Unos y otros… Diciembre 👨🏻‍💼👨🏼‍⚖️🙎🏽‍♂️

Hay oportunidades en la vida que nos llevan a descubrir nuevos lugares y nuevas personas. Las calles parecieran cajas de sorpresas en las que de repente alguna cosa inesperada pudiera sorprendernos y encantarnos. Sin embargo, a veces también, el estar en lugares distintos puede convertirse en un reto a la resistencia y una prueba dura de pasar sobre todo cuando nos sentimos desubicados.

Pero justamente de eso, se trata la vida. De situaciones diversas que nos sorprenden, de escenarios que jamás llegamos a soñar y que igual suceden, de nuevos despertares aunque el sueño haya sido muy bueno.

Y el resultado puede ser muy positivo para unos y extremadamente negativo para otros. Ninguno de los dos condenables, y es que cada quien percibe y digiere distinto las circunstancias en las que pueda estar envuelto.

Hay quien sale a mirar a la vida cara a cara, se consigue con las flores, y allí se queda. No pasa más nada, con eso basta. Pero existen otros que no pueden apreciar la belleza de esas mismas flores, porque el ruido de la ciudad los aturde o simplemente porque el frío les hace ir de prisa, pensando en un lugar más calentito donde estarse. ¿Y quien puede culpar a unos y a otros? ¡Nadie! Porque cada quien tiene una distinta piel.

Unos podrán ir observando la dinámica de la ciudad estando satisfechos con mirar los rostros, imaginarse una historia que les ha llevado a ese lugar en ese instante; otros solo querrán interpretar el entorno y analizar el funcionamiento de cada cosa, obviando un poco a las personas. Cada uno tiene una prioridad distinta.

Salir de viaje (corto o largo), puede significar una experiencia extraordinaria para quien puede ver el contraste del cielo y todo lo que ocurre aquí abajo…

Lo cerca que a veces visita el cielo a la tierra y la deja helada a su paso, quizás al contemplar la hermosura de tal deferencia.

Y para unos las formas de las nubes junto al azul del fondo puede convertirse en el cuadro más espectacular visto, y por tanto digno de admirar en silencio.

Sin embargo, hay otros que aún frente a la maravilla más especial que puedan mirar sus ojos, siempre tienen algo que decir…

Esos a los que nada les quita el habla, y sobretodo el hablar de sí mismos, de lo que son (o al menos eso piensan) de su manera de hacer las cosas (que es la mejor), de sus metas, de sus planes, de su tiempo y un largo número de etcétera, envueltos en mucha palabrería que como común denominador tienen la palabra “yo”. Ante todo eso, no hay belleza que valga.

Todo se convierte en un adorno circunstancial de sí mismo.

Entonces, hay quien aprecia lo que observa, y otro que se siente apreciado por lo que le rodea. Los papeles son totalmente al revés, y lo más cumbre es que la obra es la misma.

Es por eso que somos diferentes, con emociones que asumimos de maneras distintas, con situaciones que ya le han pasado a muchos, pero que tenemos la capacidad o no de atenderlas de maneras inéditas.

Mucho verde de una misma planta puede ser la maravilla reproductiva para unos y también puede ser tomada como algo que simplemente se repite, y por tanto no digno de tanta atención.

También puede aparecer algo ante los ojos y captar su atención por completo, como una cobra que hipnotiza a su oponente, o puede ser visto como algo simple, propio del ambiente, sin que sea gran cosa. De lo qué hay mucho, mucho o se obvia.

Hay quien tiene los sentidos atentos a las cuentas de la vida; cuanto producirás y cuánto eso te permitirá tener (y en eso andamos todos en mayor o menor proporción); sin embargo también hay otros que aun sacando las cuentas, no dejan pasar desapercibidos los detalles que no cuestan nada y que no suman quizás un cero más a la cuenta o un billete más a la cartera.

Por segundos todos los problemas se quedan a la espera,

Todas las demandas al otro lado de la mirada que se deja acariciar por lo que ve.

Hay un paréntesis que se abre en la mente de quien observa para agradecer. Y aunque los problemas no desaparecen, se asumen con una mente más oxigenada por la hermosura de la vida.

Unos y otros conviven en un mismo mundo, en una misma ciudad y hasta en una misma casa… diferencias que si se saben apreciar pueden llegar a ser el complemento necesario para tener una visión equilibrada de la vida, pero que si eso no ocurre es solo una bomba de tiempo que ameniza con estallar a cada rato.

Diciembre en el paseo de sus días, me hace consciente una vez más de la necesaria existencia de las diferencias, porque si todo fuera producir, la vida que nos abraza se perdiera por falta de quien la valore en su esencia; y si todo fuese detenernos a mirar, no se tendría la producción requerida hasta para nuestra propia vida.

El equilibrio es un buen lugar donde estar, pero también es un sitio al que pareciera le tenemos también algún tipo de fobia. Nos encantan los extremos (nos suenan más a humanos).

El llamado o la reflexión es a entender las diferencias, no porque no puedan corregirse, mejorarse o cambiarse, pero eso es algo que no siempre está en nuestras manos. Nosotros fallamos hasta en eso de cambiarnos a nosotros mismos, y en dejar hábitos nocivos que tenemos.

Si nos revisamos y encontramos que hay cosas que no son como quisiéramos y queremos trabajar en ellas; eso nos restará tiempo para ir a la cacería de todo aquello que nos parece mal o equivocado en el otro. Maneja tu viga y sácala, antes de señalar la pequeña basura en el jardín de tu vecino.

A veces es mejor callar y observar que simplemente emitir un juicio y criticar. Unos y otros tenemos defectos, tal vez muy difíciles de corregir, por tanto la humildad debería ser nuestra compañera obligada en cada paso del camino, así cualquier viaje corto o largo, puede resultar más provechoso.

Unos admirarán su belleza, otros simplemente soplarán a ver cómo se deshace.

Diciembre, en los pasos que doy, voy pensando. Cuentas tu día 9 y son las 9:10 am.

6 comentarios en “Unos y otros… Diciembre 👨🏻‍💼👨🏼‍⚖️🙎🏽‍♂️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s