Tarde de Octubre… colores que atraen madrugada ðŸ

Hace una tarde de esas, de dolores de Octubre; donde la languidez de día se junta con la noche y celebran una fiesta mientras todo sucede.

Vengo a verla, y no estás, pero Octubre me dice que él, es él, sin que estés y que yo haga lo mismo, más lo dudo.

La tarde acompasada se sonidos de autos que como pájaros sabios buscan el lugar de retorno cuando toda luz muere, y luego con ella mañana se levantan.

La ciudad va encendiendo las luces de sus calles, quien no debe hacer más nada, prefiere ir a encerrarse, porque afuera no es seguro, aunque adentro no hay quien mande.

Las nubes grises pronto se confundirán de oscuro, si intentan llover, solo se verá en la caída; si luna no se impone quizás también la tapen.

Y yo aquí, vuelvo a observarle, con la terquedad del que no deja lo que quiere, ya lo sabes; y con la realidad que todo va a su ritmo sin que me espere.

Octubre de tarde, año que se escurre poco a poco, entre colores que apenas saben… con cara se madrugada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s