Nubes solas… que dices Noviembre?

Este día lo he tomado diferente, porque aunque es un Lunes como otro, pretendo no ser una más como todas.

Las nubes han tenido su movimiento propio, parecieran con un “live” de ellas, no con un efecto equis de una cámara. Ellas como que también salieron dispuestas a romper con lo de siempre.

El día llamaba y daba voces, y aún así seguí a mi ritmo, a veces uno necesita eso ir solo al compás de los pasos que puedas dar. Estrenar algo, descubrir cosas, atreverse a tener una primera vez en algo.

Así, este Lunes, el segundo de noviembre vino conmigo y espero pacientemente a que le mirara, mientras él se movía a su gusto

Y le dije: —Ves, ¡tú si puedes! Moverte a tu ritmo y en tu espacio.

Entonces respondió comprensivo:

—Ya, ahora entiendo, entonces tu también hazlo. Yo te espero.

Caminé hasta la orilla una vez más y comprobé que hoy era Lunes, de nubes solas.

Que cada una decidió tomar distancia de las otras y refugiarse en sus propios pensamientos.

Como si de pronto comprendieran que hay espacio suficiente como para no estar apretadas, o descubrirse diferentes luego de una discusión acalorada.

Lo cierto es que cada una estaba por su cuenta…

Me pregunté cuando las veía:

—¿Cuánto tiempo puede durar eso de estar así, separadas? Las nubes son como grandes familias que se mueven cuando quieren, todas juntas, en manadas.

☁️

¿Qué nos hace separarnos de la gente?

😠El que no piensen como nosotros o no aprueben lo que pensamos. Nuestro ego nos convoca a sentirnos ofendidos, entonces rechazamos a los que se nos oponen y nos quedamos con nuestras certezas, solos.

😠El equivocarnos en la justa medida de nosotros mismos. Creernos más o creernos menos que aquellos de quién nos alejamos. O no llegamos a su estándar o somos una talla más grande, pero al final no encajamos, porque la talla la tenemos en nuestra mente. Buscamos aprobación o la damos y en eso consiste todo. Y quedamos con una “A” de aprobado en la boleta, pero solo sin tener con quien compartir los triunfos.

😠Nos quedamos solos, lejos de todo aquello que según nosotros nos “intoxica” . Ahora está muy en viga eso se la gente “tóxica” y nos rodeamos de todos los demás que simplemente nos dicen lo que queremos escuchar, nos haga bien o no. Pero, sin contrapeso en nuestra balanza, creeremos que estamos perfectos, que no hacemos nada que este mal, que merecemos todo. Y eso al final nos dejará también sin esos que nos adulaban, porque no es cierto, somos humanos y algo tóxicos de vez en cuando. Perfectos y solos.

😠El temor nos deja sin poder compartir lo que queremos con esa persona. Vienen las posdatas, los después, los mañanas y termina extinguiéndose aquella llama a la que sometimos continuamente a una lluvia de hielo. Quedamos “a salvo, cómodos” pero solos.

Y la vida no se hizo para estar solos, aunque los tiempos de soledad buscada son deliciosos (yo disfruto el estar sola), sin embargo somos seres gregarios por naturaleza y no podemos fingir que no necesitamos de nadie. Eso nos volvería insensibles e inhumanos.

Por tanto, cuando no tengamos a nadie que quiera estar en nuestra vida, la respuesta la tenemos, no culpándoles a ellos sino reconociendo que el motivo lo tenemos con nosotros.

☁️

Y encontré a las nubes reconciliadas luego, así que sirvió de algo mi conversación con ellas…

Noviembre de nubes que se separan y que vuelven a unirse.

Noviembre 11, 9:54 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s