo una emoción intensa… y vi esto…

La tormenta que no había caído, mostraba sus fauces por encima de un sol que al final de la tarde se iba como si nada. Pero la amenaza de lluvia cambió por completo los colores que ya sol había definido.

La tormenta, la crisis, los problemas, pueden pintarnos colores en el rostro, arrugas en el alma, y sangre fluyendo hasta por partes que queremos esconder.

Aunque la explosión de la lluvia no llegó, la presencia de las nubes que la contenían pusieron en evidencia que el día no terminó sin que algo pasara…

La crisis puede convertirse en nuestro “revelador” como cielo de atardecer marcado por nubes de lluvia.

Cuando todo está bien, se fingen las sonrisas sin problema alguno, y aún no han terminado de preguntarnos cómo estamos cuando el “todo bien” fluye como manera de asegurar que nadie podrá cambiarnos ese estatus.

Pero cuando el cielo toma matices que no esperábamos, y tenemos riesgo de mojarnos con gotas que no queríamos… allí, son nuestros propios colores los que cambian.

Quizás decimos cosas que disculpamos luego con un “no sé porque dije eso” “yo no quería” “fue un momento de descontrol”, cuando en el fondo sabemos que eso que llamamos provocadores, fueron sólo elementos catalizadores de lo que teníamos dentro, y logramos exhibirlo allí, en medio de la tormenta, la crisis, el problema.

Así que agradecí mucho el paréntesis del cierre de ayer…

Con matices oscuros, pero a la vez la victoria de la Luz sobre la oscuridad: porque aunque la noche por norma de la hora ya había llegado; el resplandor de luz seguía allí, como testigo del rostro del cielo ante las tempestades.

Quizás a veces somos testigos también de lo que las tormentas revelan en otros o tal vez esos otros sean los testigos de lo que mostramos nosotros mismos cuando estamos atravesando la tempestad.

Así que, vale la pena observar los colores de ambos paréntesis y poder entender lo que podemos reflejar con cada uno de ellos.

Ayer, un buen día de Julio… de paréntesis reveladores. 👀

2 comentarios en “Los paréntesis del día… colores de ayer👀🌅

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s