Párrafo… tú… 📖✏️

Eres todo un párrafo,
En el que soy signo de puntuación,
Circunstancia.


Oraciones que hablan de otras cosas
Yo la coma, entre tus palabras
Para nombrar a otras,
Para no conocerme,
Para saberte ausente.


Punto y seguido entre pensamientos
Que no tienen que ver conmigo,
Pero me quedo.


Tú, el sujeto de la acción,
Yo el predicado con el no la quieres
Complementar,
Entonces la mucha palabra abunda
Y se dice poco.


Me haces una sangria cuando empiezo
A hablar de mí y de lo que siento,
Creas un espacio en el que no entro.


Pronuncias luego palabras
Que podrían hacer venir una esperanza
Sobre mi, y luego me transformas en
Un punto y coma, para luego decir
Otra cosa que hace que aterrice a
Tu indiferencia,
A llegar a comprender que eso que decías
No tenía vínculo conmigo,
Que era general o para alguien más.


Punto y aparte, ocurro cada vez
Que quiero dejarte,
Que deseará irme a darle vida
A otro texto, y ser al fin, la idea principal
Del mismo.


Pero continuas como si nada,
Y comienzas a ser párrafo de nuevo,
Y extiendes tu mano a mi,
Porque sabes que tus signos de puntuación
Están seguros conmigo.


Y yo me transformó en tres puntos
Suspensivos,
Sin saber que hacer o decir,
Para luego no resistirme a tus palabras
Y volver a aparecer entre ellas,
Para aportarles belleza;
Porque eso somos…


Tú el párrafo, yo los signos que le dan
Entonación a tu lectura,
Aunque podrías ser leído
De corrido,
Sin problemas.

Ventana azul… de abril

Cuando una ventana azul se abre… la esperanza consiste en aferrarnos a ella, aunque todo lo demás sea gris de lluvia y tormentas.

Abril, que has estado cabizbajo, con temores, al igual que toda la humanidad azotada por el miedo; demos gracias por que a pesar de eso, el cielo que te viste tiene el coraje y la alegría de enseñarnos esperanza.

Cuando las puertas se cierran, las ventanas de abren. Cuando se acaban oportunidades, se engendran otras. Cuando la voz no pronuncia palabras, lo que sentimos encuentra otra forma de manifestarse.
Ver el cielo en este abril de encierro, me recuerda que la libertad no solo se trata de libre circulación, sino de extender nuestra mirada más allá del cielo y con ella, nuestras alas; esas que no se cansarán de volar mientras tengamos esperanza.

Estás en la despedida Abril, y quizás también se vaya despidiendo toda la incertidumbre de estos días…

A pesar de lo oscuro del paisaje, encontrar una ventana azul en este Abril, es un privilegio; así que decido no perdérmelo y quiero que vengas conmigo.

Abril 29, 2020; 8:36 am

Olvidar… tendencia en la angustia 😕

En medio de los días malos, llenos de angustias y desasosiego, nos parece casi imposible tener en consideración, todo el tiempo que hemos estado bien. Nos olvidamos.

Pero si lo hiciéramos, si recordáramos los días en que la Alegría ha estado presente, en que la compañía no nos ha faltado, en que la salud habitaba en nuestro cuerpo; pudiéramos entonces ser más agradecidos.

Todo en esta vida y mientras estemos sobre esta tierra, tiene fecha de caducidad, y esta situación no será la excepción; y aún en medio de estas grandísimas dificultades habrán lecciones que rescatar y lazos que se harán más fuertes. Por tanto esto también podremos agradecerlo en algún momento, cuando entendamos su propósito.

Las flores siguen existiendo, así no las veamos con la frecuencia de otro tiempo, y sus colores siguen siendo hermosos, al margen de los ojos que puedan verlas.

No olvidemos las bondades recibidas, porque atravesemos circunstancias en las cuales nos sentimos desasistidos. Hagamos memoria de lo bueno, y quizás encontremos que es el periodo más largo que nos ha tocado. Ánimo!

Después… qué pasará? 💭

Asomarse al mañana es un riesgo, si no tenemos más que miedo amarrado a nuestro pecho, hoy.

En medio del invisible que nos ha apartado del abrazo, de la cercanía, del simple tocarnos… me pregunto si acaso, cambiará algo, después .

Descubriremos realmente el valor de estar cerca, entonces no dejaremos pasar más las oportunidades; ¿seremos suficientemente valientes para tomarnos las manos y besarnos más que con los ojos?

¿Detendremos los ahora’s para expresar lo que hay dentro, luego de esto? ¿Tendremos certeza de la inestabilidad humana, y la leve duración de la existencia, por tanto cabalgaremos sin cesar en el camino en que hemos sentido miedo?

Estaremos listos para compartir el corazón, los momentos que importan, las palabras reales y sinceras que no necesitan más adornos que lo dulce de un sentimiento. ¿Comprenderemos realmente que el dinero no asegura la posibilidad de amarnos?

No estaremos más ausentes de la vida. ¿Acaso llegaremos a valorar el tiempo al punto de querer descansar lo necesario, pero apreciar que los segundos no se vayan a pérdida, por no haberlos respirado realmente?

¿Tendremos valor al fin para salir de las redes (que enredan) y disponer una verdadera cita con el amor, donde no hablen los emoticones, sino lo que realmente sentimos?

