Y Agosto se despide… todo sucede y se va 💭🌧🌤🌪☁️

Agosto, el bonito… se va!

Porque todo es así, lo más bello, lo más sublime, lo más duradero, también tiene los días contados, y se va.

Quizás sean algunos como Agosto que se despiden para luego volver, luego de otra vuelta al sol, pero éste, el de este año se va.

Y para los que quizás decidan arreglarlo todo con “volveré” y se mantengan de despedida en despedida, de distancia en distancia, de olvido en olvido; quizás regresen como dicen, pero la tierra que pisen, entonces ya no sea la misma.

No es igual volver y que te esperen, a estar de vuelta y sentirte extraño.

Pero Agosto se va…

Con sus nubes inmensas y lluvias torrenciales, estruendos allá arriba como quien se muda. Pero también se va con su calma en el cielo, con su luz que ilumina y sus muchos colores.

Como aquellas que pintan de risas y canciones los días que nos tocan a su lado; pero que por otra parte nos traen los nubarrones, los pensamientos grises, las ganas de dejarlo. Como Agosto se va, y lo que nos ha brindado, así pueden ser aquellos que de alguna manera u otra, nos han marcado.

Con el pecho hinchado por tantas emociones, Agosto se despide como quien no quiere irse, y en el fondo es un juego para hacerse el deseado, el que va a ser extrañado… ese al que le cuesta despedirse. Y no es así, el está preparado, sabe llegar y marcharse sin dolor, sin sufrir, sin estar llorando.

Así ocurre con aquel que se emociona tanto, que llora ante una cosa y luego no le importa; como quien se esmera en su jardín y luego se distrae con cualquier otra rosa. Hay quien puede despedirse sin que le tiemble el alma, porque al final nunca estuvo donde tanto le amaban. Un Agosto en persona que viene y se va, sin ganas reales de quedarse.

Han sido treinta y una las oportunidades que Agosto nos brindó para que en su tiempo pudiéramos encontrarnos; así como las nubes de unían incesantes y en sus choque continuos la lluvia nos llegaba.

Nos llego a inspirar que fuéramos sinceros, con eso que tenemos por dentro y no lo hablamos; nos dijo que a pesar de todos los peligros a veces simplemente tenemos que arriesgarnos y en medio de algún encuentro, quizás también sufrimos, nos duele y hasta lloramos. Pero estaremos en paz, porque lo hemos sentido, vivido, hablado.

Agosto que te vas, ya listo tienes el recorrido, tú horizonte es ir a reponer las fuerzas, consciente de que solo se corre, mientras dura la carrera.

De la misma manera es para los humanos, el tiempo de ese “Agosto ” es la vida que nos queda, si decidimos posponerla, luego ya no habrá manera, de volverla aquello que se pensó que fuera. Y vendrán otros tiempos, otra gente, otra tierra, pero como esto de hoy, seguro ya no vuelve. No se repite el tiempo, aunque así lo parezca.

Alza tu mano Agosto, despídete como quieras… yo me quedaré aquí, quizás ya no esté a tu vuelta.

Un comentario en “Y Agosto se despide… todo sucede y se va 💭🌧🌤🌪☁️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s