Amor en 2020… pensamientos de amor ðŸ’Ÿ

El amor es una entrega diaria, no se trata de complacencias personales. Es a veces más sacrificial que otra cosa.

Hacer bien no es opcional, es prioridad en el corazón del que tiene amor. Va más allá del calentamiento de unas sábanas, por noches de pasión que tarde o temprano acaban.

El amor, ese, que nace de lo mejor que podemos tener en nuestro interior, no se impone, ni manipula, no cuestiona. Tampoco es irracional, porque sabe pesar en la justa medida el valor de lo que significa entregarse a alguien sin más motivación que dar algo bueno.

El amor a veces camina descalzo por caminos de vidrios cortados y se duele. No es inmune a las heridas, pero su esencia logra que sanen de forma más rápida y cada cicatriz es una nueva esperanza para ser mejor.

No se escuda en los errores del otro para desaparecer, ni juega a la conveniencia, ni al interés personal por encima del colectivo. Sabe que las guerras más cruentas se libran dentro de cada quien, y entonces es comprensivo.

Sale a pasear y al hacerlo, llena todo con su presencia, porque su personalidad no puede ser obviada. Nadie puede ser indiferente ante el amor, aunque por fuera las personas puedan vociferar que no le conocen, ni necesitan.

El amor es rio que no seca, agua pura que refresca y gota de lluvia que a cae a su debido tiempo.

No maneja palabras hirientes y si se escapan producto de la humanidad en que reposa, no tiene inconvenientes con pedir perdón <no disculpas>, sino perdón porque no evade la conciencia cuando hace daño .

No se humilla pidiendo perdón por cortesía, lo hace por estar dispuesto a cambiar para no hacer el mismo mal.

El amor es compasivo, extiende una mano al necesitado sin cuestionar o argumentar tanto, para no hacerlo.

Mira cada necesidad que puede suplir como una gran oportunidad para agradecer el no estar en esa situación.

No olvida el mal recibido (no sufre amnesia), pero su enfoque va más allá, busca y recuerda el valor y las cosas buenas que aún el más hiriente tiene.

No sale a librar batallas contra personas, sino que su cruzada es lograr que su corazón – mente se llenen de él. Que cambien formas de pensar y sus afectos serán renovados, porque eso importa más en el ser, que cualquier castigo o premio recibido por un tiempo.

El amor sabe guardar silencio, no argumenta, ni está pendiente de tener razón o que la suya siempre sea la última palabra.

Se complace en escuchar y conocer las necesidades del otro, sus temores, sus luchas y se alegra con cualquiera de sus victorias por pequeña que sea.

El amor, es un bicho raro en estos tiempos. El más nombrado y menos comprendido, el más señalado en vallas, paredes y publicidades, pero es el que menos interés comercial tiene realmente.

El amor, es más que palabras o gestos, acciones estereotipadas o representación de actores que pretenden engañar a quién tienen al frente.

El amor no necesita quien lo presente ni haga defensa. El es lo que es, sin que nadie, nadie, nadie pueda probar lo contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s