Perdidos… conjugando el verbo

Te perdí, me perdí en el camino perdidos andamos.

Quedarme si ti, ha sido el vacío al que siempre le temía, pero que escondía de buena gana.

Era mi egoísmo de saberme vacía, aunque contigo nunca tuve compañía.

Me perdí, te perdí, nos perdimos, pero es que siempre hubo una gran nada entre nosotros, y ahora siento que es ella quien me abraza mirándome a los ojos, fijamente.

No sabíamos de “nosotros” no hubo eso, pero tampoco “tú y yo”, ya que el verbo, el adjetivo y la oración de todos los párrafos de mi vida eras “tú” y yo solo repetía esa misma oración, del viejo párrafo en el libro de siempre, en una vida dejo de ser mía.

Por eso me perdí, te perdí, y estamos perdidos, porque no había un camino donde encontrarnos; y las brújulas no sirven, porque no hay lugar de destino que nos espere… a ti, a mi, a ese nosotros inexistente.

Un laberinto conocido se abrió ante mi, me tragó, al fin algo o alguien tuvo el valor de desgarrarme por dentro y de una sola vez, entonces te vi… o dicho de una manera más real, te deje de ver.

Entonces comprendí que estabas perdido; perdido de mi vida, de mis manos, de cualquier cosa que quisiera unirte conmigo.

Y sigues igual, con las brújulas en todos lados, creyendo que vas a alguna parte; y vas…

Sigues sin mi, y ni siquiera te das cuenta, que me perdí, y estoy perdida… y quizás es la mejor estación que me ha tocado

El no saber por donde vas, que estés perdido de mi, mientras extraño lo que no tuve, y esa es la manera más sincera de estar perdida.

Perdido de mi, perdida de ti; perdidos de un nosotros que no existe.

Aplauso a nosotros, que estamos perdidos, y que si todo ocurre como debe ser, no recobraremos ya más nunca, algún camino.

Perdidos, pero sin siquiera sentir dolor por eso. Es lo más triste. Sólo conjugando el verbo…

2 comentarios en “Perdidos… conjugando el verbo

  1. Perdidos… del otro.
    Encontrados de nosotros, de la imaginación de sentir el amor, de pensarlo y sentirlo, ese que va más allá de los cuerpos y está en todos lados.
    Encontrados de la vida, de saber que es plena y nos ofrece si dejamos de lamentarnos.
    Perdidos, de sensaciones porque queremos.
    Lo que es verdadero nunca se pierde, porque no necesita encontrarse, sucede.
    El amor perdura siempre, siempre mantenido en el corazón, pueden cambiar algunas personas, pero el amor permanece.
    Nada más bonito que encontrar a alguien de carne y hueso, que nos haga vibrar y ser mejores, que nos permita volar y al que no nos aferremos sino que lo disfrutemos, nos disfrutemos.
    Nada más bonito que mantener nuestras musas, nuestra inspiración, nada más hermoso que saber que estamos, que somos seres completos, que venimos a compartir no a encontrar medias naranjas ni mitades de nada.
    Perdidos… de nosotros mismos que no de otros,
    Encontrados a la vida, a disfrutar en soledad o en compañía y sabernos plenos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s