¿Agradeceremos la tecnología, pero apreciaremos aún más, el lenguaje de las manos, cuando nos atrevamos a tocar y a ser tocados?

Nos maravillaremos al comprobar que los árboles se han puesto más frondosos en nuestra ausencia y entonces ¿les respetaremos como seres que también merecen vivir sin agresiones?

¿Disfrutaremos sin prisa, luego de haber estado tanto tiempo quietos? ¿Recordaremos acaso que el correr no nos hace llegar más rápido a la vida, sino que probablemente nos hace perdernos de ella?

¿Qué haremos después? ¿Acaso estaremos empeñados en querer seguir el mismo rumbo equivocado; seguiremos cerrando los ojos a nuestras verdaderas realidades? Esas que salen a flote cuando todo lo demás se silencia o aquieta.

¿Estaremos dispuestos a dejar de un lado nuevamente a los que a pesar del encierro se han mantenido en contacto; solo por ir tras las riquezas que no logramos acumular todo este tiempo en que la vida era más importante que todo?

¿Volveremos a ser los más ocupados? ¿Los que creen que el mundo les espera para vivir de acuerdo a su agenda?

¿Qué pasará después, si ya no vivo; si la corona es la única que me acompaña al féretro? ¿Seguirás pensando en mi, en tiempo futuro cuándo nunca invertiste en la oportunidad de nuestro ahora?

¿Olvidaremos este tiempo y querremos enterrarlo como un mal recuerdo, cuando es una de las mejores oportunidades para aprender que hemos tenido?

Podría decir… lo que no siento ❤️

Podría decir que te he olvidado,
que tus palabras ya no se acunan en mi alma,
haciendo que mi vida despertara con ellas.

Podría decir que no me importas,
al menos ya no tanto como para preguntar al viento por tí,
e imaginar que cuando él me roza, tú me tocas.

Podría decir que ya no soy la misma,
que soñaba contigo aún a ojos abiertos, sintiéndote cerca
tanto como para creerlo como una verdad.

Podría decir que soy libre de ti,
de tu recuerdo en modo fijo en mi pensamiento,
haciendo que cada cosa que veo sea una evocación involuntaria.

Podría decir que tu voz ya no me atrapa,
que ya no resulta irresistible al punto de oírte una y otra vez
cada vez que te escucho en las notas que me dejas.

Podría decirte que el amor, palideció
que perdió ese color y brilló que hace que mi corazón se acelere
y mis manos te busquen aún sin encontrarte.

Podría decirte que ya no me dueles,
que si no me has querido, no tiene importancia
y que mi corazón está libre de tus heridas.

➰➰Podría… podría decirte muchas cosas que me salven de ti, que me hagan sentirme fuerte en la distancia, que te hagan parecer un recuerdo lejano en el cajón del olvido; pero nada de eso sería cierto, porque no te has ido y tú sigues en mi, mientras respire. Por eso, guardo silencio, porque podría decir lo que no siento y tú, te darías cuenta➰➰.

Abril de pasos lentos… aislamiento 🗓

Abril en una tarde
Primavera en encierro, lejana
Sol que baja en medio del frío
Y las horas parecen que se tardan.

Brisa que toca y no alborota,
No existe piel que se le acerque
Abril se viste y se desnuda
Porque no hay nadie que le admire.

Brazos que quedan solos,
Ausencia de cercanía,
Ramas que se abrazan el vacío
Tiempo de estar adentro, con nosotros.

Nadie lo sabía, ni lo imaginaba
Que Abril estaría solo en las calles,
Que las flores estarían a solas
Hablándose entre ellas, si más nadie.

Mes del pasado y del futuro,
Distinto a estos días que transcurren,
Recuerdos que nos llegan, añoramos
Dias que se van en solitario.

A pasos lentos anuncias la partida,
Que ocurrirá después, que Abril se vaya
Más de cuarenta días sin tocarnos
Y un montón de preguntas acumuladas.

Panes y personas…. atención y trabajo 😍 🥖

¿A quien no le gusta el pan? hasta a quienes les hace daño el trigo como a mí, igual les gusta.

Quizás es fácil comprarlo y ya, pero para quienes se disponen a hacerlo, están conscientes de que no podrán obtener lo que esperan, sin antes no haberse ensuciado las manos y que algún rastro de harina quede sobre la ropa.

Todo amerita una elaboración…

Y así como el pan puede ser “a la carta” y simplemente se paga y se obtiene; tal vez existan relaciones. Pero en las que se quiere obtener el mejor resultado, estamos conscientes de que hay que invertir tiempo y trabajo. La intencionalidad manifiesta, no se separa de un objetivo propuesto, y más cuando se trata de personas.

Quizás como el pan, las cosas no salgan en los primeros intentos tal como lo esperamos, pero el que no deserta es quien logra el cometido.

A veces hornear equivale a una que otra quemada, a veces acercarse a alguien con una intención real, nos produzca heridas. Todo dependerá al final, de que tanto queremos ser los que hacen el pan y que tanto nos importa la persona a quien destinamos nuestra atención.

Ya me contarás, como te va con el pan… y si te atreves a ser del que pone sus manos en la masa, para darle de tu atención y fuerza y obtener el resultado que quieres. Con la otra persona… igual .