Octubre… a cuatro horas

Luna llena de madrugada.

Luz que aunque no sea propia, brilla y alumbra todo lo que tiene a su lado, el buen mar de verla se hace espejo, se mantiene observándola callado.

La madrugada se detiene a su lado sin que haya otra cosa importante, Luna bella, redonda y tan radiante, no hay más nada que los ojos contemplaron.

Octubre 14, 5:24 am

Luego la luz abre paso y compite con la Luna

Con la llegada del día hay colores, lo que no se veía pues lo vemos, quedándose descubierto en el cielo, lo que había, ente bellos nubarrones.

Día de Octubre que empieza, lunes que arranca corriendo horas que tiene más prisa que reloj sin relojero.

Octubre 14, 5:59 am

La mañana ya avanzado con las señales visibles.

La pizarra azul se ha vuelto, camino para quien anda arriba sin que se quede dormida, la vida que va a su encuentro.

Señales que se ven y diluyen Como voces que a veces no escuchamos, si pudiéramos tocarlas con las manos, allá arriba no hubiera ni una de ellas.

Octubre 14, 9:20

Al final todo pasa y se evapora…

Lo que fuera en momento muy claro , puede volverse confuso y hasta raro.

Octubre 14, 957 am

A casi su mitad, Octubre, da pasos a horas distintas como diciendo que no hay agenda previa que le controle o le ataje. Yo le miro circular y estoy confesa de a veces atreverme a mirar, hasta lo que no era para eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s