Enero visto desde adentro… desde afuera

El día se presiente allá fuera. El sonido de los que quieren hacer todo en fin de semana, porque el trabajo no les deja para más, ya se siente.

Es complejo afinar el ojo, cuando está todo empañado y siguen los barrotes haciendo lo suyo, pero se consigue.

El sol calentará y lo que está solo en presentimiento, se podrá observar. El calor puede derretir a la sombra más fría, como palabras que penetran al oído más indiferente.

Los paisajes podrán ser los mismos mientras no nos movamos de lugar, pero hay cosas diferentes que se presentan cada vez que realmente los vemos.

A veces ni siquiera se trata de colores llamativos, ni lugares exóticos, sino más bien de cómo estemos nosotros, los que vemos.

Enero avanza, tal como lo ha hecho hasta ahora, y le envidio… no le asustan los finales.

—¿Acaso será porque está seguro del regreso, o porque simplemente no le importa quemar las naves y lo que pase?

Los ruidos siguen… hay quien está “tumbando” su piso literalmente para hacerlo más moderno, más valioso, más bonito; con ánimos de mejorar su paisaje y contar más por él, llegado el caso.

Mientras el canto de los pájaros compite con el ruido de los múltiples aviones que pasan a cada rato. Hay que afinar el oído para preferir oír lo primero y descartar lo segundo.

Enero se detiene un poco a verme… mira mi escrito de esta mañana y sabe que el móvil y su WhatsApp’s desvían de vez en cuando la primicia de esta ventana, pero a veces es así y hay quienes nos despiertan primero. El lo entiende y lo acepta, de todas maneras nadie le quita su lugar en mi apreciación.

Hay interrupciones que valen la pena, porque nos libran de lo borroso y de las rejas, y son el trampolín a la libertad de observar sin que haya nada que lo impida.

Cuando se está afuera, se tiende a olvidar las limitaciones de estar dentro, entonces el camino fluye y el paisaje se vuelve nuevo a nuestra espera.

Otro avión pasa y solo las nubes le abrazan, ya no le miro desde la sombra, ahora el se mueve y yo también, aunque a velocidades distintas.

Enero, hoy todo es distinto, así lo están proclamando las horas que han pasado hasta ahora. Yo simplemente voy a descubrirlas.

Sábado 25; 8:42 am

4 comentarios en “Enero visto desde adentro… desde afuera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s