Octubre, solo… silencio y ausencia ðŸ’­ðŸ’•

Los días pasan con su propio ritmo cada uno, pero hay algo que persiste… la soledad.

No es un comentario triste, ni mucho menos, no es urgar sobre mis heridas que escuecen (que las tengo); es mirar a Venezuela desde el amanecer, es simplemente eso.

El sol manifestó desde muy temprano su compromiso de salir, ya no quiere resignarse a dejar pasar el día en “claridad automática” como lo hizo unos atrás; hoy con su modo sencillo pero contundente de hacer las cosas empieza a asomarse tras las montañas.

Una que otra nube sola le mira, como queriéndose hacer de rogar, jugando a querer ganar su máxima atención. Y el ha dicho ¡que no! Que hoy todos se alinean a su salida y punto; que a veces hay que dejar el jaleo y las posturas, que eso de hacerse de rogar es pa’ inmaduros.

Entonces todo está en su sitio y la vida llega, rodeando a este Octubre de buenos colores. Pero el silencio sigue.

En este Octubre, la diáspora se siente. Hay un silencio prolongado que denota ausencia. Maletas que se han ido cargadas de vidas que no volverán a esta tierra, paisajes que no serán más vistos en primera fila. Eso hace que “el no estar” se sienta.

Un volcán hace erupción por allá arriba, la lava y la ceniza se visten de colores tenues, pero a nadie engañan, allá en el firmamento pasa algo y más tarde que temprano lo sabremos.

Años atrás en este tiempo, ya la ciudad despertaba mucho antes. Las carreras para llegar al cole o al trabajo, producían trancas y ruido de cornetas en todos lados. Hoy se siente un poco de fantasmas, no es mentira lo que dicen las noticias, las cuidades van quedando desoladas.

Y la luna viene a ver todos esto conmigo, ella bien arriba como para no contaminarse de la nostalgia que da al ver, que todos se han ido.

Los amigos de la tarde, los abrazos cariñosos, las oraciones en conjunto, el preocuparnos unos por otros, los mensajes que llegaban sin falta, la presencia en nuestra vidas de esas personas que amamos.

Hoy la distancia hace un hueco, las vidas que se van cada cual “a lo suyo”. Relaciones que se ponen al fuego cuando todo cambia; porque quererse mientras se pueda es cosa de infancia, pero hacerlo a muchas horas de distancia, con circunstancias distintas y exigencias a veces hasta vanas, puede congelar cualquier intento de estar cerca que alguien prometió tener, y ahora ni la intención existe. Entonces se confirma, que lo que ocurre en verdad, es que ahí nunca hubo nada.

El sol sale y el día enciende sus luces, pero Luna se niega a esconderse aún en la distancia. Como aquellos que a pesar de estar tan lejos, día a día muestran su amor y no olvidan, sin tener la certeza de un reencuentro algún día.

La hora avanza y con ella, vienen también los compromisos del día. Las carreras que no podemos omitir, las cuentas que no se obvian, pero también los pensamientos que no nos dejan, esos que se clavan en el corazón y el alma.

Hay un cierto movimiento que no llega a nada, es como un despertar automático de alguien que ya no sueña; es como recibir en un buzón una carta que no habla, a pesar de estar escrito todo el folio. Algo falta.

Octubre tu también eres testigo de esta diáspora… y tú, que también estás lejos, me haces falta.

Octubre 17, 6:55 am

3 comentarios en “Octubre, solo… silencio y ausencia ðŸ’­ðŸ’•

  1. Para entender mejor tu sentir, nada haber vivido esa situación en vivo y en directo. Hace 4 meses que también hice las maletas y me vine a Santiago con las ilusiones rotas. Mis tres hijos hacía rato que se habían ido buscando nuevos horizontes. Nosotros resistimos hasta donde las fuerzas nos alcanzaron. Por eso entiendo tu pesar. Un abrazo del tamaño de la esperanza. Es un placer leerte. Saludos.

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias amigo, como bien dices, solo el que lo vive puede entender esto que de siente de este lado del silencio que trae un país vacío.
      Debemos mantener la esperanza pese a cualquier situación, porque adónde nos vayamos cargaremos con nosotros.
      Un abrazote.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s