El “extra” de Febrero… bisiesto

Se marcha hoy Febrero, ahora si…

Entonces vale la pena, correr las cortinas y dejar que la magia del día nos seduzca con su luz.

Es un día extra, de regalo… como todos los días, pero cuando el año es bisiesto como este, parece que nos hacemos más conscientes de ello.

Acostumbrados a que Febrero tenga solo 28 días, un día 29 es algo más.

Esa debería ser la perspectiva de nuestra vida diaria. Hoy tengo un día más ¿qué haré con él?

De esa forma estaremos conscientes de que no tenemos días para malgastar, por siempre. Basta de letargos y perezas, basta de direcciones que no llevan a ningún lado, basta de no darle valor a lo que ya lo tiene. La vida.

Nuestra vida debería ser tomada como bisiesta, y cada vez que abrimos los ojos al despertar, sería muy bueno estar realmente “despiertos”, atentos a lo que ocurre, primeramente dentro de nosotros mismos.

¿Hasta cuándo posdatas lo que sientes?

¿Hasta cuándo argumentas excusas para no esforzarte?

¿Hasta cuándo crees que tienes derecho de desperdiciar tus días, porque es “tu vida”?

Los argumentos y excusas, no tienen ninguna validez cuando llega la hora de la queja, del despropósito del sin sentido que se vuelve la vida de quién no la aprovecha y valora.

Tener un día más, no es para decir“¡Ah bueno, mañana habrá tiempo!” sino más bien para agradecer y responder “Estoy listo(a) para aprovechar este extra que tengo “

Tú sabes como soy, de “ahora‘s”, de no dejarlo pasar, de valorar el instante, de buscarte a ti.

Por eso me paro ante Febrero, lo miro y agradezco que se haya alargado, y dándole valor a eso vengo temprano a escribirte. Porque el momento que vale es este. Un momento bisiesto.

Febrero 29, 7:44 am. Gracias por el extra.

Febrero que se despide… nuevamente

Otra vez te vas Febrero, otra vez puedo despedirte. Aunque este año toque un “extra” de un día.

Celebramos el azul del día, mientras dure.

Recordamos con gratitud los días que han transcurrido.

Nos llenamos de esperanza, porque tenemos respiro.

Febrero, espero que si nos volvemos a ver en un año con nombre diferente, seamos capaces de seguirnos sonriendo uno al otro.

Y quisiera que tú también, estuvieras conmigo….

Febrero 28, 8:26 am

Amor en 2020… pensamientos de amor 💟

El amor es una entrega diaria, no se trata de complacencias personales. Es a veces más sacrificial que otra cosa.

Hacer bien no es opcional, es prioridad en el corazón del que tiene amor. Va más allá del calentamiento de unas sábanas, por noches de pasión que tarde o temprano acaban.

El amor, ese, que nace de lo mejor que podemos tener en nuestro interior, no se impone, ni manipula, no cuestiona. Tampoco es irracional, porque sabe pesar en la justa medida el valor de lo que significa entregarse a alguien sin más motivación que dar algo bueno.

El amor a veces camina descalzo por caminos de vidrios cortados y se duele. No es inmune a las heridas, pero su esencia logra que sanen de forma más rápida y cada cicatriz es una nueva esperanza para ser mejor.

No se escuda en los errores del otro para desaparecer, ni juega a la conveniencia, ni al interés personal por encima del colectivo. Sabe que las guerras más cruentas se libran dentro de cada quien, y entonces es comprensivo.

Sale a pasear y al hacerlo, llena todo con su presencia, porque su personalidad no puede ser obviada. Nadie puede ser indiferente ante el amor, aunque por fuera las personas puedan vociferar que no le conocen, ni necesitan.

El amor es rio que no seca, agua pura que refresca y gota de lluvia que a cae a su debido tiempo.

No maneja palabras hirientes y si se escapan producto de la humanidad en que reposa, no tiene inconvenientes con pedir perdón <no disculpas>, sino perdón porque no evade la conciencia cuando hace daño .

No se humilla pidiendo perdón por cortesía, lo hace por estar dispuesto a cambiar para no hacer el mismo mal.

El amor es compasivo, extiende una mano al necesitado sin cuestionar o argumentar tanto, para no hacerlo.

Mira cada necesidad que puede suplir como una gran oportunidad para agradecer el no estar en esa situación.

No olvida el mal recibido (no sufre amnesia), pero su enfoque va más allá, busca y recuerda el valor y las cosas buenas que aún el más hiriente tiene.

No sale a librar batallas contra personas, sino que su cruzada es lograr que su corazón – mente se llenen de él. Que cambien formas de pensar y sus afectos serán renovados, porque eso importa más en el ser, que cualquier castigo o premio recibido por un tiempo.

El amor sabe guardar silencio, no argumenta, ni está pendiente de tener razón o que la suya siempre sea la última palabra.

Se complace en escuchar y conocer las necesidades del otro, sus temores, sus luchas y se alegra con cualquiera de sus victorias por pequeña que sea.

El amor, es un bicho raro en estos tiempos. El más nombrado y menos comprendido, el más señalado en vallas, paredes y publicidades, pero es el que menos interés comercial tiene realmente.

