Escuchar… virtud de la paciencia

Porque nadie da lo que no tiene…

Si te es tan difícil escucharme a mi, es porque no eres capaz de hacerlo contigo mismo.

Ser empático con alguien en su problema o felicidad, nos lleva a escuchar (intencionalmente). Cuando no lo podemos hacer, es porque no estamos ejercitados en esa virtud.

La oportunidad comienza con nosotros mismos y el sabernos escuchar, y sobretodo eso se da cuando no nos ocultamos lo que sentimos.

Si no cultivamos la paciencia hacia nosotros y disponemos del tiempo de escuchar nuestro propio dolor, mirar nuestras equivocaciones y celebrar algún pequeño acierto que nos ocurra ¿cómo podremos hacerlo con los otros?

Escuchar comienza desde nuestro interior, porque lo que tenemos para ofrecer a otros, sale de allí.

2 comentarios en “Escuchar… virtud de la paciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s