Enero en rejas… no se ve igual ðŸ‘€ðŸ”±

Enero…

Mirar a través de rejas, no es mirar.

Somos humanos e intentamos protegernos. Las rejas “sirven” para cuidar propiedades y también para levantar advertencias contra quien decida acercarse.

Y terminamos siendo más presos los que estamos en el interior de las rejas, que los merodeadores de afuera.

Son necesarias, pero más allá de las rejas físicas, existe otro tipo de rejas, las emocionales. Esas que nos esclavizan ante un pensamiento que no nos suelta, muy posible lleno de culpa e insatisfacción.

➰

Colocamos rejas, cuando no nos atrevemos a estrenarnos en algo nuevo, porque es más fácil hacer siempre lo mismo, aunque ya se vuelva monótono y hasta sin sentido.

➰

Existen rejas en nuestra mente, cuando no somos capaces de aceptar que alguien disienta sobre los que pensamos o decimos y entonces producto de nuestro propio encierro, nos molestamos.

➰

Las rejas entorpecen de algún modo la vista libre de todo un panorama. Habría que preguntarse entonces, cuánto de eso hay cada vez que abordamos una situación y sólo nuestra percepción importa. Quizás tengamos un tipo de sesgo, producto de algún barrote que nos impida ver bien y aún así, persistimos.

➰

Del mismo modo las rejas están sobre nosotros, cuando solo callamos para complacer a los demás y “llevar la fiesta en paz”, porque simplemente nuestro enfoque no vale o no se considera de aporte en cuanto a una situación. Estar preso en el silencio obligado, nos puede hacer mucho daño al punto de crear resentimiento. Disfrutar de la libertad del silencio como una mejor opción escogida por nosotros, es una bendición.

A veces las rejas ya no existen, pero pasamos tanto tiempo viendo a través de ellas, que nuestra mente que se quedó con el mensaje de nuestro nervio óptico, solo deja que los imposibles y negativos ocupen toda la forma de expresarnos.

Pero

De nada vale darnos cuentas de que existen rejas, sino hacemos algo al respecto.

Los barrotes pueden existir, pero también nuestros ojos pueden aprender una nueva forma de mirar en libertad, por mucha oposición que exista a través de “protectores” más o menos gruesos.

Tenemos la opción de cambiarnos de lugar, de afinar nuestra mirada desde el ángulo libre o de decidir internamente que ciertas cosas que bloquean el camino de forma momentánea, no van a impedir que lo transitemos.

Enero… las rejas existen y negarlas sería como engañarme y decir que no las he visto y sufrido, sin embargo es tan bueno poder superarlas que vale la pena darnos cuenta de que estamos presos en algún área de la vida, para luego también experimentar la maravillosa sensación que da, el liberarnos de eso que nos subyugaba y hacia esclavos.

➰

Quiero caminar contigo, sin sentir que llevo peso en mis pies que no me deje seguir y barreras ante los ojos que me impidan ver por donde voy.

➰

Quiero contemplar las rejas desde afuera, y poder estirar mi mano para que quien esté adentro, preso… también logre por su propia elección, salir.

Vamos Enero… sigamos en estos días que se apresuran a tu despedida. Eres libre para irte y volver, y eso es lo mejor que puede pasarte.

Enero 22; 8:00 am

Un comentario en “Enero en rejas… no se ve igual ðŸ‘€ðŸ”±

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s