El amor, es más que palabras o gestos, acciones estereotipadas o representación de actores que pretenden engañar a quién tienen al frente.

El amor no necesita quien lo presente ni haga defensa. El es lo que es, sin que nadie, nadie, nadie pueda probar lo contrario.

Caminando en el frío… Febrero 💨 🌬 🥶

Febrero frío

Caminando por los días de Febrero una vez más. Esos que quedan y mientras lo hacen, el frío nos envuelve como si se tratara de una nueva oportunidad.

En otras latitudes (bien cercana a esta, por cierto) la calidez de los días recuerdan que la semana mayor se aproxima en poco más de 40 días

Pero aquí, ni modo… Febrero se va, frío.

El aire que deambula sin ninguna interferencia por la calle, golpea con indiferencia a quien como yo, camina.

No importa si soy capaz de llevarlo bien o no, si su paso a través de mi garganta me haga doler el pecho. El pasa y sigue su camino hacia cualquier parte, sin que muestre indicios de que lo siente o le importa.

Calle en llanto (mojada )

Calle mojadas, como un rostro ante el dolor de una realidad que también le golpea, un dolor insoportable o una noticia jamás esperada.

Asi ocurre también con nosotros; cuando la frialdad de alguien nos visita, experimentamos de alguna manera ese tipo de emociones.

La indiferencia nos puede golpear tan fuerte, que el dolor puede ubicarse en nuestro pecho de forma metafórica, pero igualmente de forma real.

Llegamos a sentirnos miserables ante el frío de un desprecio que nuestra vida se inunda de lágrimas, como una de estas calles al caer la lluvia de la temporada.

Caminando por tus calles, Febrero y tú conmigo de la mano, aunque esta se vuelva tan fría como el viento que azota, no puedo más que pensar que en efecto el frío duele; y no me refiero al que se cubre con abrigos, mantas y guantes, sino aquel que perfora nuestra vida, ante un olvido o desamor dirigido.

Febrero de despedida… 26 y 27. 4:42 pm

Amor en 2020… del que riega 💦 🌿

El amor puede….

Sobre el amor se escribe mucho, incluyéndome a mi, dentro de los que lo hacen. Pero esta vez, este amor en 2020 quiero que esté un poco más allá de lo que la pasión y la leve emoción sugiere.

Quiero que hablemos de ese amor que no es solo pasión que quema y latido se que se acelera, sino de ese que es capaz de hacer reverdecer los caminos más secos.

El amor es lo más parecido a la vida y por eso quiero iniciar con esta serie en 2020, llevándolo un escalón más allá del sentimiento que siento (y tú que sabes que es así) para dimensionarlo en la forma más noble y sublime, porque es algo mucho más profundo de lo que puede decirse.

Amar son actos continuos de bondad, esperando que en el otro germinen sonrisas que nos hemos empeñado en sembrar, aún en tiempo de sequía.

El amor construye caminos verdes, a pesar de los desiertos de decepción que puedan llegar nuestra vida y las flores pueden llegar a tener los colores más intensos que jamás hayamos visto.

A todos nos gusta la pasión y todo ese remolino que envuelve a quien lo siente, sin embargo el amor aunque pasa por allí, es más que eso.

La sola pasión es capaz de incendiar el campo de nuestras emociones y dejarnos desolados; el amor gota a gota puede regarlo nuevamente y hacerlos que florezcan,

No hay Amor sin emoción, pero si hay emoción sin amor.

🌿Amo a aquel que es capaz de ver posibilidades para un campo seco, cuando para nadie más las hay.

🌿Amo la fuerza que tiene aquel que decide quedarse a regar, cuando la planta no resulte atractiva.

🌿Amo la inteligencia de aquel que valora las hojas, aunque parezca una igual a todas y el tiempo esté por tumbarla.

El amor y su nobleza va mucho más allá, de lo impliquen nuestras pieles, aunque ellas siempre reclamen su espacio.

Últimos pasos de Febrero… cómo son? 👣 ☔️ ⛅️

Hay momentos en los que la ciudad invita al movimiento. La brisa sopla, las nubes siguen su camino, pretendiendo que no habrá lluvia, los vehículos van en un sentido y otro. La gente no para.

Y entre tanta inquietud, yo.

—¿A donde van esos pasos presurosos que quiebren abordar un colectivo? Me pregunto mientras alguna historia se teje en mi cabeza.

—¿Lloverá más tarde aún cuando en ese momento el sol estire sus brazos y nos de algo de su calor? Y una nube oscura se cruza y lo oculta brevemente.

—¿Todos esos autos tendrán un destino real? Son tantos que me parece increíble; pero se que alguno está solo deambulando dentro de un tráfico que esconde lo perdido que puede estar un corazón cuando el amor se ha ido.

Todo invitaba meterse en el mismo deambular y agite; sin embargo me aparté a un lado unos segundos para poder mirarle.

Mirar a Febrero que se marcha de puntillas, como para que no me haga a la idea y siga llamándole después del próximo sábado, día de su partida.

Mirarte a ti, que aunque no te veo con la frecuencia que quisiera, te llevo a donde quiera que voy; y tus ojos se reflejan en el color de la hierba y tu boca me sonríe a través de las flores.

Mirar la tristeza y la alegría que acompaña a cada uno de los que van en el tren colectivo, escondidas quizás tras las pantallas de sus móviles, queriendo usarlos a manera de escudo para que nadie pregunte nada; aún cuando muchas veces ni siquiera datos con que navegar tengan.

Y así mirar, observar, sentir, disfrutar y saber que te marchas Febrero, pero debe ser así, como todo se marcha.

Y en un momento de esos rápidos el cielo cambia de traje y la lluvia vuelve una vez más, anegándolo todo.

Por eso no hay que apresurarse ni en las impresiones, ni en las expectativas y mucho menos en los juicios.

El movimiento incita por costumbre a ir de prisa, a tomar todo por sentado, pero es tan importante tomarse unos segundos para reconocer que la rapidez y el apuro, no garantizan nada.

➰La lluvia no se retrasa porque ándenos mas rápido,

➰Las penas no se olvidan de un todo por perdernos como angustiados en medio de un mar de personas agitadas;

➰Los destinos no serán encontrados solo por salir a dar vuelta sin ninguna intención sobre un vehículo,

Los amores no son instantáneos y duraderos al mismo tiempo, todo tiene su tiempo de cocción y sobre todo de maduración, para su permanencia.

Entonces Febrero, estás listo para irte y yo tal vez, lista para que te vayas..

Febrero 25; 4:06 pm

Febrero que llueve… y escampa

A veces llueve mucho. Muy duro y por más tiempo del que uno se puede imaginar.

Pero nada mejor después de la lluvia que… ver como todo se despeja y que el azul del cielo, insista en sonreír.

Cuando llueve todos corremos a refugiarnos y algunas veces las gotas pueden llegar a sentirse como caricias heladas que si te mueves podrían hacerte alguna herida en la piel.

Y cuando se despeja el firmamento y algún rayo de sol se cuela, las caricias se vuelven cálidas y abrazables (término que quizás no existe en la RAE Jajajaja).

Cuando la tempestad pasa y nos enfocamos en lo limpio y calmado que llega luego, lo anterior se olvida y lo que queda es disfrutar del momento en el que el frío se ausenta.

Porque no son los momentos buenos los que nos construyen la fortaleza, sino los breves momentos de paz que pueden venir aún en medio de cualquier fuerte tormenta.

Febrero que llueves y escampa, que hace frío y más frío, que el sol sale y no se ve de un todo; quiero vivirte. Solo eso.

Espero que mis tormentas y las tuyas pasen y sepamos disfrutar de los momentos de claridad y calor.

Cada momento es necesario, para apreciar al fin, el que tenemos entre manos. Ninguna tormenta alcanzará para siempre al igual que los rayos de sol más profundos o vibrantes.

Y nosotros al igual que ellos pasaremos y solo quedarán las huellas que hayamos podido encargarnos de marcar sobre la superficie del corazón de alguien. Espero que estén las mías, sobre el tuyo.

Febrero 23; 6:14 pm

Amanece… Febrero otra vez ⛅️ 💡

Una vez más amanece Febrero, en los días que le quedan. Estira sus brazos de luz, y con ello viene los reflejos. Y es que siempre que hay luz, lo que ella trae no puede evitarse, ni evadirse; su evidencia es una realidad inevitable. De esa misma forma ocurre con la luz en las personas. Quien la porta no puede ocultarla y quedarse, sin reflejarla Aunque mantos oscuros a veces caigan sobre nuestra vida; tal vez más a menudo de lo que quisiéramos o esperamos, si somos luz, nuestros destellos traspasarán las tinieblas. Hoy Febrero una vez más se viste de luz, de claridad; olvidando lo oscuro y frío que pudo haber estado en algún momento. Dejando toda la tristeza en un pasado que acabando de irse, hizo eso, irse; y eso es lo que cuenta. Mirando su reflejo en la ventana y el rastro de luz que deja sobre la superficie… me pregunto y te pregunto: —¿Tenemos luz? y si es así… ¿qué reflejamos? 💡 ➰➰La luz a veces agrada a los ojos de los que no quieren las tinieblas, pero también puede encandilar y hasta ser desagradable a quien las prefiere y abraza como sistema de vida➰➰

Febrero 22; 7:45 am

Corazón iluminado…

♥️

Cuando el corazón se enciende

Y la llama lo ilumina,

No es solo él, lo que prende

También, quien a su lado camina.

♥️

Si se enciende, también se apaga

Si está vivo, también muere,

Por causa de quién mal paga

Ante de quien bien, le quiere.

♥️

Pero es válida la llama

Aunque el dolor también venga,

Si se enciende con su flama,

Eso que al amor mantenga.

♥️♥️El corazón encendido, es una luz en medio de la oscuridad de la soledad y el olvido. Va más allá de tenerlo todo y hasta de ser correspondido. Es una luz que alumbra hasta el que estaba perdido.♥️♥️